miércoles 07 de diciembre de 2022
Muy nuboso 33.7ºc | Posadas

Forman parte de los orígenes de Puerto Libertad

Los Bemberg pasaron las crisis e intervenciones del Estado

De 35.000 hectáreas que poseía la familia, quedaron 400 donde se desarrolla el destacado proyecto turístico

domingo 25 de septiembre de 2022 | 6:05hs.
Los Bemberg pasaron las crisis e intervenciones del Estado

El histórico hotel fundado por la familia Bemberg, ubicado a unos dos kilómetros y medio de Puerto Libertad, es la mayor muestra de resiliencia al haber pasado por numerosas crisis e intervenciones del Estado. Hoy, desde el living de la bellísima hostería de 14 habitaciones, Juan Manuel Zorraquin puede contar esta historia familiar a El Territorio y tener la satisfacción de haberlo recuperado junto a los herederos Alix de Ganay y François de Ganay, la Posada Puerto Bemberg y elevarla a su máximo potencial turístico.

Tras destacar la importancia de las empresas familiares, admite que le va bien, pero que le podría ir mejor si no tuvieran las mismas cargas tributarias que las grandes empresas, aunque ellos tienen menos recursos.

Por eso, destaca que administrar una empresa familiar no es sólo una cuestión económica, sino tener otros valores. Es un acérrimo defensor de las pymes familiares, al sostener que son las que abren la puerta del desarrollo. “En Libertad se plantea como anhelo de que venga una empresa y se instale. Acá tenemos una dedicada a la producción de la industria forestal y el desarrollo fue nulo; lo que faltan son pymes”.

La Posada Puerto Bemberg

La Posada Puerto Bemberg junto a la casa del fundador que administra Zorraquin, fue recuperada como proyecto hace 15 años. Desde entonces, es punto de referencia para el turismo, al estar a poco más de media hora camino a las Cataratas del Iguazú.

No se puede hablar del presente, sin conocer al menos de manera resumida el pasado. Todo comienza con el arribo de Otto Bemberg a la Argentina en 1890. Llegó a la provincia por pedido del presidente Julio Argentino Roca para hacerse cargo del ingenio azucarero en Candelaria. En forma posterior, compró propiedades y se trasladó a la zona Norte, donde quedaría bautizado con su apellido el puerto y la localidad en 1925 cuando se funda  lo que se rebautizaría luego como Puerto Libertad. Bemberg llegó a la zona para desarrollar un producto poco conocido por entonces como la yerba mate. En 1940, los nietos de Otto Bemberg, Federico y Otto, edificarían lo que es hoy la casa Bemberg que se alquila como opción a las habitaciones del hotel. Ambos lugares de descanso son administrados por Zorraquin, que tiene parentesco con el pionero ya que su papá al enviudar, volvió a casarse con Alix de Ganay, tataranieta de Otto Bemberg.

De intervenciones

La compañía de tierras Otto Bemberg en el 1923 a través de la empresa Safac, adquiere grandes extensiones de tierra en Libertad y desarrolla 1.000 hectáreas de plantaciones de yerba, de las 35.000 hectáreas que poseía. En 1925 se funda la colonia Puerto Bemberg, que fuera encargada por los hermanos Otto y Federico, ambos de nacionalidad francesa. Representó el desarrollo de la zona, porque fue el primer pueblo de colonos con agua corriente y luz eléctrica en Misiones. Ello se interrumpió en la década de 1950, cuando se comenzó a abandonar el cultivo de la yerba y las tierras fueron destinadas a la producción de pinos.

La empresa enfrentaría años complicados a partir de 1937. Durante dos décadas sufrirían persecución política y judicial. En 1952 se dictó la ley 14.122 disponiendo la liquidación de todas las empresas del Grupo Bemberg que luego fueron adquiridos en gran parte por la Dirección Nacional de Industrias. En 1959, el Estado devuelve en parte los bienes expropiados y cierra las causas contra el Grupo Bemberg.

De las 35.000 hectáreas originales les quedan a la familia unas 18.000, porque en el resto se construyó el ejido urbano de Libertad. Tras ser recuperada, empiezan a plantar pinos respetando las fajas ecológicas. Cuando estaban en recuperación, relata Zorraquin, “ante la construcción de la represa Urugua-í se vuelven a expropiar 10.000 hectáreas y representó una estocada de muerte, porque había muchas hectáreas que todavía no estaban en proceso de cosecha”.  De allí, los remanentes de pinares que se observan al costado de la ruta en inmediaciones a la represa. Así quedó una unidad de 8.000 hectáreas, que implicó un retroceso para el emprendimiento y se terminó vendiendo a la empresa Arauco.

De 1993 a 1994, la empresa decide vender sus activos y quedan unas 400 hectáreas que pasaron a manos de la Fundación Bemberg.

Zorraquin mencionó además que entre 2001 y 2002, se termina vendiendo la empresa Quilmes, que financiaba las actividades de la fundación. Entonces, la fundación decide vender a la familia y es ahí cuando la actual administración se hace cargo en 2003 de lo que es hoy la Posada Puerto Bemberg y la actual reserva protegida. 

 

Informe de domingo

Empresas familiares fortalecidas por crisis y sucesiones

Tres generaciones familiares que apostaron al rubro construcción

Definiciones, derechos y deberes de cada integrante

Preparan pase de la tercera generación en la administración

Sumar valor agregado y a la familia para seguir creciendo

Renovación generacional al frente de la empresa

Agencia Lowe: cinco generaciones de desarrollo

Una ferretería y bazar con 112 años atendiendo en Posadas

Una firma familiar misionera que se reinventa año tras año

Del acopio en el almacén a la presencia en todo el mundo

La familia Kraus aplica la regla de no gastar más de lo generado

Los Bemberg pasaron las crisis e intervenciones del Estado

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias