martes 16 de agosto de 2022
Muy nuboso 18ºc | Posadas

La denuncia fue hecha en noviembre en Eldorado

"Quiero encontrarla y darle una sepultura digna como un ser humano"

Teresa Algarin, sobrina de Elba Icha Aguirre (78), pidió justicia por la mujer desaparecida. El único sospechoso continúa preso

domingo 03 de julio de 2022 | 6:05hs.
"Quiero encontrarla y darle una sepultura digna como un ser humano"
Icha desapareció a pocos días de cumplir 79 años. Foto: Marcelo Rodríguez
Icha desapareció a pocos días de cumplir 79 años. Foto: Marcelo Rodríguez

“Es imborrable, sólo los que compartían con ella pueden saber lo que era. No puedo creer todavía”, expresó Isidoro, un familiar de Elba Gerarda “Icha” Aguirre (78), quien fue vista por última vez por algunos de sus familiares a fines de septiembre de 2021.

La denuncia, sin embargo, fue radicada por un sobrino de la mujer en noviembre de ese mismo año luego de no recibir respuestas de su paradero por parte de su propio hijo, Julio Ziegler (55), quien la tenía bajo su cuidado.

La septuagenaria había tenido problemas de salud por los que tuvo que ser hospitalizada en septiembre. Luego de esa intervención, el hijo la trasladó a su propiedad en el centro de Eldorado y desde aquel momento los otros familiares no pudieron tener contacto con ella más allá de llamadas telefónicas hasta que un día, finalmente, desapareció.

El Territorio estuvo con los familiares en el barrio Roulet, en Eldorado. Los relatos expresados brindan un escenario que permite poder pensarla y reconocerla en ese lugar donde vivía con ellos, entre diversas casas, plantas, animales y objetos presentes allí.

Elba vivía en un amplio terreno a la altura del kilómetro 1539 sobre la ruta nacional 12, el cual compartía con la familia de Teresa, su sobrina que asegura haberla cuidado y querido como una madre.

“Era una mujer divertida”

A Elba le gustaba bailar, cantar karaoke, tomar vino y, según comentó Isidoro, el marido de Teresa, “era una mujer muy divertida y siempre festejaba las fiestas de San Juan”. Además del espíritu festivo, se caracterizaba por cocinar abundantes comidas para compartir.

En su huerta había todo tipo de hortalizas que ella misma cosechaba, entre los ingredientes predilectos para sus recetas estaban el romero y el ají picante que aún persisten en la naturaleza del sitio. También se encargaba de deleitar a la familia con dulces de mandarina, pomelo y naranja.

Icha tenía una casa de material que, según Hilda, la hija de Teresa, ella misma fue construyendo a medida que un vecino le acercaba materiales. Afuera, en la entrada de la vivienda, aún se encuentra una silla de madera pequeña casi al nivel del piso. Allí, según los relatos de Hilda, Elba se sentaba a hacer reviro.

Los testimonios coinciden con que le gustaba pintar y en vísperas navideñas hacía un gran pesebre con barro ñaú. Una artista que también es recordada como una servidora.

En relación a ello, Isidoro comentó que eran muy buenos amigos y que en el barrio todos la conocían.“Era la curandera de los chicos y a los vecinos del aserradero les llevaba comida”.

El hombre, en varias ocasiones, manifestó no poder creer la cruda realidad que los circunda desde el momento en que no tuvieron más noticias de ella.

Misteriosa desaparición

En el camino hacia la casa de su tía Elba, que se encuentra a unos 500 metros de la suya, Teresa sostuvo en sus manos laboriosas una foto de hace poco menos de tres años, cuando Elba tenía 76. En la imagen se la ve frente a la mesada de una cocina, un momento captado cuando aún ocupaba la vivienda que hoy está vacía.

Con Elba compartía comidas, festejos y hasta los últimos momentos ella planeaba celebrar su próximo cumpleaños. “Tenía 78 cuando se perdió. Ella me decía 'yo tengo un ahorro, quiero festejar los 79 años'”, expresó Teresa.

“Pero por eso vinieron a hacer desastre y él (Julio) mandó a robar todas las cosas de ella. Es muy triste lo que le pasó porque jamás le faltó el respeto a nadie”, aseveró refiriéndose al hijo de Elba, a quien no desisten de señalar como el responsable de lo ocurrido.

En esta línea, Isidoro afirmó que Julio siempre mantenía cerradas las puertas con candados por lo que era imposible que ella se vaya de allí.

 “Alguien tiene que saber dónde está, cómo va a desaparecer así. Lejos no puede ir, no es que él tiene mucha plata para pagar un tipo que le lleve a otro lado a desaparecer, está ahí nomás”.

En aquel momento de la desaparición de la mujer, el hijo de Teresa argumentó que la habían llevado pero que no sabía quién ni a dónde. Es así que Hilda comentó a este medio que apenas tuvo esa versión, se comunicó con sus familiares de otras localidades pero nadie había tenido contacto con Elba.

“Empecé a llamar, a mandar mensajes a todos los parientes que tenemos en Buenos Aires, en Posadas, en Corrientes y nadie sabía nada”. En este aspecto sostienen que tanto la mujer de Julio como su hijo saben algo de lo ocurrido ya que, esos últimos días, vivieron con Elba en la misma propiedad.

Finalmente, Teresa aseguró que por el desgaste y la angustia, le quedan pocas ganas para cuidar la chacra y los animales. Al mismo tiempo, comentó que su marido le insiste en que debe atender su propia salud para ponerse en pie y así poder continuar con la búsqueda.

Por otro lado, este medio se acercó a la calle Colón para intentar hablar con quienes convivían con Ziegler a fin de recibir alguna respuesta sobre lo ocurrido. Un joven atendió desde atrás de una media sombra que cubría el portón del frente y expresó: “No gracias, no quiero hablar y si quiere saber algo vaya a hablar con mi padre que está en el penal”.

El caso

La desaparición de Elba Gerarda “Icha” Aguirre (78) dejó una casa vacía, una huerta sin cosechar y una familia sin respuestas. Hace siete meses que la denuncia fue radicada y la familia asegura que desde la justicia no le brindan soluciones.

Según pudo reconstruir El Territorio, el expediente se encuentra en la Cámara de Apelaciones de Posadas desde hace algunos meses.

En este contexto, Julio Ziegler, quien está detenido por ser el único sospechoso de la desaparición de la mujer, continúa a la espera de determinaciones debido a que su defensa apeló su detención.

En cuanto a la denuncia por la desaparición, el pasado 30 de noviembre fue radicada por José Portillo, sobrino de Icha Aguirre, en la Comisaría de la Mujer de Eldorado.

En la acusación Portillo mencionó que la mujer se encontraba al cuidado de su hijo Carlos Julio Ziegler (55), quien en ese momento dijo que no tenía conocimiento del paradero de su madre ya que, según su versión, había sido trasladada a Corrientes por personas oriundas de Iguazú el día 23 de ese mismo mes.

A principios de diciembre el juez Saldaña, dispuso la detención del sospechoso, la cual no se pudo llevar a cabo puesto que, aparentemente, había viajado a Buenos Aires.

Finalmente, el 23 de diciembre se tomó conocimiento de que Ziegler estaba en su vivienda y, tras corroborar la situación, se procedió a su aprehensión.

En esa oportunidad, el juez determinó que se realice un allanamiento en la casa del hombre, pero los resultados fueron negativos pese a la minuciosa inspección ocular y removimiento de materiales en la vivienda. Entonces fue liberado.

Días más tarde la jueza subrogante, Marisa Aquino, ordenó la detención del sospechoso bajo la acusación de abandono de persona.

Posterior a esto último, en el mes de enero, por orden de la Justicia se concretó la segunda inspección al terreno de Carlos Julio Ziegler en tanto que el hombre es el apuntado por los allegados a la septuagenaria como el responsable del asesinato y posterior entierro de los restos de la mujer dentro de un pozo de la citada propiedad.

La diligencia, a cargo de la Municipalidad de Eldorado y dispuesta por el Juzgado de Instrucción Uno de esa localidad, a cargo del juez Roberto Saldaña, se extendió por varias horas dentro del domicilio de la calle Colón dando resultados negativos.

Además, efectivos de la Policía Federal intervinieron en la búsqueda de la anciana y para ello trajeron un equipo de cuatro perros, adiestrados por dicha fuerza federal, desde la provincia de Buenos Aires. Fuentes del caso informaron que los canes recorrieron toda la propiedad y no marcaron ningún punto que pueda ser de utilidad para los investigadores.

Sobre el caso, las testimoniales hasta ahora no aportaron datos certeros sobre Icha. 

 

Informe de domingo

Desean expandir brigadas K9 para la búsqueda de personas

El sistema de recompensas 'Buscar' al que entró Golemba

“Esperamos que vuelva o por lo menos saber lo que pasó con él”

Dudas y pocos datos en el caso Julieta Einhger

“Sólo quiero que mi papá aparezca, lo extraño”

El misterio del caso Andrea Silva y una angustia que lleva 22 años

Desaparecidos: entre la búsqueda y la esperanza sin fin

“Debemos desterrar eso de esperar 24, 48 horas para iniciar una búsqueda”

"Quiero encontrarla y darle una sepultura digna como un ser humano"

El caso de Damacio, el peón que desapareció en El Alcázar

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias