Panorama complejo en el sector forestal misionero

La fábrica de casas alberga un enorme potencial pero la demanda sigue en baja

Los madereros afirman que hay una caída en la producción e insisten al gobierno nacional con medidas que incluyan a la madera en las construcciones públicas
domingo 06 de agosto de 2023 | 6:05hs.
La fábrica de casas alberga un enorme potencial pero la demanda sigue en baja
La fábrica de casas alberga un enorme potencial pero la demanda sigue en baja

El sector forestal viene atravesando un panorama bastante complejo, con un mercado interno caído en Argentina y un mercado externo demasiado acotado y con mucha competencia. En Misiones, los madereros coinciden en el potencial que tiene la actividad para realizar obras de envergadura, aunque aún el campo de las viviendas y edificios no se ha abierto del todo.

Al respecto, el presidente de la Confederación Económica de Misiones y referente forestal, Guillermo Fachinello, indicó a El Territorio que lo que refiere a la construcción necesariamente depende de decisiones políticas, que incluyan en las licitaciones provinciales financiadas por Nación, el uso de techos, aberturas y cielorrasos de madera, para después ir logrando la construcción total en madera.

“El gran problema de la parte privada es la financiación, que no la tenemos, y con esta inflación es muy difícil conseguir una tasa que sea beneficiosa. Tenemos un déficit habitacional tremendo, pero el poder adquisitivo de la gente es cada vez más escaso, por eso insistimos en las políticas públicas”, dijo.

Sobre el panorama actual de la construcción, Fachinello contó que se están licitando 100 viviendas “gracias al gobierno de la provincia de Misiones, que siempre nos da trabajo, pero también depende del gobierno nacional. Estamos en caída y tenemos que buscar alternativas para buscar nuestra producción”.

Fábrica de casas
Fachinello remarcó que en la fábrica de casas de madera, que se encuentra en Posadas, se están realizando prototipos nuevos para mantener a los trabajadores, aunque la demanda en general está siendo muy baja. “Estamos trabajando en un plan de viviendas para la comunidad mbya y con eso estamos manteniendo la fábrica para no cerrarla. Tiene aproximadamente 40 empleados, pero además, tiene proveedores que también tienen empleados; hace mover toda la cadena productiva, no sólo de la madera sino de la construcción como ferretería, plomeros, electricistas”, adujo. Contó que “fuimos a ver otras fábricas en otros países y ya están construyendo edificios de tres o cuatro pisos, como en San Pablo. Esa fábrica trabaja 24 horas para paliar el déficit habitacional que hay allá”.

“Nosotros tenemos la tecnología, la gente, la materia prima, ponemos en marcha esto y trabajamos todos. La fábrica está preparada para construir de esa manera. Acá en Misiones deberíamos comenzar a pensar en el desarrollo del turismo de cabañas, miradores, paradores, hay un abanico tan importante”, manifestó.

Y sostuvo: “esperemos que el trabajo sea más fluido, una vez que tengamos un posicionamiento importante va a caminar sólo. Ahora estamos todos trabajando para sostener las empresas solamente”.

 

El mercado interno y externo en la mira

El presidente de la Federación Argentina de la Industria Maderera y Afines (Faima), Román Queiroz, realizó un balance de la situación actual del sector forestal, tanto en el mercado interno como en las exportaciones. “El mercado externo está caído si lo comparamos con los años anteriores, tras la pandemia había sido récord. Ahora el dólar a $340 ayuda un poco más, como también la quita de retenciones. Pero además, el mercado externo tiene otras características hoy, como que el mundo está sobrestockeado de productos y no hay una gran demanda, y el dólar no es competitivo”, mencionó.

Queiroz indicó que muchos países a los que se les vendía en gran cantidad fueron bajando la demanda, lo que impacta en Misiones, pues era la que más exportaba del sector. “Muebles muy poco se vende afuera, lo que es madera con primera o segunda transformación se vende mayormente a Estados Unidos; también Centroamérica está siendo un destino bastante importante, viene creciendo mucho, y luego un poco en menor medida a Asia. Pero el 95% se reparten entre Estados Unidos y Centroamérica”, acotó.

Y resaltó que algunas empresas siguen exportando solamente para sostener el cliente. “Antes enviaban 20 contenedores y hoy mandan cuatro, sólo para mantener el mercado”.

Mercado interno
En cuanto al comercio interno, aseveró que “está caído, estamos haciendo una encuesta en Faima y comparando también con años anteriores. Los plazos de pagos se están haciendo de nuevo largos, a 90, 120 días. Hay aserraderos que bajaron su producción o con galpones con mucho stock de madera”.

Para evitar reducciones de personal, y en acuerdo con el sindicato, lo que se hace es bajar las horas de trabajo. Las industrias que antes hacían horas extras, ya nos las hacen; y otras incluso bajaron sus horas fijas diarias. “No se está trabajando al 100%”, sostuvo.

“Con Faima somos muy federales y tenemos cámaras en todo el país, entonces es un buen termómetro para saber lo que pasa a nivel nacional. En las reuniones de la comisión directiva, notamos que todos hablan de una caída con respecto al año pasado, de un 20%, otros de un 30% e incluso de un 40%. Entonces hicimos una encuesta para determinar la caída real y ver qué sectores y qué regiones están en mayor caída. La provincia de Misiones está entre las que más cayeron”, adelantó.

Gigantes de madera en Misiones Obras emblemáticas en la ciudad de Eldorado El plan descontinuado que impregnó de madera los edificios públicos Una herencia japonesa y el valor agregado del bambú Busca posicionar casas de madera con un valor histórico y cultural El siglo XXI es de la madera De aquella proeza de ingeniería a la actualidad

Temas de esta nota
¿Que opinión tenés sobre esta nota?