martes 16 de abril de 2024
Nubes 19.5ºc | Posadas

Próximo objetivo, el Campeonato Argentino

La odisea de Potapczuk en el mundo del triatlón

El atleta posadeño se encuentra en el apogeo de su carrera deportiva, que descubrió hace apenas ocho años. Hoy sus ganas de triunfar lo llevaron a acumular grandes éxitos.

miércoles 20 de marzo de 2024 | 3:00hs.
La odisea de Potapczuk en el mundo del triatlón
Potapczuk recorre los caminos de Posadas con las mismas ganas que lo hace en las competencias. Fotos: Marcelo Rodríguez
Potapczuk recorre los caminos de Posadas con las mismas ganas que lo hace en las competencias. Fotos: Marcelo Rodríguez

El posadeño Gonzalo Andrés Ibáñez Potapczuk (28) se encuentra en su mejor momento deportivo. Hace ocho años arrancó con su pasión por el triatlón y a pesar de tener algunos vaivenes no paró de cosechar títulos importantes.

Las oportunidades de crecimiento, superación y desarrollo profesional de un deportista muchas veces se presentan una sola vez y hay que saber aprovecharlas pese al sacrificio que eso conlleva como viajes de larga distancia, dejar los afectos, la familia y los amigos. Todo para correr detrás de un gran sueño que muy pocos logran conquistarlo.

En diálogo con El Territorio, Potapczuk contó sobre el proceso, sacrificio y satisfacciones que experimenta en cada competencia.

“Todo comenzó en forma de chiste con un amigo que me dijo para ir a correr postas en un triatlón en El Brete. ‘Vos siempre andás en bici y sabés nadar’, me dijo. Sinceramente no entendía mucho de cómo era esto del triatlón y es más, nunca había subido a una bicicleta de ruta”, recordó.

El estímulo de encontrar salidas a los problemas llevaron a este presente.

“En esa carrera me prestaron una bici y tenía que pedalear 20 kilómetros para mi posta. Sinceramente para ser mi primera vez no fue nada grato ya que no sólo me caí sino que rompí la bici. Después de eso me dieron otra para poder terminar y pude completar mi parte. No fue una de las mejores experiencias, no me enamoré de entrada del deporte pero sí puedo decir que algo me atrapó”, agregó el deportista.

Asimismo, Gonzalo comentó que “después de eso me quedé con ganas de más, quería seguir experimentando en ese mundo y fui metiéndome de a poco. Algo ese día se prendió en mí y me propuse intentar y ver hasta dónde podía llegar”.

Tras su primera experiencia en el triatlón, el triatleta regresó a La Plata para continuar con sus estudios en la carrera del profesorado de educación física. Y en ese lugar fue el destino el que lo iba a encaminar, a cambiar definitivamente su rumbo.

“Un amigo que era guardavidas en la pileta donde nadaba me preguntó el por qué no probaba con el triatlón. Como argumento me dijo que yo siempre nadaba, salía a trotar y andaba en bici, que sólo me faltaba ser constante. Eso me quedó dando vueltas en la cabeza”, reflexionó.

El posadeño mencionó, además, que después de esa charla se animó y comenzó entrenando por un tiempo. Después pudo unirse a un grupo reducido de triatletas que estaba bajo el mando de uno de los mejores entrenadores que pudo tener, el gran Darío Tortorice, un referente y avanzado para Gonzalo y para todo triatleta.

“Pasaron los años y el grupo se disolvió, seguí entrenando solo y corriendo diferentes carreras durante esos años hasta el verano del 2017 aproximadamente. Me encontré después con un grupo que iba a todas las carreras con remeras violeta, la marea violeta les decían algunos; el grupo se llamaba ‘Reynado’, que contaba con un entrenador destacado a nivel nacional”, contó Potapczuk.

“Seguí compitiendo a nivel nacional en Buenos Aires y provincial cuando venía de vacaciones para estos lados (por Misiones). Durante todo ese proceso lo que recuerdo con más cariño son las carreras que se hacían en Misiones y algunas fechas nacionales que siempre suelen ser especiales, pero sobre todo lo que más rescato de todas esas experiencias fueron los amigos y conocidos que pude hacer mediante este deporte”.

Carreras importantes

Durante 2018 y 2019 Potapczuk tuvo el privilegio de participar en una de las carreras más destacadas y apasionantes del mundo del triatlón, el Triatlón Internacional de La Paz, en Entre Ríos.

Esta competición está catalogada como una de las mejores por varios países y es un evento emblemático para los argentinos amantes de este deporte.

“Casi pude meterme en podio en mi categoría en 2019 quedando sexto puesto a segundos del quinto. También por esos años clasifiqué a los juegos de playa nacionales para representar a la provincia de Misiones a principios de 2018 y a fines del mismo año, donde competí con los mejores atletas del país en Rosario”, expresó.

“Sumado a esto en la instancia local, más precisamente en el Misionero de triatlón, me mantenía entre los cinco primeros. Pude salir subcampeón pero nunca había podido lograr la hazaña de ganarlo. Quizás por la presión de que era mi ciudad, pero siempre me costó correr de local, hay mucho trabajo mental”, añadió.

Al misionero no todo le fue color de rosas sino que también atravesó situaciones desalentadoras que lo hicieron tirar la toalla y alejarse del deporte.

“Durante esa primera etapa competí en numerosas carreras de élite y me preparé rigurosamente para destacarme a nivel nacional. Sin embargo la falta de respaldo a los deportistas fue desalentadora. A pesar de ser uno de los principales candidatos para ganar el Campeonato Argentino, la ausencia de apoyo económico, incluso para conseguir unos simples pasajes, me llevó a tomar la difícil decisión de retirarme de la competencia”, lamentó Potapczuk .

“A pesar del esfuerzo incansable de mis padres, quienes me respaldaron tanto en mi educación como en mi carrera deportiva, la frustración por la falta de apoyo a los atletas en la provincia fue abrumadora. Aunque los resultados eran evidentes y siempre representaba a la provincia en los podios la falta de respaldo fue evidente”, continuó.

“Con la llegada de la pandemia mi vida dio un giro aún mayor; de haber empezado con ilusión a los 19 años y haber alcanzado logros como clasificar para campeonatos mundiales, pasé a renunciar por completo al triatlón eliminando cualquier vínculo con ese mundo. Fue una decisión radical pero necesaria para reorientar mi vida hacia nuevos horizontes”, contó.

Luego de la pandemia, Gonzalo volvió un día a trotar, después se subió a la bici y se largó a nadar de a poco sin pensar en competir. Sin rumbo en lo deportivo, apareció una persona muy importante en su vida que hoy es su pareja -Marcela- y lo motivó e impulsó a continuar con su sueños en el triatlón.

“Un día volví a una carrera en Azara con las mismas ganas de competir pero para divertirme. Corrí esguinzado porque me había lastimado días antes, después apareció otra carrera y así fui sumando hasta que aparecieron carreras importantes, fechas nacionales. Todo era para divertirme aunque debo admitir que quería competir y comencé a medirme para ver dónde estaba parado”, sostuvo.

Logros en el triatlón

Lo bueno de esta historia es que el presente del atleta de 28 años va en continuo crecimiento. “Después de un periodo de pausa, decidí retomar mi pasión por el triatlón con el aliento de mi novia, quien me animaba con un simple ‘intentalo’. Este impulso me llevó a participar en varias competencias importantes, destacando mi regreso al podio al obtener el subcampeonato en el Campeonato Panamericano de Triatlón en Formosa en 2022”.

“Continué mi racha victoriosa al ganar mi categoría en un triatlón de distancia half en Posadas y luego proclamarme campeón argentino en La Paz -Entre Rios. Así también fue campeón misionero logrando un sueño que compartí con mis seres queridos, incluidos mis padres, mi novia y nuestra leal compañera canina llamada Lola”, mencionó.

“Este triunfo también estuvo marcado por la pérdida de mi hermano mayor a quien dediqué mi éxito recordando sus palabras de aliento: ‘vas a llegar lejos hermano, lo sé’”.

“Además, tuve el honor de representar a mi país en Paraguay en la Copa OG (Oscar Galíndez, referente del triatlón) donde obtuve el primer puesto en mi categoría. Mi regreso al deporte no sólo fue una victoria personal sino también un homenaje a quienes siempre creyeron en mí”, concluyó.

Este año Potapczuk corrió en los juegos de playa nacionales de Paraguay, logrando el primer lugar de la general. También obtuvo el primer puesto en su categoría en Posadas consiguiendo el pase y la clasificación a la final del Campeonato Argentino una fecha antes y sin necesidad de lograr otro podio en la siguiente competencia.

Lo que se viene

El 31 de marzo de 2024, en Barranqueras -Chaco-, se llevará adelante la fecha nacional del Campeonato Argentino de Triatlón. En tanto que la segunda del Campeonato Misionero de Triatlón tendrá lugar el 7 de abril de 2024 en Campo Viera, Misiones.

Finalmente el cierre del Campeonato Argentino está programado para el 20 de abril de este año en Santa Fe. Mientras que la sede para la final del Misionero será en Apóstoles con fecha a confirmar. 

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias