¿Querés recibir nuestras alertas de noticias? Entrá y enterate como recibirlas

Puede llegar a encordar hasta 20 raquetas en un día

Restaurador de raquetas y apasionado del tenis

Jeremías González juega desde pequeño y aprendió a realizar encordados, una clave para su carrera como jugador, entrenador y organizador de torneos
domingo 27 de agosto de 2023 | 6:05hs.
Restaurador de raquetas  y apasionado del tenis
Restaurador de raquetas y apasionado del tenis

En la vida de un deportista en ocasiones se deben dar varias facetas con el fin de participar en una disciplina. En el caso del tenis, una persona puede jugar o bien dedicarse a la par a otra función, pero siempre ligado a la pelotita amarilla y la raqueta.

En este caso, la mención de la raqueta, quién no solo la utiliza para competir, sino que también para arreglarla es para Jeremías González (25), un joven de importante estatura física, zurdo y de gran talento en este rubro deportivo. Oriundo de Jardín América, disputa partidos, enseña a niños a jugar al tenis, organiza torneos y también se dedica a encorar raquetas. “El tenis es una pasión para mí, es lo que más me gusta hacer y trabajar”, se presentó con El Territorio.

Al hacer referencia a cómo empezó el encorado de raquetas, el jardinense expresó: “Cuando competía necesitaba encorar mis raquetas y nadie lo hacía”, a esto agregó: “Por el momento hago este servicio como una opción más, se gana algo con el encordado, hay quienes lo hacen de manera profesional y son bien remunerados”.

Además, dijo que podría ser rentable, pero para eso hay que viajar a todos los torneos y es muy agotador.

Sobre este oficio, comentó que el tiempo que lo dedica depende de la demanda que tiene, le lleva mayor o menor tiempo culminar con las raquetas y le lleva entre 20 a 30 minutos finalizar el trabajo.

“La mayoría exige una buena cuerda con respecto a precio y calidad. Cuando hay un torneo es cuando más demanda hay y cuando hay una competencia llego a encordar 20 raquetas en un solo día". Al respecto, añadió que todas las raquetas son diferentes pero “una vez que se aprende se hace con mayor facilidad”.

Jeremías juega al tenis desde los siete años, acotó que es un deporte muy lindo en el que se depende de uno mismo para ganar, además de que no hay tiempo límite para dar vuelta un resultado. Por eso, ir a una cancha es su cable a tierra y se afianza también a la idea de enseñar a los mas chicos para que aprendan y valoren el deporte. Por eso, cada vez que se surge una oportunidad de viajar a otras localidades, viaja para brindar su conocimiento a otras personas.

Al participar como tenista o bien organizar torneos, comentó que cada vez cuesta más la adquisición, por ejemplo, de pelotas, que subió notablemente, y a esto hay que agregar todos los gastos que hay.

Con respecto a lo económico hay que tener en cuenta inscripciones, viajes, alojamiento y equipamiento. Luego para llevar adelante un certamen se precisa de un apoyo financiero importante, ya que sólo en pelotas y premios hay un gran gasto.

En referencia a la participación de los competidores, si usan raquetas nuevas o usadas y el reciclado de las mismas para volverlas a usar, mencionó: “Hay quiénes tienen la posibilidad de comprar raquetas nuevas, o bien adquieren una usada pero en buen estado, eso depende de cada uno y si se rompen ya no se suelen usar. Si bien se puede reparar no quedan muy bien, por lo tanto no es recomendable usarlos para torneos o quizá, puedan utilizar los que recién se inician para que adquieran experiencia”.

Deporte circular La demanda de reparaciones y ajustes de bicicletas en tiempos de crisis Un círculo más que solidario al servicio de las cuatro rueditas La reparación de embarcaciones, una actividad que crece a paso firme El trabajo artesanal de Chimi les vuelve a dar vida a las pelotas

Temas de esta nota
¿Que opinión tenés sobre esta nota?