¿Querés recibir nuestras alertas de noticias? Entrá y enterate como recibirlas

El puente Posadas-Encarnación fue uno de los accesos utilizados

Distintas modalidades y un procedimiento récord en Azara

Entre los últimos operativos en la lucha contra el narcotráfico se resalta el realizado por Gendarmería en julio pasado, cuando se incautó 70 kilogramos del estupefaciente
domingo 15 de octubre de 2023 | 6:05hs.
Distintas modalidades y un procedimiento récord en Azara
Distintas modalidades y un procedimiento récord en Azara

Durante los últimos años la incautación de cocaína no cesó en la región. Si bien no se puede afirmar un recrudecimiento o crecimiento exponencial de la actividad en Misiones, sí el conteo de procedimientos desplegados por distintas fuerzas y el posterior secuestro de cargas de este estupefaciente indica que el transporte de esta droga continúa vigente.

No solamente en la presentación de ladrillos prensados, sino también en otras formas como lo es el transporte de cocaína líquida.

Uno de los últimos antecedentes sobre esto último se vio en agosto de este año, cuando efectivos de la Prefectura Naval Argentina (PNA) detuvieron a un hombre que intentaba traficar 60 litros de cocaína líquida, durante un procedimiento realizado en la localidad de Puerto Rico.

Fuentes de la citada fuerza indicaron que el procedimiento se concretó durante un patrullaje en el que detectó que un vehículo salía de la costa, a la altura del kilómetro 1.744 del río Paraná.

Acto seguido, detuvieron la marcha del rodado, identificaron a su conductor y comprobaron que llevaba en el baúl tres bidones de 20 litros cada uno, llenos de una sustancia cuyo contenido no estaba especificado.

Luego de realizar la prueba de narcotest, con la intervención del Juzgado Federal de primera instancia de Oberá, se comprobó que contenían 60 litros de cocaína líquida.

Según estimaron fuentes consultadas, el valor total de lo decomisado superaba entonces los 344 millones de pesos.

Otro operativo relevante por la cantidad de droga incautada se desplegó a finales de julio de este año cuando un total de 72 kilogramos de cocaína fueron secuestrados por efectivos de la Gendarmería Nacional ocultos en un compartimiento confeccionado debajo del baúl, el torpedo y los asientos traseros de una camioneta que transitaba en la localidad de Azara. En ese hecho el conductor quedó detenido.

El procedimiento se concretó en horas de la madrugada, en un control sobre la ruta provincial 1, en el acceso a la citada localidad. Allí, efectivos de la Sección San José dependiente del Escuadrón 8 “Alto Uruguay” detuvieron la marcha de un vehículo Chevrolet Tracker que era conducido por un ciudadano con domicilio en la provincia de Buenos Aires.

Al momento de la inspección, el can detector de narcóticos Jaki marcó la presencia de estupefaciente en el baúl del vehículo, el cual a simple viste estaba vacío y poseía rasgos de haber sido pintado y modificado sus partes metálicas.

Ante esa situación y con altas probabilidades de estar frente a un hecho ilícito, se realizó una requisa minuciosa que culminó con el hallazgo de dos ventanas de metal ubicadas detrás de los asientos traseros y en el guardabarros izquierdo.

En de su interior se pudieron observar varios paquetes rectangulares.

Además, los gendarmes con el uso de herramientas, retiraron parte del piso del baúl y lograron extraer un total de 62 paquetes. Mediante el escáner móvil de rayos x descubrieron la presencia de ocho ladrillos ubicados dentro del torpedo del rodado. Inmediatamente, sustrajeron los panes hallados y se alcanzó un peso total de 72 kilos 655 gramos de cocaína.

El Juzgado y la Fiscalía Federal de Posadas dispusieron el secuestro de la droga como así también del rodado.

Además, el involucrado quedó detenido.

Droga en el puente
Por su parte, el puente internacional San Roque González de Santa Cruz es uno de los pasos donde también se produce de forma constante el decomiso de cargamentos de estupefacientes. Ya sea a través de dobles fondos de vehículos acondicionados para dicho transporte, como también -en menor medida- de personas que eligen adherirse panes de la droga en el cuerpo.

Uno de los más recordados en el último tiempo se produjo en junio del año pasado cuando cerca de 70 kilogramos de cocaína fueron secuestrados durante un operativo desplegado por integrantes de Afip-Aduanas, luego del análisis a un camión con semirremolque que ingresó al país desde Encarnación.

De acuerdo a los datos aportados por voceros que intervinieron en el procedimiento, se supo que el vehículo tenía como destino Uruguay, y que el estupefaciente estaba escondido en la zona del plato, sector donde se apoya el semirremolque.

Por otro a fines del mes pasado Gendarmería Nacional secuestró un cargamento de estupefacientes que eran enviados por encomiendas desde Puerto Iguazú hasta la ciudad de Monte Grande, provincia de Buenos Aires. Lo hizo en la provincia de Corrientes, sobre la ruta nacional 14. Los paquetes incluían cogollos de marihuana, más de 24 mil pastillas de éxtasis y casi un kilo de cocaína rosa, también llamada tusi, nexus o eros, basada en la composición química del LSD, sobre la cual se agregan distintas proporciones de ketamina, éxtasis y alucinógenos.

El nuevo mapa del tráfico de cocaína “La combinación terrestre fluvial genera un combo de tráfico imparable” Misionero contrataba mulas para pasar droga de Paraguay El crecimiento de la producción en Colombia y la búsqueda de otras rutas Uruguay, el nuevo puerto de salida de cocaína al mundo

Temas de esta nota
¿Que opinión tenés sobre esta nota?