jueves 19 de mayo de 2022
Nubes dispersas 13.7ºc | Posadas

Desde la Dirección de Discapacidad

De padecer a trabajar por una mayor accesibilidad en Alem

Mario Lucero se refirió a la importancia de trabajar en la inclusión y la desestigmatización de la sociedad

domingo 03 de abril de 2022 | 6:05hs.
De padecer a trabajar por una mayor accesibilidad en Alem
Lucero está al frente del área de Discapacidad en Alem. Foto: Horacio Ortiz
Lucero está al frente del área de Discapacidad en Alem. Foto: Horacio Ortiz

Miedo, falta de empatía o educación emocional de la sociedad son las barreras más difíciles de sortear por las personas con discapacidad, según los testimonios y por los que muchos de ellos ni siquiera quieren figurar en listas o estadísticas. La inserción de niños y jóvenes en las escuelas sin la preparación de todos los habitantes de las comunidades educativas también termina siendo más un problema que en beneficio.

Un diálogo sin filtros con muchos niños y jóvenes muestran que más allá de tratar de cumplir con las normas que les imponen desde sus escuelas para incluir a compañeros de grado o curso que padecen algún tipo de discapacidad no han sido preparados emocionalmente para entender.

Un grupo de alumnas que comparten el curso de un colegio secundario local, por ejemplo, se preguntaban, pese a sentir un gran aprecio por el involucrado, por qué los ponen junto a quienes tienen dificultad de entender, sin saber que por ejemplo un chico que padece algún retraso simplemente capta y entiende en otros tiempos u otras formas y refleja la dura realidad que les toca vivir a quienes padecen algún grado de discapacidad, cualquiera sea ella.

De padecer a hacer
La Municipalidad de Leandro N. Alem es una de las pocas comunas que tiene una dirección específica sobre el tema y está a cargo de Mario Lucero, de 34 años y que presenta una discapacidad motriz de nacimiento. Pasó sus primeros años en Córdoba hasta que por razones familiares se asentó en Alem, donde transitó su educación primaria, media y superior.

“Cuando hablamos de accesibilidad del discapacitado es algo muy amplio y no sólo las escuelas sino la gran mayoría de los organismos públicos no están preparados por ejemplo para quienes andamos en sillas de ruedas por la cantidad de escaleras, pero también para el ciego y otros”, dijo quien desde hace nueve años tomó el desafío de asumir como funcionario municipal de discapacidad, cargo desde el que intenta trabajar por esta franja de la población.

Uno de los impedimentos que dice tener Lucero viene de las propias personas con discapacidad o sus familias, “a quienes les convocamos siempre, pero es muy difícil elaborar un censo de personas con discapacidad”.

Añadió que “han sido muchas veces vapuleadas y se cansan de los trámites, así que le tienen reticencia a participar de estas listas, pero sin ellas no podemos elaborar proyectos amplios y defenderlos ante las autoridades”.

Respecto a su actividad, sostiene: “Hemos podido hacer algunas cosas, como por ejemplo que tengan en cuenta la construcción de rampas en las esquinas, ya hace varios años llevamos a cabo cursos de lenguaje de señas que siempre son un éxito en cantidad de personas, pero falta mucho y sobre todo que quienes tienen el poder de decisión nos escuchen y sepan que podemos tener buenas ideas”.

Acceder para incluir
Según Lucero, hay distintos impedimentos para el acceso, por ejemplo en la comunicación: “No hay conciencia de los medios que, por ejemplo, en la televisión una persona sorda no lo pude seguir porque no hay lenguaje de señas”.

Por ultimo, reiteró que convoca a todos los discapacitados o sus familiares que se acerquen a sus oficinas que funciona en el Centro Integrador Comunitario (CIC) durante todas las mañanas.

 

Convocan a trabajar en una nueva ley a nivel nacional

Aunque la Argentina ya cuenta con una ley de discapacidad, el presidente de la Nación, Alberto Fernández, anunció en la apertura de sesiones del Congreso que enviará otro proyecto. La actual es la ley 22.431, publicada en 1981 durante la dictadura militar y tiene una mirada médica, paternalista y sobreprotectora, según los especialistas. Ahora se busca una ley de derechos humanos, con perspectiva de género, interseccional e intercultural, que se ampare en los lineamientos del modelo social que entiende a la persona primero como persona en el reconocimiento de sus derechos humanos, civiles, políticos y de libertades fundamentales.

Para elaborar esa iniciativa se hizo, mediante el Boletín Oficial de la Nación, una convocatoria abierta, participativa, plural y federal, que comenzó el 21 de marzo último y se extenderá hasta el 25 de mayo, para la recepción de aportes, opiniones, e informaciones por parte de la sociedad civil, personas con discapacidad y sus familias, organizaciones de y para personas con discapacidad, organismos públicos cuyas competencias funcionales se vinculen con la temática.

Fernando Galarraga, director de la Agencia Nacional de Discapacidad (Andis), se refirió a lo que se apunta con una nueva ley de discapacidad. “Básicamente plasma un nuevo modelo que está vigente hoy en todo el mundo y que fue ratificado por la Argentina con la Convención de los Derechos por la Discapacidad en el 2008 y adquirió rango constitucional en el 2014, y que pone foco en la persona, ver a la persona como sujeto de derechos y no de cuidados permanentes, tal como establece la actual ley 22.431, de Sistema de Protección Integral de los Discapacitados, sancionada y promulgada en 1981, durante la última dictadura cívico-militar”.

El Registro Nacional de Personas con Discapacidad, al mes de marzo, señala que hay un total de 1.503.779 personas con Certificado Único de Discapacidad (CUD) vigente en todo el país. “De acuerdo a los Certificados Únicos de Discapacidad que entregamos, estamos en el orden de 1,5 millones, aunque las proyecciones hablan de entre 4 y 5 millones”, dijo Galarraga. La falta de un número exacto de personas con discapacidad en el país, representa otro obstáculo a revertir. De hecho, también en los últimos días se generó polémica en torno a no incluir de manera directa la discapacidad en el Censo 2022. Medios nacionales estiman que entre el 10% y el 15% de la población argentina tiene algún tipo de discapacidad, pero en el Censo 2022 no se hacen ningún tipo de preguntas directas sobre ello.

 

Prevalencias

El Certificado Único de Discapacidad también da cuenta de las principales prevalencias.

Del registro surge que el 26% de los certificados, son personas con discapacidad físico-motriz: casi el 9% son de origen sensorial auditivo; 5%, de origen sensorial visual; 7%, físico visceral.

El 8,6% reporta discapacidad intelectual y casi 24%, discapacidad de origen mental.

Pero hay un 19% de personas que tienen discapacidad con más de un tipo de origen.

 

Barreras urbanas que restringen la libertad de las personas con discapacidad Las dificultades que diariamente deben afrontar las personas ciegas Relato de vida en primera persona Conservar la autonomía y libertad pese a los obstáculos urbanos Puerto Iguazú, un destino turístico mundial que es poco inclusivo “Lo que me limita es la falta de infraestructura” “Eldorado es una ciudad inaccesible” Moverse en silla de ruedas en Puerto Rico es una desafío diario Plan de movilidad y veredas táctiles en la avenida 9 de Julio

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias