martes 04 de octubre de 2022
Cielo claro 10.4ºc | Posadas

Destaca la importancia de oír al enfermo

Dejar de lado el prejuicio en la búsqueda de alternativas

domingo 28 de agosto de 2022 | 6:05hs.
Dejar de lado el prejuicio en la búsqueda de alternativas

La psiquiatra Pilar Sallari y el doctor en Bioquímica y Farmacia Marcelo Peretta coincidieron en explicar que cuando se trata de enfermedades, es fundamental escuchar al enfermo. Que los médicos están capacitados para diagnosticar y tratar esas patologías. Que los fármacos pueden ser efectivos en los tratamientos, pero que es personal la manera en que cada individuo transita una enfermedad y las herramientas que decida usar para sentirse bien.

El mundo de la medicina es amplio y variado. Hay médicos que creen en el empacho en los niños y que recomiendan remedios naturales y también están los que descartan de cuajo ese camino. En materia de tratamientos terapéuticos también la gama es cada vez más amplia donde conviven técnicas de base científica con otras que también son efectivas en determinados casos.

La psiquiatra Pilar Sallari se graduó en la Universidad de Buenos Aires (UBA), pero luego viajó a hacer su residencia a Cuba, donde se formó en homeopatía y acupuntura. Actualmente trabaja con infantes y jóvenes en el Hospital Elizalde ‘Casa Cuna’, de Buenos Aires, y dialogó con El Territorio para contar la experiencia que ve en el tratamiento de pacientes psiquiátricos a quienes les da la opción de tratamientos alternativos como medicación homeopática, acupuntura, reiki o tai-chi-chuan.

“La medicina alopática es la convencional que todos los médicos usamos al momento de hacer una receta para que el paciente compre en las farmacias algún medicamento que fue hecho por laboratorios que presentan evidencias científicas sobre el proceso de fabricación de esa droga. Pero además existe un universo variado de terapias alternativas que no cuentan con esa evidencia, pero que al momento de usarlas se ve claramente la mejoría clínica en el paciente”, explicó la psiquiatra.

Luego dijo que “en el ámbito de la psiquiatría dentro de la homeopatía hay mayor cantidad de medicamentos que en la alopática. Por ejemplo, en homeopatía para cada alucinación tengo una medicación específica, en cambio en alopatía hay un grupo de drogas que se ocupan para todo tipo de trastornos alucinatorios. Porque la medicación homeopática es específica para cada persona, a diferencia de la alopática donde una misma droga la ocupan muchas personas con distintas patologías”.

Hay un prejuicio extendido de que cuando una persona hace consulta en psiquiatría seguro sale con una caja de pastillas. “No es un prejuicio. Es lo que establecen los protocolos médicos con los que nos manejamos los psiquiatras”, señaló la médica.

Luego agregó que “lo que también pasa es que muchas veces se recetan medicamentos clásicos y después se continúa con esa medicación durante mucho tiempo. Por ejemplo, una persona que llega con un cuadro de depresión, en la medicina clásica se recomienda el suministro de antidepresivos por dos años. Y si repite algún cuadro puede seguir con antidepresivos el resto de la vida”.

“También está el costado económico de este tema, con una escalada cada vez más fuerte en el precio de los medicamentos convencionales, mucha gente no puede acceder a esa medicación. En ese contexto, poder usar alguna técnica alternativa que lo haga sentir mejor y que la persona experimente esa mejoría y el profesional lo pueda verificar en la clínica médica me parece que es un camino que los médicos deberíamos empezar a recorrer, porque esto no es un invento de acá, sino que funciona en otros lugares del mundo, como Alemania, Inglaterra y muchos países”.

Además comentó que “el 80% de las consultas a médicos no requieren una intervención farmacológica específica, sino un acto de contención donde el profesional pueda escuchar al paciente, explicarle el cuadro y las herramientas que tiene para superarlo. Y si esa persona experimenta que con sesiones de reiki logra sentirse mejor, por qué negarle esa posibilidad”.

También destacó que tampoco se trata de creer que no se necesitan fármacos. “Si hay un cuadro de meningitis o de neumonía es obvio que se requiere medicación. Pero fuera de esas patologías específicas, hay todo un mundo de motivos por los cuales una persona va al psiquiatra y no siempre la solución es recetar una pastilla”.

De su lado, Peretta acotó que una terapia fuera de la farmacología convencional no tiene por qué ser mal vista.

“Algunos profesionales tienen una mirada despectiva de las plantas medicinales. Y la verdad es que todos los medicamentos surgieron a partir del efecto de plantas antes de hacerse de manera sintética. Además, en nuestro país Anmat tiene autorizada una extensa gama de productos farmacéuticos hechos a base de plantas medicinales”, cerró.

 

Medicina que viene de la tierra Forman nuevos profesionales en el uso de los saberes ancestrales Un emprendimiento familiar que llega a las góndolas Trabajo cooperativo para crear aceites y cremas curativas María y Cornelio acercan sus yuyos a la feria franca Sanar con lo natural, tradición trasmitida por generaciones Don Godoy, el yuyero y curandero de Santo Tomé Farmacopea mbya, un saber milenario al alcance de todos Ezequiel y sus remedios del monte

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias