miércoles 21 de abril de 2021
Cielo claro 28ºc | Posadas

Entrevista a la médica infectóloga Florencia Cahn

"En pandemia la presencialidad debe equilibrarse con el cuidado de la salud"

Se refiere a mitos y verdades que rondan a niños y jóvenes en relación al Covid-19. La importancia de volver a las aulas pero respetando la realidad de cada familia

domingo 28 de febrero de 2021 | 6:05hs.
"En pandemia la presencialidad debe equilibrarse con el cuidado de la salud"
Niños y jóvenes transitan la enfermedad sin síntomas. Foto: Marcelo Rodríguez
Niños y jóvenes transitan la enfermedad sin síntomas. Foto: Marcelo Rodríguez

El comienzo de las clases presenciales en medio de una  pandemia de coronavirus  requiere que toda la población esté informada sobre lo que se podrá y no podrá hacer en las escuelas, para garantizar dos derechos fundamentales de la población: el acceso a la educación y la protección de la salud.

Por ese motivo El Territorio entrevistó a la doctora Florencia Cahn, que junto a su padre Pedro Cahn forman parte del equipo de expertos que desde el inicio de la pandemia asesora al presidente de la Nación, Alberto Fernández,  en las medidas a tomar para mitigar el impacto de esta enfermedad en la población.

La doctora Cahn, que además es la presidenta de la Sociedad Argentina de Vacunología y Epidemiología, brindó información valiosa para volver a las aulas de manera segura porque ante la lentitud del proceso vacunatorio y la necesidad de revincular a los estudiantes con la escuela, lo más importante es estar informado sobre qué hacer para cuando se abran las escuelas.

Lo que sigue es el verdadero o falso a tener en cuenta para empezar a preparar los guardapolvos y las mochilas, para el regreso a las aulas con el barbijo puesto.

¿Es verdad que los niños y los jóvenes son súper contagiadores del Covid-19?

Falso. Esa información que circuló al inicio de la pandemia no es verdadera. Todas las personas, independientemente de su edad tienen la misma chance de contagiar. No hay niños ni jóvenes súper contagiadores. Lo que hay son personas, que, independientemente de su edad, pueden comportarse como súper contagiadores porque tienen mayor carga viral.

¿Es más común cursar del Covid-19 como asintomático, es decir sin ningún síntoma, en los niños y jóvenes que en los adultos?

Verdadero. Lo que se sabe es que los niños y jóvenes sanos, que no tengan alguna patología de base, cursan la enfermedad de una manera más leve y muchas veces asintomática que los adultos mayores.

¿Es necesario seguir limpiando con alcohol las superficies, cuando ahora se sabe que el virus Sars-Cov-2 se transmite sólo por aire?

Es verdadero que el  Sars-Cov-2 se transmite predominantemente a través del aire por personas que hablan, respiran, tosen o estornudan y exhalan gotas grandes y pequeñas partículas llamadas aerosoles. Eso no significa que esté contraindicado seguir desinfectando las superficies. Pero el foco hay que ponerlo en el distanciamiento físico entre las personas, la buena ventilación de los ambientes, el uso correcto del tapaboca cubriendo nariz, boca y mentón.

¿Es posible que con el regreso a las escuelas se repita la curva de contagios empezando por las escuelas de las grandes ciudades?

No lo sabemos con certeza. La verdad es que hoy se sabe mucho más sobre este virus de lo que sabíamos hace un año cuando empezó la pandemia. Pero aún no se sabe todo y la ciencia siempre sigue investigando para tener evidencia suficiente. Es posible que aquellas escuelas con mayor población o emplazadas en ciudades estén más expuestas porque justamente en los lugares donde más se mueve gente hay más posibilidades de contagios que en los lugares menos poblados.

¿Qué le decís a una mamá o un papá que están preocupados porque aún no saben si mandar o no a su hijo a la escuela por temor al Covid-19?

Hay que saber que la educación de los hijos es fundamental y que la educación presencial es importante para el desarrollo armónico de niños y jóvenes que necesitan no sólo aprender contenidos educativos sino relacionarse con sus pares y practicar la convivencia social en un ámbito fuera del hogar y para eso nada mejor que la escuela. Por eso la presencia física de los chicos en la escuela es fundamental. Ahora como estamos en una pandemia, esa presencialidad se debe equilibrar con otra cuestión fundamental que es el cuidado de la salud, por eso creo que cada familia deberá evaluar su situación específica, la realidad de su barrio, y de la escuela a la que van sus hijos.

El protocolo para evitar el Covid-19 en las aulas, va a dejar al descubierto las distintas realidades sociales de las escuelas. Así como en la virtualidad el acceso a internet mostró la brecha digital, el regreso a la presencialidad va a mostrar ahora las deficiencias edilicias por ejemplo de falta de ventilación. ¿Esas diferencias van a afectar más a algunas comunidades educativas que a otras?

Nuestro país es grande y distinto. No es lo mismo el Norte que el Sur. Como tampoco son lo mismo la ciudad de Buenos Aires con las provincias. Cada lugar tiene su propia realidad. Inclusive dentro de una misma provincia también hay muchas diferencias. No es lo mismo, por ejemplo, en el caso de Misiones, la capital Posadas que las ciudades del interior. Por eso el protocolo está preparado para que cada institución se adapte al mismo en diferentes etapas y modalidades. Algunas escuelas dividirán los cursos para que la mitad de los chicos vayan unos días y la otra mitad otros días. Otras harán esa división por contenidos para combinar la presencialidad con la virtualidad. Cada escuela de acuerdo a su situación tendrá su estrategia para recibir a los alumnos y docentes.

Empiezan las clases pero los docentes aún no están vacunados. ¿Que opinión tenés de esa situación?

Sí, esa es otra realidad que hay que tener en cuenta. Las clases ya empezaron en Buenos Aires y van a empezar progresivamente en todo el país con docentes que aún no recibieron la vacuna. Y la falta de vacunación no obedece a que los maestros no se quieren vacunar sino a la poca cantidad de dosis que están llegando al país. Mucho  menos de las que esperábamos, porque obviamente la situación ideal hubiese sido que todos los docentes estén vacunados antes del regreso a las aulas. Pero la realidad es que nosotros no somos fabricantes de vacunas. Las tenemos que comprar en otros países. Y eso hace que hoy no tengamos todas las que realmente necesitamos para nuestra población. Por eso lo recomendable es no exponer a la presencialidad a los docentes de más de 60 años o con patologías de riesgo o embarazadas.

¿El sistema de burbujas en el que se piensa contener a los alumnos no tendría sentido si un mismo docente es el que tiene que enseñar en esas burbujas?

Eso es verdadero. Porque en el sector docente se da el pluriempleo, que también se da en el ámbito de la salud. Que ocurre cuando un docente va de un curso a otro o de una escuela a otra para cumplir diferentes funciones. Entonces ese docente que no está vacunado y que se mueve de esa manera es sin dudas un factor de riesgo.

En Misiones van a empezar las clases presenciales en un momento donde aún no se logró bajar la curva de contagios diarios. ¿Esto significa más peligro de brotes?

Lo que ocurre en Misiones y en otras provincias es que a lo largo de la pandemia se tomó como referente a Buenos Aires y al conurbano bonaerense porque es la región más poblada del país. Entonces las provincias que tienen realidades muy distintas a lo que ocurre acá, muchas veces tomaron las mismas decisiones. Eso se vio tanto en el proceso de cierre y de posterior apertura de actividades. Acá lo fundamental es que cada provincia teniendo en cuenta los lineamientos sanitarios federales, tenga su estrategia sanitaria diseñada para su propio territorio. Cada lugar tiene sus características propias y cada escuela es su propio mundo.

¿Qué evaluación hacés de la campaña de vacunación por Covid-19 en Argentina?

La evaluación en líneas generales es buena, lo que pasa es que viene lenta. Se esperaba para esta altura del año tener 10 millones de personas vacunadas y sabemos que estamos muy lejos aún de esa realidad. Creo que en las próximas semanas se puede acelerar la llegada de nuevos lotes con el objetivo de que antes de que llegue el invierno tengamos vacunada a toda la población de riesgo que son los adultos mayores, la gente con enfermedades de base, los profesionales de la salud y los más expuestos a trabajar con el virus en circulación. 

 

Notas relacinadas

Volver al aula en pandemia

Más provincias definen cómo será su regreso a las escuelas este año

Aumentarán frecuencia de urbanos con el inicio de clases

Formación profesional

Cada nivel plantea diversos desafíos para su matrícula

Panambí: la prioridad será para los chicos con escasa conectividad

Padres deberán sacar turno previo para entrar a la escuela

“Estamos preparando todo para el inicio del ciclo”

Siguen poniendo en condiciones las instituciones en Montecarlo

"En pandemia la presencialidad debe equilibrarse con el cuidado de la salud"

Universitarios continúan reclamando presencialidad

De cuadernos y protocolos

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias