sábado 13 de abril de 2024
Tormenta con lluvia ligera 25.7ºc | Posadas

El emprendedor apuesta a llegar a otros lugares con sus productos

Innovar, sorprender y expandir horizontes desde Misiones

Ignacio Olazarri desarrolla su línea de bebidas alcohólicas con sello personal, como el vodka especiado con caramelo y un licor de Navidad que estará listo en diciembre

domingo 05 de noviembre de 2023 | 6:05hs.
Innovar, sorprender y expandir horizontes desde Misiones
Olazarri prepara una mezcla con mantecol para integrar al licor de Navidad. Fotos: Esteban González
Olazarri prepara una mezcla con mantecol para integrar al licor de Navidad. Fotos: Esteban González

Ignacio Olazarri (42) lleva adelante su  propósito de desarrollar y comercializar su propia línea de bebidas alcohólicas elaboradas de forma artesanal.

El emprendedor, es oriundo de Corrientes, tuvo su paso por Posadas y hace dos años se radicó en Jardín América. Es un apasionado de la cocina que según contó siempre busca nuevas recetas y desafíos  por lo que hace un tiempo está incursionando en la fabricación de licores caseros y otras bebidas espirituosas.         

“Siempre me gustó innovar en la cocina, en mi adolescencia trabajé en una rotisería familiar y siempre se buscaba hacer un producto que la gente conocía, pero de manera distinta”, explicó acerca de su modo de conjugar técnicas e ingredientes con un sello personal.

Un regalo y una idea   

Acerca de su proyecto de elaborar bebidas alcohólicas, recordó que surgió cuando le regalaron ciruelas y en su búsqueda por aprovechar la fruta comenzó a indagar sobre la preparación de licor.   

“Me regalaron una gran cantidad de ciruelas, las quise aprovechar de una forma diferente a la tradicional mermelada, busqué qué podía hacer y así surgió la iniciativa de hacer un licor especial”, destacó en entrevista con El Territorio.

Según detalló la primera producción fue muy elogiada y luego de la pandemia se dedicó a elaborar hidromiel. Para eso, se capacitó con cursos online y fue adquiriendo nuevas recetas que comenzó a probar.

Para aprovechar las frutas que le regalaron, comenzó a hacer licor.

En la actualidad Olazarri trabaja en dos productos. En primer lugar, un licor de Navidad, inspirado en el licor homónimom español pero adaptado al paladar argentino, en ves de turrón español, tendrá mantecol. Y, por otro lado, prepara un vodka tridestilado infusionado con caramelo que requiere, como el anterior, 30 días de preparación.

“Lo gratificante es personal, en primera instancia disfruto el proceso creativo tanto como la elaboración. Poder llevar a la realidad, comprobar si las ideas funcionan”, expresó sobre la concreción de su proyecto. “También es lindo poder compartir con las personas algo nuevo que los sorprenda y disfruten, en un momento en que se cree que ya no hay lugar para la innovación. Eso es incomparable”, refirió.

A su vez, comentó que la mayor dificultad que encuentra es la variación constante de los precios de los insumos, sumado a la frecuente falta de disponibilidad. 

Sin embargo, lo que empezó como un hobby para compartir con familia y amigos se tornó una aventura desafiante que ya está en marcha. Para diciembre prevé la primera partida de licor de navidad a la venta para que poder formar parte de los brindis de fin de año.  

“Esperamos que el licor de Navidad sea muy bien recibido, no sólo porque no se parece en absoluto a lo que se ofrece en el mercado y tiene un muy rico sabor, sino porque  se puede disfutar en el transcurso de todo el año también”.

Ampliar la producción

Olazarri destacó que su objetivo es crecer en su nuevo emprendimiento y mantener la calidad y atención y describió que, “las cosas buenas llevan su tiempo y poder respetar el proceso lleva a buenos resultados”.

Otra de las metas que busca para sus productos es que la innovación en la oferta y la variedad sean sinónimo de su marca y proyecta una producción a mayor escala para el año que viene, tal como adelantó. 

“Realmente sería un placer entrar en el mercado extranjero, llevar la bandera de Misiones y Argentina a otras partes. Por eso trabajo con varias ideas, como por ejemplo el año que viene quiero tener listo un licor de hierbas”, resaltó y detalló que esta bebida se trata de una combinación de hierbas digestivas, maceradas por seis meses, combinadas con azúcar mascabo artesanal.

“Quise hacer mi propia receta del conocido licor alemán  (Jaggermeister), con menos graduación alcohólica que el original, lo que tiene como ventaja que se puede consumir a temperatura ambiente y es mucho más grato al paladar”, sostuvo Olazarri sobre su búsqueda de personalizar sabores.  

Creatividad e investigación sumados al gran amor por la cocina que adquirió desde joven y el trabajo familiar resultan un motor para Ignacio que apunta a expandir horizontes con su producción de bebidas.

Tal como refiere el inquieto maestro de oratoria, en su  trabajo y en sus productos busca expresar sus propias ideas con compromiso, dedicación y profesionalidad. La meta es sorprender con sabores nuevos, poder llegar desde amigos y familia, hasta desconocidos lejanos.

 

Informe de domingo

Brindar con sabores hechos en casa

Un corazón lleno de sabores para el dar rienda suelta al gin misionero

Innovar, sorprender y expandir horizontes desde Misiones

El monte sabe a fernet

Mantener viva la tradición familiar elaborando caña

Licores con sabor autóctono y un valor agregado a las frutas nativas

Hidromiel, elixir de los vikingos

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias