sábado 02 de marzo de 2024
Cielo claro 28.7ºc | Posadas

El judaísmo, como nación, más allá de lo religioso

Una misión bíblica que trasciende fronteras culturales

La Comunidad Israelita de hoy nació en realidad como Sociedad de Socorros Mutuos Los Hijos de Sión y se enfocó en los servicios que los recién llegados más necesitaban

domingo 12 de marzo de 2023 | 6:05hs.
Una misión bíblica que trasciende fronteras culturales
Entre las actividades culturales que ostentan, el año pasado fueron parte de la gestión de traer a la filarmónica israelí.
Entre las actividades culturales que ostentan, el año pasado fueron parte de la gestión de traer a la filarmónica israelí.

“Yo creo que el el sentido mutualista que tienen los judíos es casi bíblico. En el sentido de mirar al otro, de amar a tu prójimo como a ti mismo”, comenzó diciendo Marcos Alfici, referente de la Comunidad Israelita de Misiones.

Heredero de lo que fue la Sociedad Israelita de Socorros Mutuos Los Hijos de Sión, con ese sentido de solidaridad hacia el prójimo, entiende que el judaísmo es una cultura, que excede los límites de la religión. De esa manera sostienen hoy la comunidad, como una nación abierta y plural más allá de la creencias religiosas que pregonen sus integrantes.

Sin embargo los inicios no fueron fáciles para aquellos primeros judíos que llegaron a estas tierras a principios de 1900. Según estableció Alfici, los pioneros en pisar suelo misionero fueron judíos de origen sefardí, de la corriente a la que pertenece él mismo. Hasta el idioma español antiguo que entonaban chocaba un poco con las costumbres que había en 1905 en estos lares.

Por eso, con motivo de poder resguardar aspectos de su cultura, mantenerse en contacto asiduo y brindar ayuda a los suyos, en principio, nace la Sociedad Israelita de Socorros Mutuos Los Hijos de Sión un 5 de octubre de 1924. Atentos a la cuestión de la migración en condiciones poco felices, la intolerancia de la sociedad y otras realidades, desde la asociación se buscaba mantener los aspectos que consideraban importantes de su cultura, por ejemplo la educación judía.

‘‘Había, diríamos, poca comprensión de una cultura diferente. Entonces los judíos se agrupaban y trataban de tener su escuela, por ejemplo, donde se enseñara el idioma propio de los libros litúrgicos que es el hebreo’’, alegó Alfici.

Hasta 1992 la asociación se enfoca en el mutualismo, con el logro de su propio cementerio judío como respuesta a una de las mayores demandas de sus pares. Con un ritual mortuorio específico y distinto a la cristiana sepultura o las costumbres que predominaban en la época, el cementerio era una necesidad primordial para los deudos judíos.

En 1992 ‘‘justamente cuando yo también estaba en la presidencia, se da la unión de los dos grupos de judíos (sefardíes y asquenazíes) en una sola institución que es la Comunidad Israelita de Misiones, que actualmente se erige en Posadas’’, recordó Alfici.

En esa línea, graficó que si bien hoy la realidad de los socios difiere mucho de esos primeros inmigrantes, que llegaban con lo puesto, el espíritu solidario siempre se mantiene, así como la enseñanza de los ejes nacionales como el idioma, la gastronomía, la música y otras tradiciones. Ahora, ya no es exclusivamente por y para judíos.

‘‘Nuestra comunidad, lo digo con mucho orgullo, abrió su puertas. Hay quienes vienen a las clases de hebreo o a los oficios religiosos, litúrgicos, sin ser de origen judío.No se le pregunta el origen a nadie, la comunidad está abierta para todos’’, subrayó Alfici. Profundizando en acciones sociales que se continúan realizando, especialmente en fechas específicas y barrios humildes, sobre todo, sostuvo que ‘el socorro’ no sólo se mantiene sino que se ha ampliado. ‘‘Aprendimos a ser tolerantes y a ser amplios en el pensamiento. Así busco dirigir yo la comunidad, al menos. Con un sentido amplio de la ayuda, con un sentido de solidaridad hacia el prójimo’’, cerró el actual presidente, haciendo honor al legado de su abuelo Jacobo, uno de los primeros judíos en arribar a este remoto suelo colorado, en 1908.

Unidos por el bien común “El papel de las mujeres en la contención de los recién llegados fue fundamental” Solidaridad y contención: pilares para el crecimiento colectivo Los italianos y su legado solidario que se mantiene hasta la actualidad Testigos en pie de una historia de grandezas

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias