lunes 03 de octubre de 2022
Cielo claro 13.7ºc | Posadas

La medicina mbya es un aspecto central de la cultura originaria

Farmacopea mbya, un saber milenario al alcance de todos

Un libro publicado por Luis Cabral, líder espiritual de la comunidad Guaviramí, de Paraguay, adentra al recetario guaraní. “Si se agota el monte, desaparece la cura”, dijo

domingo 28 de agosto de 2022 | 6:05hs.
Farmacopea mbya, un saber milenario al alcance de todos
Luis, con su libro publicado y coronado con su vincha del chamán.
Luis, con su libro publicado y coronado con su vincha del chamán.

En la cultura mbya guaraní, las nociones de salud y enfermedad se vinculan con las creencias religiosas y con el influjo de un entorno vivo, monte y comunidad.

Para hallar el bienestar integral, la cura al mba’ achy (cosa dolorosa), los mbya buscan al opyguá, un líder espiritual que en el arte de dar alivio recurre a la oración, a ritos de liberación, ayunos y, a su gran conocimiento de las propiedades medicinales de las plantas de su medio. Por ello, la figura del opyguá, también llamado chamán o pai, es central en este pueblo y suele ser un gran conocedor de la botánica a la vez que acumula saber empírico.

Como gentes en contacto social con la selva, los mbya guaraníes a través de generaciones han desarrollado una medicina basada en la acción de las plantas, sus combinaciones, la observación de sus efectos y el perfeccionamiento de sus preparados en té, pomadas, jarabes, aceites, que se obtienen a partir de hojas, tallos, raíces, cortezas, semillas.

Una farmacopea que se transmite por la oralidad y de maestro a aprendiz y tiene un componente sustancial indivisible de fe y misterios sagrados.

Materia actualmente no sin tensión con la medicina moderna y en peligro por el avance del “blanco” sobre el monte, de donde se extraen las especies curativas y tiene su razón de ser el modo de vida y la cosmovisión mbya.

Recetario natural
Una contribución a la continuidad y aprovechamiento de este saber milenario de fitomedicina, un aspecto de la cultura mbya que despierta cada vez más el interés de la sociedad y la acerca a su práctica, es el reciente libro de Luis Cabral, líder espiritual de la comunidad Guaviramí, de Santísima Trinidad, en el departamento de Itapúa, Paraguay.

Bajo el título de Po’a ka’aguy mbya - Recetario de medicina natural del pueblo mbya guaraní, Cabral compartió sus conocimientos de las plantas y sus propiedades para curar afecciones.

Un corpus que fue desplegando en sus 30 años de ejercicio como pai y que fue apuntando en un cuaderno con anotaciones hasta emprender el proyecto del libro hace unos siete años.

“La enfermedad para el mbya es una cosa seria y bastante difícil de explicar, la salud es el equilibrio en lo individual y con el afuera, la gente hoy se enferma de muchas cosas, aparecen enfermedades que antes no se veían, como el estrés, diabetes, depresión”, definió Cabral en una entrevista telefónica con El Territorio y añadió: “La medicina mbya es espiritual y natural, se basa en la utilización de las propiedades curativas de las plantas, también dependiendo de la enfermedad, se reza y se hacen rituales. Yo también veo en la orina si hay algún problema de salud”.

El líder espiritual de 58 años, nacido en Paraguay, también vivió en Argentina -en Corrientes y en comunidades indígenas de Misiones- y en el Brasil; “larguísima es mi historia”, enfatizó y recordó que heredó el don y la responsabilidad de curar de su padre, una tarea a la que se encomendó por completo tras la muerte de aquel y ante la necesidad de su gente.

“Todo lo que está en el libro es mi experiencia, lo que yo vi y conocí en 30 años de atender a la gente, de estudiar las plantas y sus combinaciones y efectos de los tratamientos. No hay nada de otra persona ahí”, refirió.

Cuidar la naturaleza
Cabral lamentó que hoy se dificulta acceder a muchas plantas del monte que son el insumo para la medicina guaraní: “Reconocer las plantas y saber por dónde crecen es algo que aprendí de chico, pero realmente en el último tiempo con menos monte hay plantas que ya casi no se ven, yo conozco cerca de 300 plantas, pero por donde vivo se pueden conseguir de once a quince variedades. Eso nos dice que hay que cuidar la naturaleza y por eso nosotros los guaraníes mezquinamos y respetamos el monte, es nuestra forma de vida. Si se agota el monte, desaparece la cura”.

En guaraní mbya y en castellano a través de 185 páginas, el recetario aborda 84 enfermedades distintas y sus tratamientos y un centenar de hierbas medicinales descritas con sus nombres populares y científicos y sus propiedades y combinaciones.

Al difundir su trabajo, el médico mbya recibió consultas de personas que lo contactaron desde distintos puntos de Paraguay, Argentina, Chile, México y Estados Unidos.

 

Medicina que viene de la tierra Forman nuevos profesionales en el uso de los saberes ancestrales Dejar de lado el prejuicio en la búsqueda de alternativas Un emprendimiento familiar que llega a las góndolas Trabajo cooperativo para crear aceites y cremas curativas María y Cornelio acercan sus yuyos a la feria franca Sanar con lo natural, tradición trasmitida por generaciones Don Godoy, el yuyero y curandero de Santo Tomé Ezequiel y sus remedios del monte

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias