sábado 04 de diciembre de 2021
Cielo claro 24ºc | Posadas

Los tratamientos son gratuitos y las obras sociales los cubren

La ansiedad por lograr un embarazo deseado

Cada vez hay más demanda de fertilización asistida porque la edad para tener hijos fue postergada. Las presiones sociales y la frustración por no tener éxito

domingo 21 de noviembre de 2021 | 6:05hs.
La ansiedad por lograr  un embarazo deseado
Hobecker es especialista en fertilidad del Hospital Madariaga.
Hobecker es especialista en fertilidad del Hospital Madariaga.

Laura y Diego son pareja hace 5 años. Comparten aspiraciones, sueños y decidieron que juntos quieren formar una familia con hijos. Si bien esa determinación de búsqueda la mantuvieron en la privacidad, cada mes la presión comenzó a sentirse más y más fuertemente. La ansiedad y el estrés fueron inevitables y aunque médicamente hay que esperar un poco más para poder analizar las variables que no hicieron posible el embarazo aún, el entorno ayuda a liberar tensiones. La insistencia de amigos sobre la paternidad llegó al punto cúlmine de ser insoportable.

Comentarios que parecen al pasar, inofensivos,en plena celebración de cumpleaños por ejemplo, golpearon duramente una y otra vez. Sostener una actitud pasible fue una proeza que se sostuvo algunos minutos, para luego desatar una angustia incontenible ya en la intimidad del hogar.

La presión social causa estragos y provoca los peores sentimientos encontrados. Por eso, para quienes están lidiando con un tratamiento de fertilidad, es primordial el acompañamiento tanto del entorno como psicológico, según estiman los especialistas.

‘‘Quizás involuntariamente la mayoría de las veces, la gente que rodea a la pareja presiona en las reuniones familiares, en las reuniones de amigos, o de pronto todos los amigos se embarazan. No es para nada fácil llevar la situación, sobre todo para la mujer porque la fertilidad es una cuestión de pareja pero la que padece socialmente es la mujer. Es a ella que le preguntan ‘qué pasa que no te embarazás, el marido está jugando al fútbol, al truco con los amigos y nadie le pregunta: ¿che qué te pasa que no te embarazás? Es la mujer la que carga con el peso social de la fertilidad’’, precisó Juan Carlos Hobecker, referente del Programa Provincial de Fertilización Asistida que funciona de manera gratuita en el Hospital Ramón Madariaga de Posadas.

Tal como reflejó el médico especialista, la demanda de fertilidad es constante y va aumentando año a año. Hoy, después del breve parate de los meses pandémicos, se ha restablecido a niveles prepandemia. Ya en 2019 se contabilizaba que más de 500 parejas por mes consultaban por estos tratamientos.

‘‘La pareja viene con una carga anímica y emotiva muy significativa, es muy frustrante la búsqueda de un bebé y la no concepción. Uno supone que es muy fácil: tengo relaciones y me embarazo, eso le pasa al adolescente que lo último que quiere es embarazarse, las parejas que se ponen a buscar chicos, antes eran un 15% hoy son un 25% que van a tener que concurrir a la consulta médica para ver qué es lo que sucede que no pueden procrear’’, estimó el profesional.

Entre los motivos por los cuales es más difícil llegar al embarazo, Hobecker enumera la postergación de la vida familiar, priorizar estudios, ascensos laborales y otras experiencias. Por eso, la mayoría de los consultantes son mayores de 35 años y un cuarto mayores de 40, lo que complica las posibilidades. Además, también suele haber algunos padecimientos de base como infecciones o varicocele, pero la regla es que se busca ser padre a una edad más tardía, sumado a arrastrar una ‘pésima calidad de vida’ como considera el galeno y expuestos no sólo a más contaminación ambiental, sino a malas noticias y estrés.

  Lo recomendable, ante la duda, hacerse estudios y descartar patologías, en tanto para parejas sanas mayores de 35 años, se recomienda una búsqueda de no más de 6 meses antes de solicitar asistencia y para el rango de 25 a 30 años, hasta un año de búsqueda.

‘‘El tratamiento depende de la causa que lo motivó’’, explica Hobecker. ‘‘Puede tener entre 30 y 50% de posibilidad de logro de embarazo por intento. Una de cada tres o una de cada dos mujeres, en el mejor de los casos, logra el embarazo’’, remarcó sobre las posibilidades.

De esta manera, ‘‘la no concepción es extremadamente frustrante, la pareja debe tener mucho apoyo psicológico porque los fracasos reiterados golpean mucho. Padecen mucho porque están dispuestos a hacer lo que haya que hacer para lograr un embarazo y a veces a pesar de que todo pareciera estar bien, el embarazo no viene y es muy pesado de sobrellevar’’, concluyó el médico. 

 

Informe de domingo

La familia, en constante deconstrucción

‘No quiero tener hijos’: la decisión personal que lucha contra los mandatos sociales

Convencidos de no querer ser padres, cada vez más jóvenes consultan por vasectomías

Los que deciden no seguir la hoja de ruta oficial de la vida

Sin fórmulas únicas ni universales

La ansiedad por lograr un embarazo deseado

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias