jueves 22 de febrero de 2024
Cielo claro 27.7ºc | Posadas

La última antorcha del Festival dedicada al legado de Ramón Ayala

El homenaje central estuvo a cargo de Julio Cáceres que recordó a su amigo de tantos festivales con un recitado escrito especialmente para él.

viernes 08 de diciembre de 2023 | 23:05hs.
La última antorcha del Festival dedicada al legado de Ramón Ayala
Julio Cáceres encabezó el homenaje central a Ramón Ayala en el Festival del Litoral. Fotos: Natalia Guerrero
Julio Cáceres encabezó el homenaje central a Ramón Ayala en el Festival del Litoral. Fotos: Natalia Guerrero

La última noche del 54º Festival Nacional de la Música del Litoral y 16º del Mercosur se vive en el Anfiteatro Manuel Antonio Ramírez de Posadas y cada artista que sube al escenario mayor realiza un homenaje al artista Ramón Ayala, quien falleció ayer en Buenos Aires.

Con una mezcla de pesar típica de duelo y ansias de escuchar sus mágicas creaciones, el anfiteatro Manuel Antonio Ramírez abrió sus portones, ayer al atardecer, para albergar a los amantes de la música litoraleña. Casualmente la organización decidió posponer la velada del domingo pasado para este viernes feriado coincidiendo ahora con la despedida de El Mensú.

“Siempre que lo recordemos, con su canción, su poesía, siempre, siempre Ramón Ayala va a estar con nosotros” lanzó Patricia Gaona, una de las primeras en homenajear al mítico artista con unas gradas que comenzaban a habitarse más colmadas cerca de las 22.

La última participación de Ramón fue en 2019, en el cincuentenario del festival. En esa oportunidad, engalanó la quinta y última jornada de la que participaron Antonio Tarragó Ros, Soledad Pastorutti y Bruno Arias entre otros grandes que enrobustecieron la grilla.

Aunque con sus 92 no bajó ya las escalinatas como solía hacerlo en ediciones anteriores, su presencia marcó la diferencia.

Poco después llegó la pandemia de Covid y empañó todo. El festival nunca volvió a ser igual y Ramón tampoco volvió a la Tierra Colorada.

Lleno de extrañeza, lejos parecen haber quedado esas antorchas donde Ramón caminaba entre la multitud.

Incluso el momento más altivo de anoche fue el homenaje a El Mensú. Apenas pasadas las 22, la locutora Silvia Ferreyra le dió voz a las palabras de Natalia Espinosa en la introducción que comenzaría a preparar el ambiente y estrujar el corazón.

Con la escalinata central iluminada El Duende se hizo presente en un minuto de silencio, sostenido por antorchas digitales y hondo respeto. Esa escalinata hoy fue el símbolo del paso a la eternida de Ramón Ayala.

Un video mostró su esencia, esa trasparente sabiduría que todo abarcaba. Bailando en la calle, caminando por el monte, grabando en un estudio, reflexionando sobre la vida, destacando la excepcionalidad del momento presente. “Patrimonio inmaterial inventaste nuevos colores para pintar nuestra maravilla natural” se enunció antes del video.

La sorpresiva aparición de Julio Cáceres en escena hizo más que emocionar. Cómo sólo los grandes artistas evocan profundos sentimientos, Cáceres, ícono también de este escenario, cantó Posadeña Linda con un público pasmado y contó que se enteró de la muerte de Ramón en la madrugada correntina.

Cómo acostumbra el también payador, le dedicó unos versos a su amigo y colega y para cerrar con los ánimos arriba invitó a la gente a bailar con El Moncho.

Luego interpretó Posadeña Linda ante el aplauso cerrado del público presente.

“Ramón es un hombre que ha superado largamente todos los límites provinciales, comarcanos, y se ha convertido en un hombre que le ha cantado a la vida, al amor, la muerte, la vida, el paisaje. Todo esto que encierra el poder humano”, indicó Julio Cáceres una vez que bajó del escenario.

“Cuando me preguntan cómo recordaba a Ramón con ese signo de optimismo y de amor a la vida que tenía presente en cada momento, en cada encuentro, con un poema o con una chanza para hacer feliz el momento del encuentro”, resaltó Cáceres.

“Si bien es muy importante su trabajo musical y poético, las nuevas generaciones tienen un compromiso de elevarlo a un nivel planetario, para que se sepa en todos los lugares que en este rincón del planeta se respira, se siente y se sueña de una forma particular” cerró.

También hubo homenajes de Evana Sanz, Julieta Hermida, quien se mostró emocionada al recordar a Ayala.

Por su parte, Rulo Grabovieski, antes de salir a actuar resaltó sobre Ayala, que “primero lo disfrute a Ramón como espectador ya que no tenía para la entrada y el siempre le cantó a la popular y después compartimos varias jornadas de Festivales y él siempre respetuosamente nos dio el espacio a los que veníamos desde la chacra”.

Los Vecinos transformaron al anfiteatro en una gran bailanta pero también se tomaron un minuto para recordar al gran Ramón Ayala y pidieron "un fuerte aplauso, ya que seguramente nos estará mirando desde algún lugar".

Los Tres del Río también se sumó con su homenaje y cantó "El Mensú", 'Canto al Río Uruguay' y se despidió con "Posadeña Linda".

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias