sábado 02 de marzo de 2024
Cielo claro 26.7ºc | Posadas

El proyecto pone en valor históricas paredes

La antigua casona de Candelaria que hoy es una usina del arte

Los artistas de Tinte Urbano desarrollan en la edificación del siglo XIX un espacio de talleres y otras actividades culturales

domingo 17 de septiembre de 2023 | 6:05hs.
La antigua casona de Candelaria que hoy es  una usina del arte
La artista Valeria Garibotti en el taller de Tinte Urbano. Foto: María Rosa Fernández
La artista Valeria Garibotti en el taller de Tinte Urbano. Foto: María Rosa Fernández

En Candelaria funciona el taller de arte Tinte Urbano, que fue creado con un propósito claro, promover la cultura artística en sus distintas expresiones: pintura, teatro, alfarería, a través de los diversos talleres que funcionan en una casona del siglo XIX en la esquina de avenida Mitre y Belgrano.

Al frente del espacio están la destacada artista plástica y docente Valeria Garibotti y Carlos Nacimiento.

“Tinte Urbano nació en 2017 cuando nos conocimos con Carlos y comenzó nuestra relación de pareja, luego quedamos en crear un centro cultural para promover las distintas maneras de llevar adelante algo que hasta es visto como no importante, cuando en realidad sí lo es por el rol que cumple en la sociedad”, expresó Garibotti.

Y relató que “cuando consolidamos el proyecto surgió la idea de que se materialice en este edificio que data del siglo XIX y es una construcción que heredó mi pareja de sus abuelos paternos”.

Además, describió que montar el proyecto de arte en la añosa casa “tiene como objetivo poner en valor este lugar histórico, que creemos que ha sido algún almacén de ramos generales o algo similar que se acostumbraba en la época, por las características de la construcción ya que no posee habitaciones, sólo un salón grande y uno más pequeño con un importante patio”,

La artista explicó que el espacio se está acondicionando “a pulmón” y con el cuidado “para que no pierda lo original”.

Y se adentró en el significado de Tinte Urbano, “decidimos ese nombre por lo que expresa, justamente el tinte, la pintura, colorear, dar vida, los blancos y negro o grises. Básicamente es un emprendimiento familiar. Nos dedicamos al muralismo, a hacer murales en todo tipo de superficies promocionando todo lo que son las artes plásticas, el arte social, el arte urbano”.

En este punto, manifestó que “en mi caso me gusta más el arte en la calle, interactuar con la gente, incluso en muchos de mis trabajos  cambio la idea original del bosquejo porque soy de escuchar a las personas e incorporar las ideas que me aportan, así las pinturas se transforman en obras que llevan también la mirada de la gente”.

Incentivar al arte

La muralista indicó que desde el proyecto de Tinte Urbano se incentiva a que más personas “se sumerjan” en el mundo del arte, especialmente en una actualidad  donde reina lo tecnológico.

“El arte es muy importante para volver a la creatividad, para el desarrollo mental, porque internet es una herramienta muy importante sin dudas, pero en muchos casos hay que buscar la forma de volver a la realidad”, sostuvo Garibotti. 

En este marco, realizar actividades artísticas, sobre todo los niños y jóvenes -según consignó- ayuda a que desarrollen sus capacidades de creatividad. “En nuestro centro recibimos a todas las personas que se interesen por el arte”, destacó.

Testigo de la historia

El taller de arte funciona así en un edificio muy antiguo, cuya estampa abre la imaginación y transporta  al pasado, cuando Candelaria era sólo un puñado de habitantes. Y entre esos pioneros estaban los Nacimiento, familia de artistas en distintos rubros. Uno de sus más recordados descendientes fue Garrincha Nacimiento, jugador de fútbol ya fallecido y cuyo hijo es Carlos Nacimiento.

“En este lugar vivieron mis abuelos, mis padres y sin dudas mis bisabuelos, ya que es un edificio que tiene muchos años , es una bendición este lugar”, expresó Carlos a El Territorio.

En cuanto al trabajo de puesta en valor de la histórica edificación, puntualizó: “Lo encaramos sin modificar la estructura original, tratando de conservar el diseño, la infraestructura, la originalidad y todo esto deriva en el rescate y preservación de la historia de nuestra ciudad”.

 La casa toma nuevo ritmo entre pinturas, paletas, pinceles y los talleres de puertas abiertas, “el rescate lo hacemos con esfuerzo, no recibimos ninguna ayuda y estamos orgullosos porque hacía falta un espacio de arte en Candelaria”, precisó Nacimiento.

 

Informe de domingo

Espacios de encuentro para el arte y la comunidad

Mbopí irradia el arte en Eldorado

ArteRoga, un faro creativo en Puerto Iguazú

La biblioteca guardiana de la cultura en San Pedro

Fomentar el arte y el convite, ejes de una apuesta que crece a pulmón

Un espacio pensado para compartir en comunidad

Vórtix: para la ley, el primer espacio cultural de Misiones

La antigua casona de Candelaria que hoy es una usina del arte

El jardín de los sueños cumplidos

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias