miércoles 07 de diciembre de 2022
Muy nuboso 34.7ºc | Posadas

Informe de domingo

De pueblo en pueblo para curar

La insuficiente cantidad de médicos especialistas, sobre todo en los municipios del interior, es una situación que afecta a casi todo el país y se refleja también en Misiones. Para paliarla, muchos profesionales viajan de localidad en localidad, brindando atención allí donde no la hay de manera permanente. En la provincia hay quienes recorren casi una veintena de comunas cada mes. Las historias de los médicos golondrina, sus experiencias en aldeas aborígenes, parajes y colonias.

domingo 02 de octubre de 2022 | 1:30hs.
De pueblo en pueblo para curar
Pablo Barissi es neurólogo, vive en Posadas y recorre todos los meses quince municipios, de punta a punta de la provincia. //Foto: Marcelo Rodríguez.
Pablo Barissi es neurólogo, vive en Posadas y recorre todos los meses quince municipios, de punta a punta de la provincia. //Foto: Marcelo Rodríguez.

Su jornada laboral no es exactamente clásica. Se traslada de un punto de la provincia a otro, durante todo el mes. El consultorio va variando dependiendo de la demanda. Además de los libros y el estetoscopio, su auto representa también una herramienta de trabajo.

"Es un desafío. Voy una vez al mes a todos lados porque cubro quince municipios, así que intento coordinar las rutas", cuenta -en diálogo con El Territorio- Pablo Barissi (30), neurólogo oriundo de San Ignacio, egresado en Medicina de la Fundación Barceló y con especialización en Hospital Nacional de Clínicas en Córdoba Capital.

Su experiencia es una de tantas que se impone en la actualidad para dar respuesta a un drama: la falta de especialistas, sobre todo en lo que respecta a atención primaria de la salud (APS).

Barissi es un médico golondrina, recorriendo kilómetros lleva la atención que necesitan los vecinos en Bernardo de Irigoyen, Puerto Iguazú, Wanda, San Vicente, Campo Grande, entre otros municipios. Se maneja en la rama privada, haciendo de su exposición en las redes sociales el imán del empleo.

Trasladarse entre localidades se convirtió en la estrategia más sólida, ya sea en el sector público como en el privado, para garantizar servicios de salud.

La necesidad que padecen algunas zonas tiene entre los principales argumentos, según las autoridades sanitarias y representantes del rubro, una desigual distribución del recurso humano.

"Es una realidad que el 70% de los médicos vive y trabaja en tres ciudades de Misiones: Posadas, Oberá y Eldorado; y casi el 50% vive en Posadas. También el ejercicio de la medicina se complejizó con múltiples especialidades; sólo en los hospitales de la provincia se forma recurso humano en 30 especialidades médicas distintas, entre residencias básicas (16) y posbásicas (14)", explica Rodolfo Fernández Sosa, subsecretario de Recurso Humano del Ministerio de Salud Pública de la provincia.

Y agrega: "Los profesionales especialistas atienden en distintos pueblos una vez por semana o una vez al mes, depende la distancia del viaje o la población que demande consulta".

En la misma línea, Luis Flores, presidente del Colegio Médico de Misiones, reflexiona cada vez que es consultado por esta cuestión: "Por razones obvias los especialistas se concentran en la zona Capital. En algunos pueblos no hay tantos pacientes para que tenga trabajo un especialista, sobre todo alguna especialidad difícil de encontrar, como las subespecialidades de pediatría".

De acuerdo al registro oficial, hay 2.380 galenos matriculados en la provincia, de los cuales 1.988 son especialistas.

En muchos casos, el faltante se logra suplir con los médicos golondrina; en otros, los pacientes padecen las dificultades de lo que significa esperar semanas y hasta un mes por un turno o bien, movilizarse a otra ciudad en busca de atención médica.

En San Pedro, por ejemplo, por falta de profesionales, las emergencias relacionadas a traumatología y partos son derivados a centros de mayor complejidad. En el hospital nivel I, sólo pediatría, odontología y nutricionista, atienden casi todos los días.

Con una población que supera los 40 mil habitantes, la demanda es enorme y la gente debe trasladarse a otras localidades para estudios como una tomografía computarizada.

Factores que influyen

"Es muy difícil la radicación de un especialista en un pueblo porque requiere de un sanatorio y/ hospital con complejidad suficiente de laboratorio, diagnóstico por imagen y centro quirúrgico para poder dar respuesta y cura en el lugar", argumenta Fernández Sosa.

"Como política de Estado se trata de promover la formación en medicina general, pediatría o tocoginecología para poder satisfacer la demanda de la población en APS. Pero los nuevos médicos egresados no eligen estás especialidades y se orientan más a especialidades médicas quirúrgicas, que tengan manejo de tecnología, o subespecialidades médicas donde hay pocos médicos. En general buscando una mejor rentabilidad económica", agrega el funcionario.

Inevitablemente en la balanza, se inclinan los haberes. Materia pendiente entonces: seguir generando espacios de reconocimiento económico y de fomento de la vocación de servicio para reivindicar la atención primaria.

 

Notas relacionadas:

Desde Posadas hasta Irigoyen, un consultorio neurológico viajero

Medicina itinerante: el pediatra que llega a los lugares más recónditos

La médica generalista que se divide entre tres municipios para contener pacientes

Entre el cansancio por los viajes y el esfuerzo por ir de pueblo en pueblo

San Pedro: por falta de profesionales, pacientes tienen que ser derivados

Estudiantes de medicina: entre la vocación y el peso de lo económico

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias