“Con responsabilidad social, podemos tener aquí una salida ordenada”

Domingo 26 de abril de 2020 | 06:30hs.
Antonio Villalba

Por Antonio Villalbaavillalba@elterritorio.com.ar

Un llamado a los misioneros a asumir con responsabilidad la nueva etapa de la cuarentena es lo que pidió el gobernador Oscar Herrera Ahuad. Propuso, “un nuevo contrato social” para cuidarse ante la pandemia del coronavirus. Afirmó que de ser así, en Misiones “ tranquilamente podemos ir liberando; focalizando actividades en los diferentes rubros”. Así como se van ampliando actividades en la provincia -una de las pocas en el país-, el mandatario considera que la salida debe ser “ordenada” y “binaria” en cuanto a cuidar la salud de los misioneros pero a su vez sostener la economía de la provincia. De esta manera, en base al respeto a todas las normas como los protocolos que se van aprobando en cada uno de los rubros que vuelven a funcionar, entiende que se podrá avanzar y recuperar la actividad productiva de Misiones, para que también estos trabajadores estén “tranquilos, seguros y produciendo”. Son algunos de los desafíos planteados por el gobernador Herrera Ahuad en entrevista concedida a Meta Data, un producto televisivo de El Territorio emitido todos los viernes a las 21 en Somos Misiones, por Cablevisión. 

Esta semana se conoció un informe de una consultora privada, sobre la situación de las provincias ante la pandemia. Destacaba la fortaleza de Misiones tanto en lo político, fiscal y económico. ¿Comparte ese criterio?
Soy muy cauto. No llevamos ninguna bandera triunfalista sobre todo en una pandemia, donde es muy complejo predecir lo que puede ocurrir mañana o pasado. Lo más importante de todo es que la sociedad y la comunidad misionera entienda que tiene que haber un cambio social muy importante; adecuándose a estos tiempos, para que tengamos el menor riesgo posible. Con esto no quiero eludir la responsabilidad. El Estado ha tomado decisiones y la va a seguir haciendo, para conservar un estatus de no circulación viral; tener la fortaleza de poder detectar rápidamente a las personas que puedan tener la enfermedad. 

Misiones tiene sus particularidades…
Somos una provincia inmersa en un 90 por ciento entre dos países que tienen coronavirus. Paraguay en menor medida pero Brasil tiene una circulación horizontal muy fuerte y con números creciente día a día. Hasta que se tomaron las decisiones a nivel nacional, nosotros teníamos ingresos de personas que venían de todo el mundo. En eso también se trabajó con los ministros del Interior y de Medio Ambiente de la Nación para poder cerrar los parques nacionales. De acá surgió esa postura. Misiones fue el que pidió cerrar el Parque Nacional Iguazú en tiempo en que todavía en la Argentina había dos casos de coronavirus. Pedimos cerrarlo, pero la gente siguió entrando en la provincia, entraron más de 15 mil personas. Ingresaron por pasos fronterizos -Puerto Iguazú y de Foz de Iguazú-, toda esa gente fue conducida a diferentes lugares de la Argentina con máxima responsabilidad sanitaria. Ninguno de ellos dejó la huella de la enfermedad en Misiones y ha pasado un mes y medio y, evidentemente esos salvoconductos sanitarios se hicieron con mucha responsabilidad.

¿Cómo imagina la salida progresiva de esta pandemia?
Nos espera una salida ordenada, donde debemos tener la máxima responsabilidad. Hemos logrado que el virus no circule, eso nos da algunas ventajas con respecto a otros lugares. Debemos cumplir con los protocolos establecidos, que es lo nuevo que tenemos que aprender. Hablo de lo que se libera ahora del trabajo, de los profesionales, de la construcción privada; es algo sencillo, pero es un enorme desafío. En la cosecha de la yerba mate, hasta ahora nos fue muy bien; implementamos un protocolo que se viene cumpliendo en el sector forestal con todos los aserraderos; estamos haciendo el acopio del tabaco con máxima rigurosidad sanitaria y nos está yendo bien. En el tema de la construcción, quiero hacer un llamado muy particular. Va a ver una mayor circulación de personas en las vías públicas con vehículos; mayor cantidad de motos, bicicletas y autos. Lo que apunto es que hoy, el 70 por ciento de las camas de unidades críticas de las más de 200 que tiene la provincia de Misiones de terapia intensiva con sus respiradores, el 70 por ciento está hoy sin ocuparse. El 70 por ciento de esas camas está esperando el famoso pico de la pandemia porque están desocupadas esas camas. De ese 70 por ciento, el 90 por ciento de esas camas se ocupan con accidentados los 365 días del año; son los que han sufrido un accidente de tránsito y han ocupado y ocupan esas camas, es una altísima mortalidad.

¿Plantea entonces que hay dos pandemias, la del coronavirus y los accidentes viales en Misiones? 
Totalmente. Por eso, si no cambiamos como sociedad, no respetamos el semáforo en rojo para cruzar con una moto, si no respetamos las velocidades o no respetamos las normas de tránsito, de tener prácticamente cero de internados en la provincia por accidentes de tránsito, vamos a empezar a tener justamente la ocupación de esas camas críticas. Esto va en contra de esa persona que hace un enorme sacrificio durante 40 días adentro de su casa y que de llegar a contagiarse necesitará una de esas camas y va a estar ocupada por algún irresponsable que ha transgredido la norma de convivencia porque ha sufrido un accidente por alguna razón. Entonces, hago ese llamado, siempre y cuando hayamos aprendido en este tiempo, un nuevo contrato social que nos exige esta enfermedad. Nosotros, tranquilamente podemos ir liberando; focalizando actividades en los diferentes rubros. Nuestra provincia puede tener esa salida ordenada, binaria cuidando la salud con una muy buena educación social para que el sector productivo esté tranquilo, seguro y produciendo.

En cuanto a la capacidad productiva de Misiones, ¿en qué porcentaje se está trabajando?
Se está trabajando en un 20 o 30 por ciento de la capacidad operativa. Si bien están algunas actividades liberadas y se puede producir, todavía hay miedo en la gente que con enorme responsabilidad dice ‘no voy a salir a la calle hasta que me diga la normativa nacional que puedo salir’. No es una reducción porque la capacidad de producción de la provincia disminuye, sino la capacidad operativa de los protocolos de sanidad exige justamente esto y que tenga que ser de esta manera. Esas son las limitantes que después seguramente van a ir siendo más flexibles cuando tengamos la seguridad y la certeza que en nuestra provincia no hay circulación viral o cuando lleguemos a la posibilidad de tener una vacuna o medicamento que alivie esta enfermedad.

En su doble condición de profesional médico y de quien toma las decisiones políticas, ¿qué sería lo último que levantaría? 
El transporte de larga distancia y las fronteras es lo último que nosotros tendríamos que liberar. Hay una cuestión que quiero que quede bien claro. El sistema sanitario y de seguridad de la provincia hace un enorme esfuerzo. Hoy, todo ese recurso humano está abocado al cuidado y a la protección de los misioneros. Pero, si abro un paso internacional, no pasan diez personas, sino pasan 25.000. Ni nuestro sistema, ni de la Argentina ni del mundo pueden soportar una avalancha de gente. La capacidad operativa para hacer los análisis y para hacer los aislamientos tiene sus límites.

Misiones es una de las provincias que fue ampliando la reapertura de actividades. ¿Cuáles están pendientes?
Tenemos la posibilidad de ir focalizando actividades y vamos a permitir todas aquellas que generan dentro de la provincia un movimiento económico; que evite el desabastecimiento. Por eso, liberamos la feria franca, la alimentación por parte de Agricultura Familiar, el Mercado Concentrador y el acceso a las cuestiones fundamentales. Después vendrá el resto. Fuimos los primeros en la Argentina en trabajar en un protocolo de repatriación o reprovincialización de quienes han quedados en otros lados. Más de 1.000 personas han ingresado en estos siete días, desde que hicimos el decreto. Vinieron de diferentes lugares de la Argentina, inclusive de Brasil y están siendo controlados por el sistema sanitario. Estamos en condiciones de hacerlo porque no tenemos circulación viral, porque de tener a muchas personas enfermas, todo ese recurso humano sanitario que hay y está en la prevención debe abocarse a la atención.


Cómo se decide en Misiones

El gobernador Herrera Ahuad al ser consultado cómo avanzan en tomar cada una de las decisiones en Misiones, explicó que cuentan con un esquema multidisciplinario de trabajo que hace al cotejo de las decisiones políticas en conjunto. “Hablamos prácticamente día de por medio con el presidente de la Cámara, con el ingeniero (Carlos) Rovira y constantemente estamos en comunicación directa y me he reunido con todos los presidentes de todos los bloques, de los diferentes esquemas políticos que constituyen el arco de decisión política de Misiones”. A su vez, afirmó que el equipo técnico científico que asesora el área sanitaria, tiene dos partes: “Una es el mecanismo de acción en terreno del ministro de Salud (Oscar Alarcón) de la provincia y todo su equipo de trabajo y por otro lado, una línea de investigación y trabajo que la venimos llevando adelante con infectólogos, técnicos y en comunicación directa con algunas instituciones que son de referencia en el mundo y lo más avanzado de la terapéutica”. 
De esta manera, por lo explicado por el mandatario provincial, “de lo poco que se conoce respecto a esta enfermedad, vamos tomado las decisiones en base a la experiencia y lo que nos va diciendo la ciencia. Pero, a su vez - como dije- es una decisión desde la política por sobre lo científico”. En tal sentido explicarlo, que “científicamente se tenía poco conocimiento sobre la circulación viral y del coronavirus allá por el 11 de marzo. Se sabía de la alta infectividad o síndrome de dificultad respiratoria. Entonces, la ciencia nos decía que los menores de edad podían ser portadores, pero no enfermarse y nos recomendaban suspender algunas actividades, como las clases. Nosotros justamente tomamos una decisión política -la primera de todos-, fue suspender los actos públicos”. Fue al recordar que desalentaron la reunión en diferentes lugares y se suspendieron las clases por emergencia ante el dengue, pero el coronavirus ya era una realidad; ya había casos en la Argentina. Ese fue el inicio de las diferentes medidas”.


Conexión, servicio clave

Una cuestión que el gobernador de Misiones consideró importante en haber hecho la apuesta es en materia de conexión. 
“Preveíamos en ese tiempo que íbamos a tener que utilizar esta vía de comunicación -por mucha comunicación en internet-; por eso, en ese mismo decreto -en uno de los 8 puntos-, decidimos incrementar el ancho de banda en toda la provincia a un 40 por ciento para que la conectividad sea mucho más sencilla”, afirmó Herrera Ahuad.
Recordó que la provincia había tomado la decisión de hace unos años de que por la provincia transite la fibra óptica del nodo capricornio. 
“Eso, para nosotros, fue fundamental, porque sólo somos la provincia de Misiones, Chaco, Formosa y ahora, Santiago del Estero que tenemos el acceso a unas de las fibras ópticas que viene desde el Atlántico”. 
El gobernador misionero consideró que fue una decisión “que permitió a lo largo de este mes y medio, de trabajar online sin ningún problema. Son decisiones que uno se va dando cuenta, tuvieron un impacto positivo. Hoy nos permite a nosotros, en la salida que podamos ir teniendo, evaluar como muy importante”, dijo en referencia al sistema de conexión.


Los puntos principales que están en análisis

  • Comercios
    En este rubro, por lo adelantado por el gobierno de Misiones, se podrá ir focalizando las acciones con un comercio más global y de puertas abiertas. Ello, si da resultado la experiencia con la habilitación de nuevos rubros como construcción privada, abogados, contadores, escribanos. “Si vemos la responsabilidad de la sociedad, si pasamos una semana más sin tener casos autóctonos y simplemente casos importados, la provincia puede ir focalizando otros tipos de actividades”. Añadió que “la cuestión económica se puede mover, pero somos muy cuidadosos ante el enorme esfuerzo que hicieron los misioneros durante este tiempo, para mantener la provincia libre de circulación viral”.

  • Educación
    En educación, el gobernador prefiere ser muy cauto. “Nuestra plataforma de estudio ya ha superado los 2 millones de visitas hay más de 400 mil alumnos, chicos de primaria y secundaria, maestros que han descargado contenidos y estamos hablando de 500 mil alumnos en la provincia. Significa que el impacto de la educación online está dando resultados”.

  • Empleadas domésticas
    “Primero convengamos que la empleada doméstica tiene que estar todavía en aislamiento, no es un rubro que está liberado”, aclaró. En el momento que este rubro sea focalizado, “vamos a cotejar y trabajar con un protocolo sanitario para ver cómo se movilizan. Representará más movimiento y mayor cantidad de vehículos en la calle y corremos otro riesgo”. Estimó que “se podrá ir analizando, teniendo en cuenta además los resultados que se tiene de esta pandemia”.

  • Actividades al aire libre de niños y adolescentes
    “Acá planteo un poco como médico conociendo cómo se viene dando. En esto Misiones tiene una particularidad y nosotros buscamos la salida ordenada, segura y sanitariamente conveniente para todos”. Explicó que la particularidad de la provincia es que de los registrados, casi el 50% son pacientes mayores de 60 años. Son los más complejos en su recuperación. Propuso que el esquema productivo y de esparcimiento, en el caso de los jóvenes puedan ir liberándose. “Esto a medida que no tengamos circulación viral”, aclaró. Indicó además que “si en algún momento tenemos procesos infecciosos que afecten a las personas jóvenes seguramente cursarán como enfermos asintomáticos; con infección de una enfermedad menor”. Ello además de añadir que con el tiempo estos jóvenes “van a ir adquiriendo inmunidad propia, de haber estado expuesto. Se llama inmunidad colectiva”. En eso Misiones tiene ventajas, porque el 42 por ciento de la población es menor de 18 años.

  • Adultos mayores
    Recordó que en el caso de los mayores a 60 años, es distinto, tienen mayor riesgo de contagio. Recordó la gran polémica desatada en Capital Federal con la autorización para la salida de mayores de 70 años, ello sumado a lo ocurridos en dos geriátricos. “No se trata de una cuestión caprichosa, se trata de una cuestión real y estadísticamente ya la Argentina lo puede demostrar,ya que el 90 por ciento de las camas de unidad critica en todo el país tiene personas con la enfermedad de coronavirus y son mayores de 65 años”. Añadió que Misiones tiene una población muy joven con capacidad de poder absorber una inmunidad colectiva pero, “también tenemos 116.324 mayores de 60 años” y donde la Provincia pondrá foco en esta nueva etapa.

  • Gastronomía
    En cuanto a la posibilidad de reiniciar actividades en la gastronomía, el mandatario provincial indicó que va a pasar lo mismo que está sucediendo con otras actividades. “Los protocolos van a exigir una distancia mayor de 2 metros y no más de 3 0 4 personas en una mesa. Si un restaurante tiene diez mesas, deberá tener 5. Además, estamos viendo que las personas que atienden y trabajan no tienen que usar maquillajes y no tocarse la cara, como ya están implementando algunos países como China donde han logrado ir reabriendo paulatinamente los lugares, los restaurantes. Hoy se impone la cuestión delivery la gente misma no quiere ir a esos lugares, por ahora.

  • Turismo
    En cuestión de turismo indicó que es mucho más compleja la situación. “Hoy el mundo no está volando, no están saliendo los aviones de ningún lugar excepto Estados Unidos y algunos estados en Brasil”. Ahora eso también va a requerir de un protocolo sanitario, como empezar a implementarse las cabinas de salinización y controles infrarrojos de temperaturas. Indicó que lo más rápido sería el turismo interno, de los misioneros dentro de la provincia.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina