¿Querés recibir nuestras alertas de noticias? Entrá y enterate como recibirlas

Informe de Domingo

Sostener la educación cuando la salud está en riesgo

La salud no les permite compartir el aula con sus compañeros de siempre. Puede ser por quince días o durante meses, pero no se quedan sin aprender. Los chicos que deben guardar reposo en su casa o acudir al hospital cuentan con la modalidad educativa hospitalaria y domiciliaria, con maestras que los visitan en sus habitaciones o domicilios. La tarea no es sencilla y la empatía y la contención son imprescindibles. La historia y las historias, los protagonistas y los nosocomios con escuela propia.
domingo 09 de junio de 2024 | 1:30hs.
Eldorado es una de las ciudades con escuela hospitalaria y los primeros meses del año ya atendió a más de 200 chicos. //Foto: Matías Bordón.
Eldorado es una de las ciudades con escuela hospitalaria y los primeros meses del año ya atendió a más de 200 chicos. //Foto: Matías Bordón.

En momentos de dificultad, en que cientos de alumnos se ven imposibilitados de asistir a clases en su escuela habitual debido a problemas de salud, los docentes sacan a relucir su papel de agentes de contención para sostener la trayectoria educativa de los chicos mediante la Modalidad de Educación Domiciliaria y Hospitalaria.

Estos docentes que se dedican a la enseñanza en contextos fuera de los establecimientos, no solamente cumplen la función educadora para la que fueron formados, son un instante de distracción en momentos en que los alumnos se recuperan de una operación traumatológica, respiratoria, reciben tratamiento oncológico, diálisis, entre otros. Entre las tareas de un maestro hospitalario y domiciliario está: reconocer cuando un niño se siente mal y no puede concentrarse, captar la atención dentro de una sala, trabajar uno a uno con el alumno y establecer lazos con los acompañantes ya sean padres o tutores.

Fuera de los hospitales les toca movilizarse hasta las casas de los alumnos una vez que reciben el alta y recorrer -en muchas ocasiones- largos caminos terrados para llegar a dar clases en los propias hogares de sus alumnos transitorios.

"A partir de 2019 se crea la figura de la coordinación en la provincia y se empiezan a crear las escuelas, porque antes había dos nada más, en Posadas y Alem. Después de ese año se empiezan a crear las ocho escuelas restantes en el interior de la provincia. Eso hace que todos los años, a medida que más escuelas se inauguren, tengamos más chicos para atender", explicó en diálogo con El Territorio, Andrés Rehé, coordinador de la modalidad en la provincia.

La mayoría de los niños son atendidos en el Hospital Pediátrico porque recibe derivaciones de toda la provincia. //Foto: Marcelo Rodríguez


"El programa de escuelas domiciliarias en la provincia atiende a unos 400 niños mensualmente, con un enfoque en la continuidad de los estudios durante las enfermedades. Las clases son proporcionadas por maestros que se desplazan al hogar del niño cuando presenta problemas de salud por los cuales se deben ausentar de los establecimientos de manera presencial, adaptando el plan de estudio y tomando exámenes cuando sea necesario", agregó.

"Se establecen acuerdos con las familias para asegurar un ambiente adecuado de estudio. Abarca todos los niveles educativos y modalidades, sin importar la gestión escolar", agregó.

A su vez, detalló que de la totalidad de chicos que reciben el contenido pedagógico y seguimiento a alrededor del 40% de la población se los atiende en el domicilio y el resto recibe atención en hospitales. De esto el 50% de la demanda está concentrada en Posadas, dado que el Hospital de Pediatría recibe derivaciones de chicos de toda la provincia.

Los docentes están en permanente vinculación con las escuelas de origen para tener en consideración el plan de estudios y los contenidos según la edad, para que el alumno no se atrase. Los tiempos varían según lo que determine el profesional de la salud que hace el tratamiento y a partir de quince días de reposo se puede solicitar el acompañamiento. En este sentido, los plazos son laxos, hay estudiantes que están desde un mes hasta más de un año de recuperación, dependiendo del diagnóstico.

Objetivos y datos nacionales
En su página oficial el Ministerio de Educación de la Nación enumera que los objetivos de la modalidad son: mantener la continuidad de los aprendizajes escolares para asegurar las trayectorias escolares; mantener y propiciar el vínculo con la escuela de origen del alumno en pos de su reinserción; reducir el ausentismo, la repitencia y la deserción escolar provocados por la enfermedad; favorecer los procesos de relación y socialización de los alumnos, necesarios para su desarrollo.

Alrededor de 150.000 niños, niñas, adolescentes y jóvenes por año son escolarizados resguardando sus trayectorias escolares propiciando la reinserción a su escuela de origen cada vez que sea posible.

En el siguiente informe El Territorio recorre el desarrollo de la modalidad en la provincia, tanto en Posadas como en las escuelas hospitalarias del interior de Misiones; la historia de la primera escuela; así como las historias de este particular de tipo de maestras que están presentes cuando los niños, niñas y adolescentes se ausentan de la escuela porque su salud se ve perjudicada.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?