domingo 25 de septiembre de 2022
Cielo claro 18.7ºc | Posadas

María y Cornelio acercan sus yuyos a la feria franca

domingo 28 de agosto de 2022 | 6:05hs.
María y Cornelio acercan sus yuyos a la feria franca
Los productores en su pequeña huerta de Campo Ramón. Foto: Luciano Ferreyra
Los productores en su pequeña huerta de Campo Ramón. Foto: Luciano Ferreyra

M uchos clientes y consumidores de los productos de la Feria Franca de Campo Ramón, se llevan un paquete de plantas medicinales que producen María da Silva y Cornelio Villalba en la Sección Cuarta de Campo Ramón, quienes tienen un invernadero y horno solar para deshidratar las hierbas.

Según sus fundadores el proyecto tiene diez años, María empezó de forma casera a secar las plantas medicinales.

“Secaba las hojas de las plantas medicinales sobre el techo de la casa, sobre una horma de asar pan, después embolsaba en paquetes de arroz o fideos”, empezó explicando la emprendedora a El Territorio.

La comercialización empezó en Posadas, durante una internación de varios meses que sufrió Cornelio tras operarse. “En principio, llevaba lo producido a la ciudad de Posadas y lo vendía allí”, mientras acompañaba a su pareja. Ambos viven en las cercanías del salto Teodoro Cuenca, por lo que los turistas suelen preguntar por la producción.

La producción de las plantas medicinales secas, empezó a producir de forma continua con el apoyo del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (Inta).

“Una vez se acercaron los ingenieros del Inta, me preguntaron sobre el contenido que tenía en un frasco, a lo que respondí que era orégano seco. A partir de eso nos impulsaron y con siete familias armamos un secadero”.

Después de un tiempo, las demás familias dejaron de producir, pero María no bajó los brazos y siguió con el proyecto, siendo la única productora de la localidad de Campo Ramón en esta especialidad.

Con el apoyo del Inta, construyeron un horno solar, con el que pueden usar la energía y el calor para secar las plantas.

Entre las producciones tienen marcela, yateí caá, cedrón en hojas y paja, manzanilla, cangorosa, salvia morada y cola de caballo.

“La gente consume las plantas medicinales, cada vez que voy a vender a la feria en el pueblo, vendo todo lo que produzco, quienes se acercan llevan para consumir con el mate o en forma de té”, sostuvo María.

 

Medicina que viene de la tierra Forman nuevos profesionales en el uso de los saberes ancestrales Dejar de lado el prejuicio en la búsqueda de alternativas Un emprendimiento familiar que llega a las góndolas Trabajo cooperativo para crear aceites y cremas curativas Sanar con lo natural, tradición trasmitida por generaciones Don Godoy, el yuyero y curandero de Santo Tomé Farmacopea mbya, un saber milenario al alcance de todos Ezequiel y sus remedios del monte

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias