martes 27 de febrero de 2024
Cielo claro 25ºc | Posadas

Atraen a jóvenes profesionales con cargos en el interior de Misiones

Estudiantes de medicina: entre la vocación y el peso de lo económico

La falta de especialistas en atención primaria comienza en la elección de los alumnos, quienes se inclinan por ejercer en prestaciones que les generen mayor rédito

domingo 02 de octubre de 2022 | 6:05hs.
Estudiantes de medicina: entre la vocación y el peso de lo económico
Muchos estudiantes de medicina deciden su especialidad durante las residencias o internados rotatorios Foto: archivo
Muchos estudiantes de medicina deciden su especialidad durante las residencias o internados rotatorios Foto: archivo

Un aspecto fundamental para entender porque se da la falta de especialistas en atención primaria de la salud (APS), es indagar en el proceso de la formación de quienes se preparan para ser médicos. Las instituciones de formación y los docentes universitarios, son los encargados de transmitir a los jóvenes las necesidades que tiene la población respecto a los servicios de salud más básicos.

En este punto, el compromiso social de la profesión se cruza con los intereses personales de los estudiantes, quienes tienen una tendencia a priorizar especialidades médicas que les signifiquen una mayor remuneración económica.

Al respecto, El Territorio dialogó con docentes universitarias que se desempeñan tanto en la Universidad Católica de las Misiones (Ucami) -único establecimiento con la carrera de medicina en la provincia- como en el Departamento de Docencia e Investigación del Hospital Escuela de Agudos Doctor Ramón Madariaga.

Teniendo en cuenta que la mayoría de los estudiantes definen su especialidad a partir de la experiencia al realizar la práctica final o el internado rotatorio.

“Las áreas de APS son críticas en cuanto a cantidad de profesionales, principalmente por la carga horaria que tienen, los jóvenes tienen que realizar muchas guardias y hay muy poco estímulo económico. Se fue viendo con el tiempo la inclinación por especialidades como anestesia, diagnóstico por imagen y cirugía plástica, todas ellas que dan más rédito económico”, contextualizó a este medio María Laura Calvano, infectóloga y encargada de docencia hospitalaria en el nosocomio de alta complejidad de Posadas.

Además, la profesional remarca que entre las desmotivaciones está que en medicina general se necesitan más horas en el ejercicio práctico, porque los profesionales deben abocarse a múltiples tareas en los Caps.

Al ser consultada sobre la visión de los estudiantes sobre su profesión dijo: “Siguen prevaleciendo las otras búsquedas, muchos se van a la provincia y otros eligen las especialidades más remunerativas. Hasta ahora no se está pudiendo contrarrestar la gran demanda que hay y el recurso humano es lo más valioso”.

Por otra parte, Viviana Ramírez, instructora de residencias en medicina general y familiar y coordinadora del internado rotatorio de la Ucami, se refirió al porqué de la elección de las especialidades en auge.

“Muchas veces tiene que ver con lo que ven del pregrado, si se hace más hincapié en las especialidades quirúrgicas, después van a elegir eso”.

A lo que agregó: “Nosotros realizamos un taller de orientación vocacional destinado a quienes hacen el internado para que puedan elegir de mejor manera su especialidad. En esos espacios nosotros les planteamos a los estudiantes que no todo es por lo económico, porque si sólo priorizo la cuestión monetaria pero mi calidad de vida no es buena tampoco justifica reventarme la vida por la plata”.

Viviana Ramírez. Médica general, instructora de residencias y coordinadora del internado rotatorio de la Ucami

Al mismo tiempo, Ramírez indicó que hay muchos imaginarios en los estudiantes al momento de elegir la especialidad y el trabajo desde la docencia es derribar muchos mitos. En ocasiones, los alumnos tiene una preconcepción de un espacio de trabajo y cuando van al campo en la atención primaria se dan cuenta que es un trabajo que les gusta, subrayó la coordinadora de los internados.

“Nuestros objetivos se fueron adaptando, ya que lo que más requiere la provincia es el perfil del médico general que es el que buscamos con nuestros egresados. En este sentido la rotación de atención primaria es la más larga, sería de ocho semanas”, resaltó Ramírez.

A su vez en cuanto a las residencias médicas en el sexto año de medicina, Calvano destacó que este año con la presencialidad “se está recuperando un poco el entusiasmo y, gracias a Dios, hace un mes se hizo el ingreso de los residentes y se pudo ocupar una parte de los cupos”.

Posibles salidas a la crisis
A partir de este problema que aqueja a la salud pública, se pensaron algunas estrategias para atraer a que los jóvenes que se reciben opten por dedicarse a la atención primaria.

“Desde el Ministerio de Salud agregaron cargos de medicina general en el interior de la provincia, que se les ofrecen a quienes no entran en las residencias y a los que las terminan. Así se va a favorecer una mejora en la atención médica en esas zonas que son las más necesitadas”, señaló Calvano.

También se llevan a cabo cambios dentro de los programas de contenidos de la carrera de medicina.

“Hoy en día, por este gran problema que tenemos, desde la carrera de medicina se están haciendo cambios curriculares para que las cátedras centrales incorporen a la APS”, cerró.

 

Residencias médicas con déficit en APS

Pese a los esfuerzos por incorporar recurso humano con perfil en Atención Primaria de la Salud (APS), la realidad indica que ese objetivo se torna cada vez más complejo. El 17 de junio pasado cerró la convocatoria para cubrir los cargos de residencias médicas en hospitales de Misiones. Como positivo, hubo 232 inscriptos para un total de 185 vacantes. No obstante, las especialidades como Terapia Intensiva para adultos y pediátricas como Neonatología no tuvieron postulantes. “En general, cubrir guardias médicas y trabajar con pacientes agudos y graves se está poniendo difícil conseguir recurso humano. Están expuestos a demandas por mala praxis, mucho estrés laboral y carga familiar; es muy demandante. También estamos viendo situaciones de violencia contra el personal de guardia”, había explicado en diálogo con El Territorio, Rodolfo Fernández Sosa, subsecretario de Recursos Humanos del Ministerio de Salud Pública. En total son once las especialistas que no lograron contar siquiera con un postulante interesado. De los datos que administra la cartera sanitaria, 25 cargos quedaron sin cobertura al menos en esta etapa inicial. En lo que respecta a los médicos para desempeñarse en las unidades de terapia intensiva (UTI) había ocho vacantes para UTI adultos, dos para UTI pediátrica y tres para Neonatología. Además, las especialidades vinculadas a la población infantil fueron de las menos populares entre los flamantes médicos: Emergentología, Infectología y Cirugía Pediátrica tampoco tuvieron inscriptos en esta convocatoria. Cada área tenía dos cupos. Asimismo, para Pediatría se lanzaron 18 cupos y se inscribieron sólo once postulantes.

 

Médicos golondrina Desde Posadas hasta Irigoyen, un consultorio neurológico viajero Medicina itinerante: el pediatra que llega a los lugares más recónditos La médica generalista que se divide entre tres municipios para contener pacientes Entre el cansancio por los viajes y el esfuerzo por ir de pueblo en pueblo San Pedro: por falta de profesionales, pacientes tienen que ser derivados

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias