miércoles 08 de diciembre de 2021
Cielo claro 24.7ºc | Posadas

Desde 2006, por ley, este procedimiento es gratuito

Convencidos de no querer ser padres, cada vez más jóvenes consultan por vasectomías

Desde los 18 años acuden al consultorio para conocer acerca de este método de anticoncepción masculina. El cambio generacional y el ideal de vida con otros intereses y objetivos

domingo 21 de noviembre de 2021 | 6:05hs.
Convencidos de no querer ser padres, cada vez más jóvenes consultan por vasectomías
El procedimiento es prácticamente ambulatorio y lleva 30 minutos.
El procedimiento es prácticamente ambulatorio y lleva 30 minutos.

En estos tiempos se perciben con más fuerza los choques generacionales. Mientras los más grandes reclaman en cada comida familiar por los hijos que sus nietos aún no tienen, los más jóvenes están enfocados en sus proyectos profesionales o en viajes y los niños no están en la lista de aspiraciones a futuro.

En ese marco, desde hace unos años en Misiones cada vez más jóvenes consultan por vasectomías, el método anticonceptivo masculino irreversible, conscientes y seguros de que no quieren ser padres. Ya en 2019 jóvenes de 19 años se sometían a esta intervención quirúrgica.

“No es que sí o sí todos tenemos que formar una familia y tenemos que tener un par de hijos, un perro, una casa; ven diferente a una generación como la de nuestros abuelos que tenían doce hijos o nuestros padres que tenían cinco. La generación que viene, lo digo yo que tengo casi 50 años, está pensando en que quiere tener un perro, un auto o viajar”, había considerado el médico urólogo, Diego Talavera.

En ese sentido, el urólogo Marcelo Cabañas sostuvo que en el consultorio se presentan dos tipos de pacientes: el que tiene más de 35 años, una familia armada y decide con su pareja no seguir procreando. Después están los que son más jóvenes y no tienen hijos, ese grupo aumenta con el paso de los años. Son chicos de 18 a 20 años que se acercan a sacarse las dudas.

“Hay personas que tienen muy claro que no quieren tener hijos y eso me parece una decisión muy responsable, la ley los habilita y nosotros no podemos impedirlo. Hay una responsabilidad y una organización de sus vidas. Sin embargo, en la charla previa que se tiene con el paciente les hablo de los mitos y de las realidades de la vasectomía para que tengan toda la información”, aseguró Cabañas.

Esta intervención se la puede hacer cualquier varón mayor de edad -el Código Civil vigente reconoce que desde los 16 años las personas pueden tomar de manera autónoma todas las decisiones sobre el cuidado de su cuerpo- y no necesita el consentimiento de su pareja, de sus padres ni haber tenido hijo antes.

A partir de 2006, la Ley 26.130 de Anticoncepción Quirúrgica garantiza el acceso a la ligadura tubaria y a la vasectomía como un derecho de todas las personas; por ello las obras sociales deben cubrir al 100% y en los hospitales públicos su acceso tiene que ser gratuito tanto para vasectomías en el hombre, como para ligadura de trompas en la mujer.

Cómo es el procedimiento

La vasectomía es un método de anticoncepción masculina muy efectivo y que tarda como máximo media hora. “Es un procedimiento sencillo, hoy se utiliza la técnica de vasectomía sin bisturí (VSB), donde hacemos una incisión por disección, con un instrumental muy finito”, explicó Cabañas.

Y agregó: “Hoy lo hago de manera prácticamente ambulatoria con anestesia. El paciente va, se interna, se le hace un sedación con anestesia local, son 30 minutos de procedimiento y después de eso se queda unas dos horas internado y se va a la casa tranquilamente caminando y a las 48 horas ya puede volver a sus actividades. Entre siete y diez días debe hacer reposo de relaciones sexuales y actividades deportivas, nada más”.

El profesional destacó además que ninguno de los pacientes que accede a este método de anticoncepción se arrepiente. No obstante, les explica las posibilidades de reversibilidad de la operación.

“Les explico que al ser un método quirúrgico, nos tiene que quedar en claro que es un método irreversible. Pero puede ser potencialmente reversible si uno realiza otra cirugía, que es más compleja, que puede conectar de nuevo los conductos deferentes, puede permeabilizar y tiene un porcentaje de éxito y devolver la fertilidad, pero no se garantiza en un 100%”, relató.

Es que la probabilidad de recuperar la fertilidad y lograr un embarazo disminuye a medida que pasa el tiempo entre la realización de la vasectomía y su revocación.

Por otra parte, revocó los mitos que giran en torno a la vasectomía: no afecta la erección, el deseo sexual ni a la eyaculación. Con el procedimiento se bloquean los conductos deferentes que trasladan los espermatozoides desde el testículo hasta la uretra. Tampoco implica que el paciente tenga riesgo de una enfermedad oncológica, ni problemas hormonales, son todos mitos.

“Lo que tomo como un logro es que el paciente hombre tome la iniciativa y se haga cargo, eso cambió muchísimo porque antes no pasaba. Antes la mujer tenía que cuidar de no embarazarse, tomar anticonceptivos, ponerse el DIU, etcétera. Yo soy muy partidario de eso y cuando van a la consulta previa a sacarse todas las dudas, les explico todo”, cerró el profesional. 

 

Informe de domingo

La familia, en constante deconstrucción

‘No quiero tener hijos’: la decisión personal que lucha contra los mandatos sociales

Convencidos de no querer ser padres, cada vez más jóvenes consultan por vasectomías

Los que deciden no seguir la hoja de ruta oficial de la vida

Sin fórmulas únicas ni universales

La ansiedad por lograr un embarazo deseado

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias