viernes 20 de mayo de 2022
Bruma 9ºc | Posadas

Agregado de valor a la producción en la tierra colorada

Mujeres de Profundidad transforman la lana de la esquila en productos artesanales

Lo que antes era un desecho quemado se convirtió en materia prima por la Cooperativa Laneras. Lavan, tiñen y hacen artículos que venden en las ferias

domingo 08 de mayo de 2022 | 6:05hs.
Mujeres de Profundidad transforman la lana  de la esquila en productos artesanales
La iniciativa nació en 2011, aprovechando la lana de animales de la zona.
La iniciativa nació en 2011, aprovechando la lana de animales de la zona.

La producción ovina en Misiones no se termina en la chacra con los animales, sino que va más allá. El agregado de valor que se le da a la lana de las ovejas es un plus que desde la Cooperativa Las Laneras del municipio de Profundidad saben aprovechar.

Las mujeres que conforman este grupo conocido como Lanas de Misiones realizan un arduo trabajo para transformar lo que en algún momento fue desecho nada más en sombreros, peluches y prendas de vestir, entre otros artículos. En las ferias en las que suelen participar exhiben y venden sus productos hechos totalmente en forma artesanal.

La presidenta de la cooperativa, Rosa Da Silva detalló a El Territorio el trabajo que llevan a cabo.

Contó que el proyecto nació en 2011, con la idea de “recuperar la materia prima que es la lana. Los productores quemaban esa lana después de esquilar a las ovejas que tenían en el campo, por eso se buscó armar el proyecto para hacer el acopio”.

“En nuestra zona de Profundidad hay muchos productores que tienen ovejas y esquilan una vez al año, así que se inició el proyecto con acompañamiento del municipio para evitar que se queme y desperdicie, porque además eso también era contaminante”, explicó.

Cada vez que los productores esquilan a sus animales, les avisan a las laneras y ellas se encargan de buscar la materia prima para llevarla al taller.

La cooperativa cuenta con ocho integrantes, todas mujeres, entre artesanas y administradoras. Además, hay un varón que contribuye al trabajo en el taller.

Agregado de valor

Una vez en el taller, la materia prima se transforma en el insumo base para hacer pompones y paños de fieltro, que es el primer resultado de la labor.

De allí, se pueden hacer pantuflas, manoplas, sombreros, trabajos de moldería y animales de la selva misionera, como tucanes, coatíes y yacarés.

Previamente se realiza el lavado y teñido de la lana para proceder a la confección.

No obstante, por el momento, Rosa comentó que no están pudiendo trabajar debido a que se está terminando un prototipo para una lavadora que servirá para la limpieza de la materia prima.

“Está en la Universidad de Oberá y todavía no se terminó. Estamos a la espera porque si no tendríamos que mandar a lavar a Corrientes o comprar lana de Curuzú Cuatiá, y no nos conviene por el costo que representa”, comentó.

Remarcó que antes, la lana era lavada a mano en los arroyos, trabajo muy pesado para las laneras.

En cuanto al teñido, se realiza con anilina, aunque en un principio se hacía con tintes naturales.

“A la gente le gusta lo que es natural, los colores claritos, pasteles. Pero eso tiene una demanda de tiempo, porque el trabajo con la corteza lleva un proceso largo. Entonces, después fuimos conociendo la anilina especial para lanas”, expresó.

Esto y más conocimientos fueron adquiriendo mediante distintas capacitaciones, con el fin de conocer mejor la lana, la microfibra, para qué productos sirven y cómo trabajarla.

Lugar de encuentro

Rosa destacó que además de ser un taller, la cooperativa es un lugar de encuentro y aprendizaje.

“Yo soy ama de casa, tengo mi marido e hijos. Pero terminé mi secundaria allí, me ayudó a conocer otros lugares, fuimos a ferias en Iguazú, Buenos Aires”, señaló.

Al mismo tiempo, añadió: “Nosotras vivimos en el pueblo, quizás si no fuera así, no íbamos a tener la oportunidad de ir por nuestros medios a esos lugares”.

“Siempre participé en las ferias, conocí a otra gente muy importante, me hice nuevas amistades, estoy muy agradecida”.

“Me sigo capacitando y ahora trabajo también con cerámicas con barros. Esto me impulsó a ser emprendedora, que es algo que me encanta. Estamos dando capacitaciones en cerámicas y estamos pensando en hacerlo también con las lanas, porque la gente pregunta, pide”, finalizó la presidenta de la cooperativa. 

 

Informe de domingo

Misiones, territorio ovino

De una veintena de ovejas al plan de industrialización de la producción local

Remates ovinos, un espacio de exhibición y potencialidad del rubro

Rentabilidad y gran demanda, los motivos para iniciar la cría

Mujeres de Profundidad transforman la lana de la esquila en productos artesanales

Dejaron su oficio como guías y se dedican a criar ovejas en Montecarlo

Arrancó con la producción como hobby y ahora suma más ovejas

La producción ovina tuvo un crecimiento del 62,7% en los últimos nueve años

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias