domingo 14 de abril de 2024
Lluvia moderada 27.7ºc | Posadas

La Franja llegó a la elite en 1971

Goleada a Boca y un triunfo ante el campeón del mundo

Guaraní tuvo un 1985 dorado. Jugó el torneo Nacional, le ganó al Independiente campeón de la Intercontinental y le metió seis al Xeneize en una tarde dorada de Antonio Vidal González

domingo 17 de marzo de 2024 | 6:05hs.
Goleada a Boca y un triunfo ante el campeón del mundo
Antonio Vidal González define por abajo de Hugo Gatti en una tarde soñada.
Antonio Vidal González define por abajo de Hugo Gatti en una tarde soñada.

Podría decirse que la época dorada del fútbol misionero fue la de los 70 y 80. Época en la que los equipos de la tierra colorada tenían grandes partidos ante los correntinos, chaqueños y formoseños en los antiguos Regionales y que luego daban paso a los torneos Nacionales.

En 1971 Guaraní fue el primero en llegar a la elite del fútbol argentino. El sábado 9 de octubre de ese año, Boca desembarcó en Posadas para jugar en el estadio Clemente Argentino Fernández de Oliveira el primer partido oficial de AFA en tierras misioneras.

Fue triunfo xeneize por 1-0 con un gol de Roberto Rogel a los 7 minutos del segundo tiempo. Por ese partido, en 2020, se instauró al 9 de octubre como Día del futbolista misionero. En ese torneo Nacional de 1971, la Franja disputó 14 partidos, de los que ganó tres, empató cuatro y perdió los restantes siete.

Además de Boca, el conjunto misionero se enfrentó a San Lorenzo y lo derrotó en el Viejo Gasómetro, empató con Racing en Villa Sarita, perdió con el Vélez de Carlos Bianchi y con el Estudiantes de la Bruja Verón, en los encuentros más resonantes de su campaña.

Después, la Franja tuvo que esperar diez años para volver al plano nacional. Lo hizo para 1981 y también jugó el Nacional 1982, pero sin dudas una de sus mejores versiones la tuvo en el Nacional 1985.

Carlos Antonio Núñez (Guaraní) y Armando Ovide (Boca), los capitanes en 1971.

Debutó con empate en Parque Patricios ante Huracán 1-1, pero el 24 de febrero se dio algo, para muchos, impensado. Guaraní le ganó al campeón del mundo. Al Independiente que venía de ganarle en Japón a Liverpool, por la Copa Intercontinental, esa que jugaban el campeón de la Libertadores y de la Liga de Campeones.

“La fiesta fue total en Posadas, en el estadio de Villa Sarita, donde el local Guaraní Antonio Franco conquistó un triunfo resonante que quedará registrado como tal en la historia deportiva de Misiones”, publicó El Territorio el 25 de febrero de 1985, un día después de la gran hazaña franjeada.

“A (Gerardo) Reinoso le preguntaron qué venían a hacer a Misiones y dijo ‘a golear’, y nosotros nos dijimos ‘si vienen a golear, nosotros los vamos a matar’”, contó Darío Labaroni, uno de los pilares del equipo misionero que quedó en la historia.

A los 4 minutos, Labaroni lo vio al correntino Julio Luis Arce meter una diagonal, le metió la pelota entre Enzo Trossero y Carlos Enrique y Palito encaró solo a Carlos Goyén para mandar la pelota al fondo de la red y desatar el delirio en Villa Sarita.

Palito Arce convierte el 1-0 frente a Independiente en 1985. Foto: archivo el territorio

Pero para que la hazaña sea completa había que agregarle dramatismo. José Tesare fue expulsado en el primer tiempo en la Franja, que aguantó gracias a las grandes tapadas del arquero Eulalio Meaurio y los buenos rendimientos de Roque Briñóccoli, Eduardo Moulia, Juan Ferreyra y Rubén Nacimiento, entre otros héroes de esa tarde.

Guaraní quedó cerca de clasificar a la segunda ronda de ese Nacional pero no pudo. Meses después volvió a ser noticia a nivel nacional por ganarle a otro grande: un 6-0 a Boca.

La Franja recibió el 21 de abril de 1985 a Boca en el Clemente Argentino Fernández de Oliveira para jugar un amistoso. El partido poco tuvo de amistoso, ya que Enrique Hrabina y José Villarreal se agarraron a las piñas y se fueron a las duchas antes de tiempo.

Es que ese día Guaraní dejó en ridículo al Boca de Gatti, Pasucci, el Vasco Olarticoechea y el Chino Tapia, entre otros.

Esa tarde en Villa Sarita, los misioneros golearon 6-0 al Xeneize y Antonio Vidal González se hizo conocer al mundo con sus tres goles. Años más tarde repetiría la hazaña, pero con la camiseta de San Martín de Tucumán en un 6-1 en la Bombonera.

Ramón Delpiano, el propio Villarreal y Pablo Ortiz completaron la victoria franjeada ante Boca en un 1985 dorado para la Franja y el fútbol misionero.

 

Informe de domingo

Días de gloria y hazañas

Maradona convirtió el gol que estaba buscando

El mejor Diego Maradona y un show único en Villa Sarita

Goleada a Boca y un triunfo ante el campeón del mundo

El día que el River de Labruna inauguró la cancha de Mitre

“Me tocó marcarlo a Pinino Más y lo saqué del partido”

Crucero irrumpió en la era moderna y se llevó los flashes

Eldorado portó la bandera fuera de la capital

Monges se dio el gustito de convertirle a Gatti

El recuerdo vigente de la llegada de Bochini a Jardín América

El Boca de Bianchi y Juan Román Riquelme pasaron por Misiones

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias