domingo 14 de abril de 2024
Lluvia ligera 22.9ºc | Posadas

El estadio Ándres Guacurarí fue escenario de partidazos

Crucero irrumpió en la era moderna y se llevó los flashes

Dardo Romero, uno de los ídolos del club, describió en primera persona cómo fueron los encuentros más trascendentales para el Colectivero frente a los grandes

domingo 17 de marzo de 2024 | 6:05hs.
Crucero irrumpió en la era moderna y se llevó los flashes
Dardo, con la camiseta que utilizó frente a Independiente. Foto: Matías Peralta
Dardo, con la camiseta que utilizó frente a Independiente. Foto: Matías Peralta

El 8 de febrero del 2007 Santa Inés se convirtió en el escenario de un encuentro que quedó grabado en la memoria de los fanáticos del fútbol argentino. La cita: Crucero del Norte contra Boca.

Dardo Romero, uno de los ídolos históricos del club misionero, quien se desempeñaba como defensor y consiguió grandes logros en el club, habló con El Territorio y describió cómo fue esa noche mágica.

Con las gradas llenas hasta el tope y los colores vibrantes de los fuegos artificiales pintando el cielo, más de 11 mil personas se congregaron para presenciar un duelo que prometía emociones fuertes. Boca, el equipo con mejor presente en ese momento a nivel nacional e internacional cosechando títulos importantes, con figuras emblemáticas como Martín Palermo, Guillermo Barros Schelotto, Pablo Ledesma y Jesús Dátolo en su once inicial, se enfrentó a un Crucero decidido a dar el golpe.

Aquel partido amistoso fue el escenario para presentar e inaugurar la iluminación del estadio Andrés Guacurarí.

“En el 2007 se inauguró la iluminación del estadio y justamente vino un Boca que en ese momento tenía el mejor plantel de la Argentina. Vinieron cuatro o cinco jugadores del plantel principal y había alguno más que por ahí no recuerdo en este momento. La verdad que para nosotros que estábamos en la cancha fue un orgullo, estaba el estadio lleno, jugar por primera vez en la cancha de noche, se dieron un montón de factores que quedaron marcados para siempre en los que estuvimos ahí, somos parte de esa historia”, describió Romero.

“En ese partido me tocó marcar justamente a Guillermo que jugó el primer tiempo y parte del segundo, después salió y entró un chico de cuarta división. También estaba Palermo y por ese lado como volante estaba Ledesma, así que fue una noche difícil y complicada, pero por suerte salió un lindo partido. Empatamos 1-1 y la gente se fue contenta, feliz y sobre todas las cosas pudo disfrutar de un lindo partido”, comentó el ídolo.

Para el fútbol misionero eso quedó marcado, también para Crucero con la inauguración de los reflectores acá en la cancha completa y empezó a marcar un poco la historia de este equipo que fue avanzando y escalando posiciones en el fútbol argentino.

“Fue un partido histórico porque también uno de los equipos más grandes del país, hacía mucho tiempo que no venía a la provincia, que venga un equipo grande, si bien por ahí era la idea de la inauguración de las luces y era un evento amistoso creo que fue algo espectacular y también como decía fue el inicio de toda la época gloriosa de Crucero, que fueron esos 12 años donde pudimos pasar de la Liga Posadeña hasta llegar a Primera División”, agregó.

Con respecto a si tuvo un encontronazo o entredicho con alguno de los jugadores, el defensor describió que “las pataditas siempre están, en todos los partidos siempre había una patadita, pero como era un partido amistoso por ahí se tomó como tal y tratamos de disfrutar sobre todas las cosas y que salga un lindo espectáculo”.

“En los partidos que Crucero jugaba esos amistosos y después cuando fue ascendiendo en los partidos importantes donde vinieron equipos importantes, la gente siempre acompañó, sobre todas las cosas del interior que sabemos por ahí lo que cuesta venir de lejos a mirar un partido y la gente siempre acompañó, la verdad que no nos podíamos quejar en ese sentido, hemos disfrutado y hemos vivido en esa época dorada de la mejor manera”, mencionó.

Al finalizar el partido, el momento cumbre de la noche fue la confirmación de la vuelta de Juan Román Riquelme, anunciada por el propio Macri durante el entretiempo, desatando la euforia entre los hinchas boquenses. Ese mismo año el club xeneize se quedaría nuevamente con la Copa Libertadores.

Independiente cayó en Misiones

El exdefensor Dardo Romero, quien ahora se desempeña en el cargo de presidente de la institución, recordó cómo fue ese encuentro tan especial.

“La verdad que de ese partido tengo muchos buenos recuerdos, lógicamente, porque vino Independiente a nuestra cancha. Es uno de los más grandes del fútbol argentino, tiene muchas copas ganadas, creo que hasta el día de hoy es el que más copas tiene el fútbol argentino y que haya venido acá fue algo único”.

“Para nosotros fue un orgullo ese partido y obviamente una responsabilidad también porque era un equipo grande que venía después de mucho tiempo a jugar un partido oficial, fue un partido por el Nacional B en el 2014”, comentó Romero.

 “En el partido se dieron bien las cosas para nosotros, jugamos muy bien y pudimos ganar 3 a 1 así que más que contento. Sí, una victoria 3 a 1. Es un resultado que quedó marcado en la historia del club”.

“Me acuerdo que en ese partido ellos se quejaban de la cancha y del pasto, sobre todo el Rolfi Montenegro y fue el que nos hizo el gol del descuento, un golazo de tiro libre. En realidad el empate fue el de 1 a 1 y después nosotros pudimos hacer el segundo y el tercero en el segundo tiempo pero la verdad que fue algo increíble para nosotros o para los que éramos de ahí, en ese equipo había algunos chicos que eran también acá de Misiones y habían empezado de un principio de es época con Crucero y la verdad que fue algo  increíble”. destacó el zurdo.

“El jugador que más desequilibrio en Independiente tenía era el Rolfi Montenegro, si bien por ahí jugaba de enganche, pero se tiraba mucho para mi lado, lo tenía que marcar y se notaba la calidad, jugaba a un toque, la verdad que era lindo verlo pero uno es competitivo y buscaba ganar”.

“Así como en todo partido están los encontronazos, una patada, alguna entredicho porque si no, no es fútbol, aparte uno como lo vivía, yo personalmente, la verdad que lo vivía con mucha  intensidad, era muy agresivo, pero siempre tratando obviamente de buscar lo mejor y tratar de ganar el partido”. 

“En ese partido me quedé con la camiseta del Rolfi a pesar de que estaba malo y muy caliente porque habían perdido. Pero pudimos intercambiar camisetas al finalizar y fue muy gentil, muy amable”.

“Nosotros veníamos en la tabla de posiciones entre los primeros puestos peleando por ahí tratando de buscar el ascenso que después definitivamente no se dio porque las últimas fechas nos caímos un poco, nos quedamos un poco y ese año terminó ascendiendo Independiente, ese partido es uno de los grandes momentos de mi vida como deportista”.

En resumen, fue una noche de ensueño para el representante misionero, que celebró un triunfo histórico frente a un grande del fútbol nacional. 

Por Fernando Galarraga
deportes@elterritorio.ar 

 

Informe de domingo

Días de gloria y hazañas

Maradona convirtió el gol que estaba buscando

El mejor Diego Maradona y un show único en Villa Sarita

Goleada a Boca y un triunfo ante el campeón del mundo

El día que el River de Labruna inauguró la cancha de Mitre

“Me tocó marcarlo a Pinino Más y lo saqué del partido”

Crucero irrumpió en la era moderna y se llevó los flashes

Eldorado portó la bandera fuera de la capital

Monges se dio el gustito de convertirle a Gatti

El recuerdo vigente de la llegada de Bochini a Jardín América

El Boca de Bianchi y Juan Román Riquelme pasaron por Misiones

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias