martes 20 de febrero de 2024
Cielo claro 25ºc | Posadas

La Sociedad Española de Socorros Mutuos y su aporte al desarrollo de la ciudad

Solidaridad y contención: pilares para el crecimiento colectivo

Unidos por el bien común, la entidad se irigió en 1902 para asistir, ayudar y representar a los inmigrantes españoles. El trabajo de más de 120 años y el desempeño actual de la sociedad

domingo 12 de marzo de 2023 | 6:05hs.
Solidaridad y contención: pilares para el crecimiento colectivo
La sede de la Sociedad Española se ubica sobre calle Córdoba, ex 328, desde su fundación. Foto: Marcelo Rodríguez
La sede de la Sociedad Española se ubica sobre calle Córdoba, ex 328, desde su fundación. Foto: Marcelo Rodríguez

Hacia finales del siglo XIX, con la consolidación de Posadas como ciudad capital del Territorio Nacional de Misiones, los inmigrantes comenzaron a agruparse en sociedades y entidades que los reuniera, protegiera y representara, al tiempo que permitiera la ayuda mutua entre compatriotas.

Así, siguiendo los pasos de sus hermanos en Rosario, Montevideo y Buenos Aires, surgió en la ciudad -entre otras varias de distintas nacionalidades- la Sociedad Española de Socorros Mutuos, en 1902.

Se trató desde el principio de una entidad fundada con la intención de “suplir las necesidades de quienes migraron a estas tierras y contribuir a su desarrollo y calidad de vida”, resumió en diálogo con El Territorio José Escrihuela, que desde su infancia es miembro activo de la sociedad y al día de hoy, con 80 años, sigue participando.

Foto histórica del edificio Sede de la Sociedad Española.  Foto: Archivo Municipal

Durante sus primeros años, el grupo se fue consolidando con el aporte y la ayuda de todos los socios y miembros quienes aportaban los recursos que podían. Algunos realizaron donaciones, como el señor Norberto Salazar, quien donó un terreno para la construcción de la sede. “Otros donaban ladrillos porque tenían olerías, otros no tenían tantos recursos y decidían brindar mano de obra. Cada uno aportaba lo que podía por el bien común”, detalló Escrihuela.

Por qué surgió la Sociedad Española? ¿Con qué finalidad?
La intención siempre fue protegernos entre nosotros y de alguna manera asistir y ayudar a aquellos que menos posibilidades tenían de crecer en esta tierra.

Para la fundación, cada miembro aportaba lo que tenía y podía. Desde quien donó su terreno para construir la sede hasta aquellos que donaban materiales de construcción o mano de obra. Había también quienes contribuían con medicamentos para repartirlos a quienes lo necesitaban, quienes compartían alimentos y más. Todo fue creciendo de a poco y con trabajo.

¿Atendían solo en Posadas o también a otras demandas de la provincia?
Se atendía todo, se trataba de ayudar en todo lo que se podía y atender la demanda que era mucha. Se juntaron fondos para tener un remanente como para gestionar acciones y asistir a gente de Posadas, de otros lugares de la provincia, o a inmigrantes que llegaban tiempo más tarde.

Además, siempre estuvo abierta a todos, atendemos y tratamos de ayudar a quien lo necesite, no solamente a españoles o descendientes.

Con el tiempo, el aporte de los socios y el trabajo llevado adelante, la sociedad fue creciendo...
Sí, creció enormemente. La sociedad realizó grandes aportes al desarrollo de Posadas. El Teatro Español, inaugurado en 1910, constituyó un punto de referencia para la ciudad. Desde el punto de vista cultural, la construcción del teatro fue un gran suceso. El espacio también funcionó como local de cine.

Con el pasar de los años, algunas deudas y la poca rentabilidad que generaban las actividades teatrales, el espacio se cerró.

La Comisión Directiva siempre tuvo el objetivo de contribuir a la sociedad, ayudar. Y llegó un punto en el que se debieron empezar a reajustar los gastos que se consideraban superfluos, porque la situación económica lo ameritaba.

¿Ahora, cuentan con otro espacio para la cultura o el ocio, además de la sede?
Si, tenemos el club de la Sociedad Española que está ubicado en Villa Cabello. Allí hay una gran variedad de opciones. Hay quincho, pileta, naturaleza, canchas de fútbol, de pádel y más.

A los españoles nos encanta juntarnos en familia o con amigos a comer una rica paellita, a disfrutar de la naturaleza. A eso se suman los espacios que alquilamos en la sede en los que se lleva adelante danza, taekwondo y otras actividades.

¿Qué otras actividades realizan como sociedad? ¿Cómo trabajan y se sostienen hoy?
Además del aporte de los socios, nos sostenemos con el alquiler de los espacios y propiedades que son de la sociedad. Y en lo que respecta a las actividades, seguimos promoviendo actividades culturales y artísticas, encuentros en el club, entre otros.

En cuanto a otras actividades, seguimos asistiendo y colaborando con los españoles que vienen a vivir a Misiones.

En los últimos años la migración decayó por la situación económica y social del país, pero hay muchas personas tanto de España como de otros países que siguen viniendo a asentarse. Tratamos de ayudarlos con las cuestiones burocráticas, con el asilo y hospedaje en caso de que lo necesiten, los asistimos en lo que precisan.

Entonces ¿Al día de hoy, se siguen manteniendo los principios de mutualismo que surgieron con la sociedad?
Por supuesto que sí. La Sociedad Española surgió para contribuir al desarrollo de los inmigrantes así como también para subsanar las falencias de quienes tenían problemas, para apoyarnos entre todos y ayudarnos a crecer. Esos ideales los seguimos manteniendo hoy.

El espacio está ornamentado con piezas de arte representativas de España. Foto: Marcelo Rodríguez

Unidos por el bien común “El papel de las mujeres en la contención de los recién llegados fue fundamental” Los italianos y su legado solidario que se mantiene hasta la actualidad Una misión bíblica que trasciende fronteras culturales Testigos en pie de una historia de grandezas

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias