viernes 23 de julio de 2021
Cielo claro 24.8ºc | Posadas

Entrevista al director nacional, Jonatan Firun

El programa Buscar, herramienta clave para la difusión de procurados

Difundir datos, rostros y solicitar una recompensa por información. El mecanismo se activa por orden judicial y trabaja en comunicación directa con el Cufre

domingo 04 de julio de 2021 | 6:05hs.
El programa Buscar, herramienta clave para la difusión de procurados
Graciela Liliana Viera fue vista por última vez en Oberá entre el 2001 y 2003, según la información oficial.
Graciela Liliana Viera fue vista por última vez en Oberá entre el 2001 y 2003, según la información oficial.

“La difusión es una herramienta principal”, resume Jonatan Firun (43), a cargo de la Dirección Nacional de Cooperación con el Poder Judicial y Ministerios Públicos, que nuclea el Programa Nacional de Coordinación para la Búsqueda de Personas Ordenada por la Justicia, llamado Buscar.

En diálogo con El Territorio, el letrado explicó cuáles son los alcances de este programa y cómo se articula con la Justicia -que ordena que una persona buscada ingrese al programa y establece una recompensa- y las autoridades policiales, como el Comando Unificado Federal de Recaptura de Evadidos (Cufre), que investiga en el campo. 

Buscar se encarga de difundir y ofrecer recompensas por delincuentes evadidos de la Justicia por delitos complejos, prófugos por delitos de lesa humanidad cometidos en la última dictadura cívico militar y personas extraviadas. Incluso, también colaboran con la restitución de identidad de una persona secuestrada durante la dictadura. 

Por ejemplo, ingresaron al programa la niña de 5 años, Guadalupe Lucero, desaparecida en San Luis desdes hace más de 20 días, y Raúl Martín Maylli Rivera, conocido como “Dumbo”, un escurridizo líder narco encargado de la venta de cocaína en el Conurbano bonaerense que tiene pedido de captura desde el 20 de mayo, cuando escapó de allanamientos sobre inmuebles de su organización.

En la actualidad no hay prófugos de la Justicia que sean de Misiones por el cual se pide recompensa, pero sí hay una búsqueda de paradero. Se trata de Graciela Liliana Viera, quien nació en 1983 y fue vista por última vez entre los años 2001 y 2003, según la información oficial. Por datos que puedan conducir a su ubicación, hay una recompensa de 250.000 pesos.

No hay información respecto de Viera, aunque sí se sabe que la causa se lleva adelante el Juzgado Federal de Oberá. La denuncia por su desaparición se hizo en 2017 por su padre. 

Procedimiento

Los aportes son recepcionados a la Línea 134. Esa información se gira el juez que entiende en la causa y si los resultados son positivos, Buscar se encarga de hacer el correspondiente pago. Aunque, claro, hay procedimientos y condiciones que deben cumplirse.

“La persona que nos brinde la información a nosotros no tiene que haber participado en el delito. Sobre la base de eso es que nosotros avanzamos en cuanto a la posibilidad o no de darle la recompensa que se ofrece”, puntualizó Firun en comunicación telefónica.

Y detalló: “Esto se hace por una articulación judicial, si bien podemos poner a disposición de los magistrados que intervienen en la investigación la solicitud de incorporarlo al programa, es una decisión que efectivamente tienen que llevar adelante la Justicia la del ofrecimiento de una recompensa”.

Las recompensas y el despliegue de Buscar, se aclaró, no es para todos los prófugos de la Justicia: “Tiende a poner en evidencia, de manifiesto y a comprometer a la ciudadanía en lo que hace a la existencia de un prófugo por delitos de extrema gravedad. Al programa no va a ingresar una persona por un hurto. Lo que hace es difundir y además conectarse con las áreas específicas de las fuerzas de seguridad que realizan estas búsquedas”.

Al respecto, el director nacional señaló que Buscar tiene dos objetivos principales. “Por un lado que el que esté prófugo sienta y sepa que le estamos buscando, que se divulgue su imagen, que se divulgue su cambio de aspectos, todo eso. En las terminales de ómnibus y aeropuertos, en distintos lugares y redes sociales nosotros promovemos la divulgación del programa y entonces esto inhibe a la persona de desarrollarse libremente”, señaló. 

“Por otro lado -amplió-  es que la persona que sepa y que tenga un conocimiento de un prófugo pueda verse beneficiado con una compensación económica producto del aporte que realice, tanto de la existencia de un prófugo, su paradero o lo que permite y/o necesite el juez para esclarecer la investigación”.

Las búsquedas, no obstante, pueden tener sus complicaciones: “Por ejemplo, si yo estoy investigando criminalidad organizada y recibo muchos más llamados de lo esperado, es producto de que me están utilizando el programa para desviar la investigación. En los casos de búsqueda de paradero o de delitos complejos es imprescindible”.

Más allá de este tipo de manipulaciones, el funcionario expresó que notan un compromiso de la ciudadanía y que los datos son genuinos, más allá de que después eso pueda ser útil o no para la investigación judicial en curso.  “Si el juez nos confirma que la información colaboró con el hallazgo de la persona, con el esclarecimiento o la recaptura de prófugo, nosotros procedemos al pago”, concluyó.


Marco legal de la conformación del Buscar

La Ley 26.375 creó el Fondo de Recompensas destinado a quienes aporten información que permita dar con el paradero de los prófugos en causas que se investigan delitos de Lesa Humanidad en el marco del Terrorismo de Estado en Argentina. El Fondo de recompensas establecido en esta Ley no es un fondo permanente, por lo tanto cada año es necesario prorrogar la Resolución que establece la recompensa.

La Ley 26.538 creó el Fondo Permanente de Recompensas destinado a quienes aporten datos que permitan resolver causas de delitos complejos, dar con el paradero de quienes hayan sido autores, coautores, encubridores y partícipes necesarios, de hechos vinculados con delitos de homicidio, homicidio agravado, violación, violación seguida de muerte, privación ilegal de la libertad calificada, sustracción de menores, secuestro extorsivo, los tipificados en los artículos 5º, 6º y 7º de la Ley Nº 23.737 (narcotráfico), robo a entidades bancarias, o en el encubrimiento de cualquiera de éstos. Así como recabar información útil que permita dar con el paradero de personas desaparecidas, privadas de su libertad y preservar su integridad física.

 

Informe de domingo

A la caza de los fugitivos

El Comando Tripartito y su rol clave en materia de seguridad

Los misioneros que figuran entre los más buscados de Interpol

“La situación de cada prófugo depende de su respaldo económico”

El programa Buscar, herramienta clave para la difusión de procurados

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias