Opinión

De aquella proeza de ingeniería a la actualidad

domingo 06 de agosto de 2023 | 6:05hs.
De aquella proeza de ingeniería a la actualidad
De aquella proeza de ingeniería a la actualidad

La realidad es que las soluciones constructivas utilizadas en estas importantes edificaciones se continúan utilizando hoy día, por ejemplo, las vigas multilaminadas (compuestas por tablas unidas entre sí). Las vigas multilaminadas curvas fueron una proeza de la ingeniería para ese momento. En esa época se unían con clavos y hoy día con adhesivos.

Luego, al desarrollarse el hormigón armado, hubo un auge en el uso de este material para las grandes estructuras, en nuestro país como en todo el mundo, dejando la madera a un lado.

Hoy en día se ha retomado el uso de la madera en este tipo de edificaciones, principalmente en los países del primer mundo. Además de sus ventajas como material natural, ecológico, renovable, almacén de carbono, entre otras características, se ha impuesto por una cuestión de seguridad ante incendios y terremotos, contrariamente a lo que intuitivamente pueda suponerse por ser un material inflamable.

La madera es un material que prácticamente no pierde sus propiedades resistentes por la incidencia directa del fuego en la porción de la sección de la pieza que aún no ha sido efectivamente quemada. Es más, la parte carbonizada actúa como un aislante a la combustión del resto de la pieza que aún no ha sido afectada.

Esto da tiempo a una eventual evacuación del edificio antes de su efectivo colapso si el incendio no ha podido ser extinguido, contrariamente a lo que ocurre con una estructura de hormigón armado, donde el acero se calienta y modifica sus propiedades, ocasionando el colapso del edificio, muchas veces sin habernos enterado de que se había originado un incendio.

Gigantes de madera en Misiones Obras emblemáticas en la ciudad de Eldorado El plan descontinuado que impregnó de madera los edificios públicos Una herencia japonesa y el valor agregado del bambú Busca posicionar casas de madera con un valor histórico y cultural El siglo XXI es de la madera La fábrica de casas alberga un enorme potencial pero la demanda sigue en baja

Temas de esta nota
¿Que opinión tenés sobre esta nota?