miércoles 01 de diciembre de 2021
Cielo claro 22ºc | Posadas

Comercios tradicionales que sobrevivieron a todo

En distintos municipios de la tierra colorada hay locales de diversos rubros que se pusieron en marcha entre principios y mediados del siglo XX y supieron adaptarse a los tiempos que corren. Resistieron a las grandes crisis. El objetivo: mantener vivo el legado de padres y abuelos

domingo 07 de noviembre de 2021 | 6:08hs.
Comercios tradicionales que sobrevivieron a todo
Foto: Federico GrossMientras algunos negocios históricos se modernizaron por completo, otros conservan la esencia de antaño, como la despensa y bar Zembreski, en Apóstoles, un emprendimiento familiar con más de 60 años de existencia.
Foto: Federico GrossMientras algunos negocios históricos se modernizaron por completo, otros conservan la esencia de antaño, como la despensa y bar Zembreski, en Apóstoles, un emprendimiento familiar con más de 60 años de existencia.

Voy contemplando cómo pasa el tiempo. Al mismo tiempo, rápido y lento. Mezcla de dualidad y cinismo. Miro el reloj y me dice ‘ahora mismo’. Sé que ni un segundo va a devolverme, reza el fragmento de una canción del Cuarteto de Nos cuyo título resume una expresión que surge de vez en cuando: Cómo pasa el tiempo. Y el tiempo pasó y todo cambió. O casi todo.

En el ejercicio de la comparación se dimensiona cómo pasó el tiempo, aplicable a cualquier ámbito. Y en el afán de hacer un recorte, las ciudades son un caso testigo. Es que a lo largo de los años modificaron su arquitectura, se fueron expandiendo, modernizándose. Las imágenes que ofrecen no son las mismas. Por ejemplo, los centros de las ciudades son completamente distintos que hace cinco, diez o 50 años. Y un indicador de esas metamorfosis son los negocios. En el transitar por las ciudades, ese negocio que pasamos en un determinado momento del tiempo, hoy ya no está presente.

Pero hay otros que sí, que siguen en pie, indistintamente del período de comparación. Casos hay muchos. Y en este informe de domingo, El Territorio indagó en algunas de las historias de esos negocios que son testigos del progreso de las principales ciudades misioneras.

Pese a todos los contratiempos y desafíos que traen consigo el paso del tiempo, resistieron y aún aguantan. Verdaderos resilientes. La vigencia y el mantener viva la memoria de lo que con esfuerzo fundaron padres y abuelos, amigos o socios son las banderas que alzan quienes están actualmente al frente o que alguna vez lo hicieron.

Por ejemplo, en Posadas hay dos bares que se montaron con dos décadas de diferencia y ambos se convirtieron en íconos de la gastronomía, como lo son el Bar Español y La Estrella. Desde sus respectivas ubicaciones, albergaron a un sinfín de clientes y fueron escenarios de charlas, encuentros, citas y, sobre todas las cosas, testigos de cómo a su alrededor todo cambió pero ellos resistieron (ver páginas 4 y 5).

Otro caso es de la panadería Posceres, que va rumbo a los 100 años de historia (ver página 6). En estos tres casos, conservan rasgos de sus orígenes, casi como si permanecieran intactos.

En Oberá, un eslogan de décadas atrás se mantiene más vigente que nunca: “Casa Wurm: donde no hay lo que no hay”. Un emprendimiento que está más vivo que nunca, en el afán de mantener el legado  y los valores de Erich, su fundador (ver página 11).

Iguazú, que es sinónimo de turismo, aún cuenta con el primer hotel que va rumbo a las bodas de titanio. Un concepto merecedor, ya que soportó la crisis de la pandemia por el coronavirus que lo obligó a cerrar por unos meses y ahora apunta a recuperarse (ver página 10).

Eldorado también tiene su lugar testigo del progreso. La concesionaria Lowe, que creció con el paso de las décadas y, al mismo tiempo, vivió tiempos compulsivos que trajo consigo la Segunda Guerra Mundial y las crisis tan frecuentes de la Argentina (ver página 12)

En Apóstoles, un pequeño polirubro que comenzó a funcionar hace tres décadas y conserva características de aquellos años, pero adaptándose a las demandas actuales. La misma premisa lleva al frente una depensa-bar, que con orgullo ya transita sus 60 años de vida (ver páginas 8 y 9).

Y en Montecarlo, la actual Cooperativa Agrícola fue uno de los primeros negocios de ramos generales de la comuna, vigente desde 1930 (ver página 7).

Hay más negocios históricos en todos los municipios. La lista es larga. No obstante, aquí se hizo la selección de algunos que son clásicos.Posiblemente, en la memoria de cada uno surgirán otros nombres o se reconocerán otros tantos para citar.

Dicen que el tiempo y el olvido son hermanos gemelos. Que el tiempo es oro, señala otra parte de la canción del Cuarteto de Nos. Las siguientes páginas apuntan a recobrar el valor del tiempo de aquellos negocios que fueron testigos del progreso en suelo misionero. 

 

Apertura de fronteras

Negocios testigos del progreso

La panadería más antigua que acompañó el desarrollo posadeño

La cooperativa de Montecarlo se alzó como un gran eslabón social

Un polirrubro que creció pensando en las necesidades de su público

Una despensa-bar orgullosa de sus años

El turismo marcó el camino para abrir el primer hotel en Puerto Iguazú

Valores e impronta familiar para alcanzar 75 años de vigencia comercial

Lowe fue la primera concesionaria de Eldorado y lleva 87 años de vida

Desde hace 50 años, Lar Inmobiliaria acompaña el desarrollo de la ciudad

Un clásico bar del centro posadeño que mantiene su esencia desde 1958

Rebollo, el espectador de los cambios en la Uruguay y Mitre

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias