lunes 15 de abril de 2024
Nubes 23.1ºc | Posadas

Para elaborar pronósticos y alertas

Un radar monitorea el cielo en el Norte y Centro misionero

Está en proceso de instalación un equipo similar en Ituzaingó que dará cobertura al Sur provincial y parte de Corrientes

domingo 17 de diciembre de 2023 | 6:05hs.
Un radar monitorea el cielo		en el Norte y Centro misionero
La estación meteorológica de Irigoyen, con el radar del SMN.
La estación meteorológica de Irigoyen, con el radar del SMN.

En la provincia un solo radar del Servicio Meteorológico Nacional (SMN), instalado en 2019 en la localidad de Bernardo de Irigoyen monitorea, la atmósfera.

El radio de cobertura abarca al Norte misionero y parte del Centro y el Sur del Brasil y la información que proporciona la usan entes públicos y privados para elaborar pronósticos e informes climáticos.

La zona Sur de Misiones está fuera de cobertura y generalmente los pronosticadores locales hacen sus advertencias con información provista por radares brasileños, información satelital o de estaciones meteorológicas.

Se busca que este escenario se revierta en el corto plazo con la colocación de un radar en Ituzaingó, Corrientes. Por el radio de cobertura que alcanza los 240 kilómetros, el barrido de la atmósfera que hará el equipo llegará a todo el Sur y parte del Centro de Misiones y el Norte correntino. Se eligió instalarlo en esa zona para dar cobertura a un área que no la tiene actualmente. Así, permitirá dar avisos tempranos sobre fenómenos como tormentas, tornados o granizos.

La iniciativa se enmarca dentro de la tercera etapa de instalación de estos aparatos que anunció el Sistema Nacional de Radares Meteorológico (Sinarame). En total se informó la colocación de diez nuevos radares en lugares estratégicos del país y sin cobertura.

El proceso de construcción y movimiento del suelo para instalar el aparato comenzó en marzo en la zona del Parque Industrial de Ituzaingó, aunque hay temor ante el reciente anuncio del nuevo gobierno nacional del parate en toda la obra pública.

El trabajo es financiado por la Nación, la construcción e instalación está a cargo de la empresa estatal Invap de Bariloche y el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) es el principal usuario de los datos para la elaboración de alertas inmediatas basadas en información de radar.

“Con el radar podemos ver dentro de las tormentas, ver si hay lluvia, granizo y de qué tamaño. Es una herramienta fundamental. Pero cada radar tiene una cobertura de 240 kilómetros a su alrededor, por eso es importante tener muchos radares. La superposición de esas coberturas es lo que se conoce como mosaico”, había dicho Pedro Lohigorry, coordinador de Pronósticos Inmediatos del SMN.

“Es muy positivo contar con cada vez mejor tecnología, pero es indispensable sumar meteorólogos que interpreten las imágenes, realicen la vigilancia del territorio y la emisión de las alertas”, agregó en esa oportunidad.

Estaciones
Además el SMN tiene en Misiones cuatro estaciones meteorológicas que reportan al organismo y están ubicadas en Posadas, Oberá, Puerto Iguazú y Bernardo de Irigoyen. Son parte de las 130 que están distribuidas en todas las provincias.

En esos lugares hay instrumentos para medir la intensidad del viento, la presión, la lluvia caída, las temperaturas máximas y mínimas de cada día y la humedad del aire. Esos instrumentos están localizados en un campo de investigación de una forma determinada para poder medir con precisión esas variables. Por ejemplo, para medir la humedad, el instrumento que se conoce como abrigo meteorológico, que es una pequeña caja blanca, que en el hemisferio sur debe tener su abertura mirando al sur, porque se evita que ingrese el sol a su interior para que la medición sea lo más exacta posible.

El profesional encargado de recolectar la información de ese campo tiene un protocolo que debe cumplir para ir recabando la información. Y ese protocolo es internacional. Es decir, en todo el mundo los instrumentos de las estaciones están colocados en determinada posición y altura y su lectura también está reglada.

El agro y la búsqueda de mejorar el manejo del agua y las pasturas

Para José Olinuk, agrometeorólogo del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (Inta) en Cerro Azul, este año hubo una característica muy importante, la variabilidad al pasar de la sequía a la sobreabundancia de agua. Además, como el invierno fue benévolo y casi sin heladas, se llegó a la primavera con buenas pasturas para el ganado, algo que no pasaba años atrás.

“En cultivos como el té vino bien que no haya helada, porque acá es habitual que se pierda la primera brotación con las heladas tardías, que este año no pasó. Hoy en día el suelo recuperó totalmente la capacidad del campo, todas las vertientes y arroyos se recuperaron”, señaló en diálogo con El Territorio y advirtió que ahora se encuentran en estado de “exceso”.

“Entre octubre y noviembre llovieron 1.057,4 milímetros. Eso es un récord absoluto para toda nuestra serie de datos y significa que la sequía quedó atrás, que ya estamos con exceso como consecuencia de El Niño. Todos los pronósticos indican que hasta abril se extendería el fenómeno. Algo que es normal, porque su efecto dura entre siete y ocho meses y este año empezó en septiembre”, explicó Olinuk.

Consultado sobre cómo influye un exceso de lluvias en el agro, destacó: “En algunos cultivos trae problemas, por ejemplo los hortícolas, porque hay que tener en cuenta algo que no solamente son lluvias fuertes, sino que vienen acompañadas por granizo”.

Por último comentó sobre qué le falta al agro local para poder protegerse de eventos dañinos, principalmente las sequías.

“Cuando hay sequía uno nota que no tenemos un desarrollo adecuado en cuanto a la construcción de grandes reservorios de agua y la cobertura de los suelos con pasturas. Entonces, el manejo del agua es un tema que se está haciendo, pero todavía falta en la provincia algo más planificado, porque tampoco es cuestión de que un productor haga un reservorio grande de un pequeño arroyo y corte todo el arroyo para los que le siguen después”, finalizó.

El desafío de afianzar la meteorología Falta de recurso humano, uno de los frenos para la vigilancia del tiempo “Los pronósticos meteorológicos están, falta que la gente los tenga en cuenta” Una primavera bajo el asedio de temporales y granizadas

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias