viernes 01 de marzo de 2024
Muy nuboso 26.7ºc | Posadas

125 años de historia

Los italianos y su legado solidario que se mantiene hasta la actualidad

La sociedad sigue activa aunque los servicios han cambiado. Con un enfoque más social, buscan seguir creciendo

domingo 12 de marzo de 2023 | 6:05hs.
Los italianos y su legado solidario  que se mantiene hasta la actualidad
El frente de la primera edificación de la Sociedad Italiana hoy se alquila a diferentes entes. Foto: Marcelo Rodríguez
El frente de la primera edificación de la Sociedad Italiana hoy se alquila a diferentes entes. Foto: Marcelo Rodríguez

‘‘Llegué con une lire y due pancitosss’’ le contaba con esa mezcla de italiano y castellano mi bisabuelo Máximo a mi abuela Kitty Baldi. La anécdota se replica en miles y millones de migrantes que desde el Viejo Continente desembarcaron pobres, enfermos y abatidos a estas tierras en búsqueda de una nueva y esperanzadora vida. Si bien en este caso la raíz latina del idioma lo acerca al español que se dialogaba aquí, la barrera entre criollos e inmigrantes era alta y Misiones como territorio Nacional, una ebullición cultural de diferentes orígenes.

Ese fue uno de los motivos por el cual distintas sociedades se organizaron en pos de las necesidades a las que el Estado o la comunidad en general no daban respuesta.

Pronta a cumplir 125 años, la Sociedad Italiana de Socorros Mutuos se erigió en septiembre de 1898 en Posadas y hasta hoy deja un ilustre legado de enseñanza y derechos conquistados.

Tras haber nacido en el seno de una casa familiar, supo tener su edificio sobre calle Bolívar frente a la plaza 9 de julio. Aún hoy se divisan en ese espacio a la loba custodiando a Rómulo y Remo como símbolos de la italianidad.

Tal como sus pares de la española, la israelita y tantas otras, la sociedad italiana se origina como centro de contención para los inmigrantes de su nación a esa Misiones del ayer.

Abarcando una serie de aspectos de la vida social, eran organizaciones de apoyo al trabajador fundamentalmente. Funcionaban con asistencia a la salud por ejemplo, antes de que existieran las obras sociales modernas y de sepelio, uno de los rituales más importantes que diferencia también a las culturas que se fueron codeando en la zona.

Así, los italianos, por ejemplo, tienen hasta hoy un panteón social en el local cementerio La Piedad, que se gestó en 1972.

Siempre ligado a la sociedad, el hoy secretario de la comisión directiva Aldo Raveglia marcó la relevancia de este servicio que hasta la actualidad tienen los socios italianos, por una módica cuota.

Además, más allá de las actividades deportivas de bochas -la estrella de esta entidad- yoga, karate, esgrima y otras disciplinas que pasaron por su edificio, el legado cultural y el pilar más destacado es la Scuola San Franceso D’Assisi, donde se enseña italiano en diferentes niveles y por grupos etarios.

De la misma forma el salón de fiestas de la sede que se despliega en calle Santa Fe desde su compra en 1980 continúa activo, no solo como espacio para socios o quienes quieran alquilarlo, sino muchas veces con ese espíritu mutualista solidario. Así asociaciones amigas como el Rottary Club, escuelas públicas, personal del Hospital Madariaga y otros han accedido de manera gratuita al salón para diversas acciones.

Recordando que en la antigüedad se ofrecían hasta préstamos o compra de insumos y medicamentos a los italianos necesitados, Raveglia destacó que hoy siempre se busca sumar en lo que se pueda.

Con anécdotas no tan lejanas, la sociedad aunque ya no revista todo el abanico de servicios del Socorro Mutuo, ha salvado a más de un viajero en apuros, por citar actuaciones.

El Café Tokio, uno de los emprendimientos que supo funcionar en el lugar.

Su sostén hoy proviene principalmente del alquiler de su primer edificio, donde actualmente hay un restaurante y un gimnasio, pero que supo ser sede del destacado Café Tokio, Lt4, y otras importantes iniciativas.

Mientras esta semana comienza un nuevo ciclo de la escuela de idioma, el afán de crecer no se detiene. Según Raveglia la comisión sigue gestionando la vuelta de un representante consular, que facilite los trámites de pasaporte o ciudadanías y también es primordial la actualización de los estatutos que con más de 120 años, claramente han quedado obsoletos. Abiertas a la comunidad, las sociedades son hoy espacio de todos y se reinventan a la vez que sostienen ricas tradiciones como la de reunirse en torno a un buen plato de pastasciutta.

Unidos por el bien común “El papel de las mujeres en la contención de los recién llegados fue fundamental” Solidaridad y contención: pilares para el crecimiento colectivo Una misión bíblica que trasciende fronteras culturales Testigos en pie de una historia de grandezas

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias