lunes 15 de abril de 2024
Nubes 23.2ºc | Posadas

Recuerdo a Carlos Tereszecuk

La memoria guardará lo que valga la pena

domingo 24 de marzo de 2024 | 6:05hs.
La memoria guardará lo que valga la pena
Sofía con las fotos que quedaron de su tío Carlos. Foto: Natalia Guerrero
Sofía con las fotos que quedaron de su tío Carlos. Foto: Natalia Guerrero

En la casa de Sofía Tereszecuk  siempre hubo una búsqueda incansable de la verdad. Cuando ella tenía poco más de un año y ya en plena dictadura la familia perdió el rastro de su tío Carlos Tereszecuk, uno de los cinco hermanos de su padre Norberto Antonio.

Carlos era por los 70, y previo al golpe, dirigente estudiantil y cursaba en la Escuela de Servicio Social (que más tarde se fusionaría con la Facultad de Humanidades) y trabajaba como secretario de los diputados del Partido Auténtico (PA).

Quienes lo conocieron coinciden en que era un joven idealista, que hablaba lo necesario pero su acción era contundente, ayudaba en el barrio con clases de apoyo, también en la iglesia.

“Decían que era muy callado e introvertido, creo que esas características sacó de mi abuelo, y tenía valores muy humanos de justicia social y los llevó en su corazón aunque terminó muriendo por esa causa, porque en ese momento quería acallar las conciencias y las voces de quienes querían un mundo mejor”, dijo Sofía al evocar a su tío, del que conserva algunas pocas fotografías, como la que lo muestra acompañándola el día de su bautismo.

“Él no era mi padrino, pero me tiene upa, yo era muy chica, pero crecí escuchando historias de mi tío, al igual que mis hermanos, mi padre pasó su vida buscándolo, intentando que se haga justicia, pero lamentablemente por una enfermedad partió antes de que Carlos fuera identificado como una víctima de la Masacre de Margarita Belén, lo que sucedió finalmente en 2018”, precisó.

Su padre Norberto era el mayor y le seguía Carlos en edad, luego eran cuatro hermanos más. “Mi abuela sí vivió para recibir los restos de su hijo Carlos y falleció unos años después”.  

Mencionó que fue su padre quien en 1982 viajó a Buenos Aires para denunciar la desaparición de Carlos cuando tenía entre 23 y 24 años.  

Miedo y soledad

“Era una época en que había mucho miedo, pero a las víctimas de la represión o a sus familias se las discriminaba o dejaba de lado, se los dejaba solos, mucha gente prefería no saber y también por suerte, otra gente ayudaba y así de vez en cuando llegaban noticias de mi tío, que andaba por el interior de Misiones, una de las últimas noticias era que estaba en Panambí, después fue a otras provincias hasta que finalmente se le pierde el rastro”, indicó.

Desde esa hora imprecisa en la familia temían por la suerte del joven. “No se sabía que pasó con él realmente, se sabía que estaba desaparecido, pero no fue de un día para otro, lo fueron persiguiendo hasta que finalmente y por lo que nos informaron al hallarse los restos pareciera que tenía balas en su cuerpo y fue fusilado en 1976 en Margarita Belén, aunque se lo encontró en la costa de Corrientes, por eso se piensa que los mataban y los tiraban al río y el río lo trajo hasta la orilla”.

Como docente de Letras, Sofía eligió un texto de Eduardo Galeano para expresar su sentir: La memoria guardará lo que valga la pena. La memoria sabe de mí más que yo; y ella no pierde lo que merece ser salvado.

Emocionada, remarcó, “la memoria guarda lo que valga la pena, y estamos hablando hoy de mi tío y de su legado, de su huella. Nunca hay que olvidarse de rescatar estos hechos que estamos recordando para que nunca más vuelvan a ocurrir en nuestro país”. “Mi deseo es que la lucha de esos jóvenes de entonces,  incluida la de mi tío, sirvan de ejemplo en el presente para que tengamos una sociedad más solidaria e igualitaria, más por los tiempos que vivimos”, concluyó.

 

Informe de domingo

Hacer memoria en tiempo de discursos revueltos

“Pedro podía escaparse al Brasil, pero prefirió morir por sus ideales”

“La democracia argentina transita un momento trágico”

‘El Soberbio tiene memoria’ rescata la historia local

La lucha incansable de una madre misionera

“Elijo hablarles a quienes tengan un interés genuino en la historia”

La memoria guardará lo que valga la pena

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias