El sur de Italia registra saqueos y rebeliones por la cuarentena

Domingo 29 de marzo de 2020
El gobierno italiano ya había expresado hace unos días su temor a que las medidas para evitar la propagación del Covid-19, que han paralizado el territorio, provocasen revueltas. Los supermercados han reforzado su seguridad por la situación generada, pero han empezado los primeros problemas derivados del confinamiento y la crisis económica que ha provocado el coronavirus.
En el sur de Italia se están dando saqueos en supermercados y llamadas a la revuelta por parte de la ciudadanía que peor lo está pasando por esta pandemia. En Palermo, un grupo organizado de 20 personas se ha presentado ante las cajas de un supermercado de la cadena Lidl con carros de la compra llenos de productos negándose a pagar al tiempo que gritaba: “Basta de estar en casa, no tenemos dinero para pagar, tenemos que comer”. 
La llamada al saqueo de los supermercados no sólo afecta a la región de en Sicilia. También se extiende a otros lugares del sur. En algunas zonas de la provincia de Nápoles han aumentado los robos en la calle y los asaltos a las farmacias. 
El país registra los peores datos y sigue acumulando muertos por el coronavirus. En un nuevo balance oficial publicado ayer, se cifra en 10.023 las personas fallecidas por esta pandemia que está asolando el mundo.

Exigen alimentos
“La gente tiene hambre”, es el mensaje que han lanzado desde el sur a los gobiernos, aseguró el corresponsal en Italia del diario español ABC. Incluso este grito de alarma se ha hecho presente en los alcaldes y fuerzas del orden de toda esta zona para evitar cualquier alteración del orden público en plena cuarentena obligatoria. 
Una de las imágenes que se hizo viral ayer en Italia fue la de un padre con su hija, que muerden un pedazo de pan con Nutella. Es justo en ese momento cuando el padre en apariencia amenazadora se dirige al primer ministro Conte y al alcalde de Palermo: “Si mi hija no podrá comer un trozo de pan iremos a asaltar los supermercados”.
Los pobladores también colocan videos llamando a una rebelión social. Incluso, muestran a sus propios hijos gritando.
Un usuario identificado como Luky gritaba que “en casa pueden estar los que tienen un salario fijo, si nosotros debemos estar encerrados, el Estado nos tiene que llevar la comida y debe pagar los alquileres, no somos Cristiano Ronaldo: Aquí tres cuartas partes de italianos trabaja en negro; ¡rebélense!”.
Las autoridades también han reportado que no solo en Palermo están ocurriendo este tipo de hechos. En Bari, la consejera de Asuntos Sociales, Francesca Bottaloci, tuvo que llevarle productos de primera necesidad a una familia que viralizó un video gritando desde su balcón: “Ya no tenemos dinero, no tenemos nada”.
En la provincia de Nápoles también se han reportado robos a las personas que caminan con sus bolsas de supermercado. Además, los medios indican que es raro que no exista algún robo a farmacias o asaltos en las provincias del sur. 

España amplió confinamiento al 9 de abril

El presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, anunció ayer la paralización de todas las actividades no esenciales desde mañana y hasta el jueves 9 de abril, ambos inclusive. En una comparecencia desde La Moncloa, Sánchez explicó que esta “medida excepcional” supondrá que todos los trabajadores de actividades no esenciales “deberán quedarse en casa” a partir de este lunes para lo que tendrán un permiso retribuido “recuperable” durante todo el tiempo y recibirán su salario “con normalidad”. Sánchez explicó que será después, cuando pase este período de cese de actividad, cuando deberán recuperar las horas “de manera paulatina”. Advirtió de que quedan “días muy duros” por la pandemia del coronavirus y es necesario “intensificar la lucha”.


Estados Unidos y Reino Unido se preparan para lo peor

Estados Unidos superó ayer los 120.000 contagios y los 2.200 decesos, con el estado de Nueva York como principal afectado, con más 52.000 casos positivos y más de 700 fallecidos.
Ante este aumento exponencial de la enfermedad, el presidente estadounidense, Donald Trump, sugirió a primera hora imponer una cuarentena en los estados de Nueva York, Nueva Jersey y Connecticut, donde las infecciones se han multiplicado en la última semana.
Sin embargo, anoche aseguró: “No será necesaria la cuarentena en New York, New Jersey y Connecticut”.
Trump firmó, además, una orden ejecutiva para poder poner en actividad a militares en reserva con el fin de aumentar el número de efectivos movilizados frente a la crisis del coronavirus, según señaló el Pentágono en un comunicado.
El cuadro también es delicado en el Reino Unido, donde se superó ayer el millar de muertos y más de 17.000 personas están infectadas, entre ellas el príncipe Carlos de Inglaterra, heredero al trono, y el premier Boris Johnson, además de otros miembros del gobierno.
Ante este panorama, el director del sistema de salud público británico, Stephen Powis, afirmó ayer que si logran mantener la cifra de muertos por debajo de los 20.000, “habremos hecho muy bien las cosas”.
El gobierno británico subestimó en un principio la pandemia y rechazó las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), pero en las últimas semanas decidió tomar medidas como el cierre de escuelas, restaurantes y pubs en todo el país, a la vez que instó a la población a aislarse en sus domicilios. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina