¿Querés recibir nuestras alertas de noticias? Entrá y enterate como recibirlas

Las Brujas vuelan alto con la premisa de la entrega

domingo 11 de junio de 2023 | 6:05hs.

Brujas es cuna de grandes talentos del vóley femenino. Su equipo lleva el sello de excelencia en toda la región NEA y es el único representante de la tierra colorada en animarse a una liga federal.

Pero si bien el nivel en cada competencia maquilla cualquier falencia, detrás del plantel hay un esfuerzo mancomunado y sobre todo muchas horas destinadas al entrenamiento.

La mayoría de las chicas no vive del vóley sino que lo toman como una responsabilidad. La falta de recursos económicos propios, generados por el deporte, hace que cada una dedique gran parte de su día al trabajo o al estudio.

“Es un sacrificio enorme poder ir a entrenar porque lo hacemos de noche y algunas trabajamos a la mañana y toda la tarde. Además tenemos una hora de físico y otra de pelota, se termina tarde”, remarcó Silvana Laczeski, integrante del plantel.

“Todas incluyeron a su rutina el deporte y lo hacen porque también estamos en una categoría de primera más elevada que cualquier otro equipo de la provincia”, siguió.

“Participar de un Federal es un prestigio que se le da al equipo y no podemos desperdiciar ninguna práctica, se necesita constancia, no se puede descansar un solo día. Nosotras entrenamos lo mínimo que deberíamos hacerlo para estar a nivel”, aseguró Silvana.

Brujas tiene su sede en el club Huracán. Allí hacen base en cada entrenamiento los lunes y miércoles de 20 a 22.30 y los viernes de 16 a 18.30.

“El secreto es la actitud dentro de la cancha. Pero todas tienen que dejar sus problemas personales. Es una obligación hacerlo para después rendir el 120% en competencia”.

“Nuestro entrenador nos recalca que si no nos sentimos bien no lo hagamos, necesitamos estar concentradas”, cerró Laczeski, también profesora de Educación Física con horas en distintas escuelas de la capital. Porque para volar alto como las Brujas hay que exigirse.

Deporte y trabajo, el arte de la constancia Un atleta de buena madera Luckmann, el arquero que ataja obstáculos en la vida y sigue adelante Cuando el golf resulta ser el antídoto perfecto Un sacrificio que se convirtió en un estilo de vida Divide su tiempo entre el aula y los entrenamientos

Temas de esta nota
¿Que opinión tenés sobre esta nota?