Paraguay prolonga su cuarentena

Domingo 29 de marzo de 2020
El presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, prorrogó ayer el “aislamiento total” de la población dispuesto para mitigar la propagación del coronavirus hasta el 12 de abril próximo, informó la prensa local.
La medida, que comenzó a regir el viernes pasado y debía concluir ayer a la medianoche, mantendrá vigencia hasta el último minuto del domingo 12 de abril, cuando finalizará la Semana Santa, reportaron la agencia noticiosa estatal IP y el diario Última Hora.
“Después de escuchar los argumentos de todos los sectores, he decidido mantener el aislamiento total; pido un esfuerzo más a todos, continuemos solidarios con nuestro sistema de salud”, dijo Abdo Benítez en su cuenta de la red social Twitter.
La disposición establece restricciones para la movilización de personas y vehículos, y contempla excepciones para el personal de salud, la provisión de servicios, el sector financiero y la prensa, entre otras.
Asimismo, el decreto de prórroga estableció dos nuevas excepciones: el Ministerio de Educación podrá convocar al personal que necesite para repartir la merienda escolar y mañana y el martes los funcionarios administrativos podrán ir a sus oficinas para pagar salarios y a proveedores, dijo el asesor jurídico de la Presidencia, Hernán Huttemann, en conferencia de prensa. 
El gobierno había informado el viernes que analizaba pasar a una “fase intermedia”, manteniendo algunas restricciones y flexibilizando otras, pero esa iniciativa cosechó el rechazo de profesionales de la salud y gran parte de la sociedad.
Por otra parte, el ministro de Salud Pública y Bienestar Social de Paraguay, Julio Mazzoleni, anunció el viernes por la noche que la epidemia de dengue que afectaba al país llegó su fin, luego de confirmar un continuo descenso en el reporte de casos durante el último mes.
Hasta ayer por la noche, Paraguay tenía 56 casos confirmados de coronavirus, tres fallecidos y una persona recuperada, según datos del Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social.

La Justicia frena campaña de Bolsonaro

Una jueza federal de Río de Janeiro ordenó levantar la campaña publicitaria del gobierno de Brasil para suspender el aislamiento por la pandemia de coronavirus y volver a trabajar, decisión que le generó una confrontación con los gobernadores y forzó a Jair Bolsonaro a retroceder y afirmar que no fue una campaña sino un “experimento”.
La jueza Laura Bastos Carvalho ordenó ayer que el gobierno “se abstenga de vehicular, por radio, televisión, periódicos, revistas, sitios web o cualquier otro medio, físico o digital, piezas publicitarias relativas a la campaña ‘Brasil no puede parar’”.
La decisión de la jueza es en repuesta a una acción civil que presentó el viernes por la noche el Ministerio Público Federal en Río para impedir que el gobierno federal lance la campaña ‘Brasil no puede parar’, que coincide con lo expresado públicamente por el presidente Bolsonaro.
Brasil reportó ayer 22 nuevas muertes por coronavirus, con lo que el número total de fallecidos se elevó hasta 119, mientras que los casos confirmados crecieron un 14 por ciento en un día y se ubicaron en los 3.904, informó el Ministerio de Salud. 


El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina