Fiesta religiosa y popular por Santa Rita en Posadas

Obispo Martínez: "No podemos aceptar como normal que la gente sufra”

En la mañana de domingo se realizó una masiva procesión desde el centro capitalino hasta la Parroquia de Santa Rita en la zona oeste, al arribo de los peregrinos le siguió la misa principal celebrada por el obispo Juan Rubén Martínez que en su homilía hizo referencia a la crisis social y económica y llamó a ser solidarios
domingo 19 de mayo de 2024 | 12:40hs.
En la fría mañana de domingo miles de fieles católicos caminaron en procesión a Santa Rita en Posadas. Fotos: Matías Peralta
En la fría mañana de domingo miles de fieles católicos caminaron en procesión a Santa Rita en Posadas. Fotos: Matías Peralta

La fiesta patronal de Santa Rita se vive este domingo desde temprano en la ciudad de Posadas y continuará toda la jornada con actividades religiosas y culturales. La celebración católica comenzó con la tradicional peregrinación a pie y a caballo junto a la imagen de Santa Rita desde la Iglesia Catedral en la plaza 9 de Julio hasta el templo ubicado en el barrio bautizado en honor de la patrona de las causas imposibles en la zona oeste.    

Los procesionantes comenzaron su marcha bajo un cielo gris y frío y en el camino el paisaje se fue despejando hasta que el sol regaló sus rayos hacia el final de la misa que se inició tras el arribo de la caravana y fue presidida por el obispo Juan Rubén Martínez. 

Fe y solidaridad  

En un contexto de agravada pobreza de las clases populares la procesión que año a año convoca a miles de devotos al centro espiritual Santa Rita fue más que nutrida y el mensaje que dirigió monseñor Martínez a los fieles fue en sintonía con una realidad económica y social difícil para el pueblo trabajador.   

En su homilía y luego de las lecturas bíblicas del día, el obispo llamó a ser solidarios, a tener fe y esperanza y a dejar los individualismos de lado. De esta manera,  marcó un norte para estos tiempos de crisis con conceptos como: “El otro es mi hermano, no es mi enemigo, no es alguien para marginarlo, todo varón y mujer son mis hermanos” e hizo notar que impera “una cierta campaña y maneras en que se promueve el individualismo sin solidaridad”. Ante este signo de época advirtió: “Los cristianos no somos cristianos si no amamos a nuestros hermanos y especialmente a nuestros hermanos más pobres. No es una opción política, es la opción de Jesús, es el Evangelio”.

Vida de cristiano 

“La evangelización hoy y siempre y, en nuestra época especialmente, implica el amor misericordioso, que los cristianos amemos a nuestros hermanos, que tendamos puentes hacia los otros. Qué difícil parece decir esto, en nuestro contexto, en nuestra época, donde hay tanta guerra, violencia, individualismo, promoviendo que cada uno se ocupe de sí mismo y se desentienda de los demás. Y así no entendiendo algo básico que nosotros (Iglesia) anunciamos: el otro es mi hermano, no es mi enemigo, no es alguien para marginarlo, todo varón y mujer son mis hermanos. Hay una cierta campaña y maneras en que se promueve el individualismo sin solidaridad. Pero no somos cristianos si no amamos a nuestros hermanos y especialmente a nuestros hermanos más pobres. No es una opción política, es la opción de Jesús, es el Evangelio, el cristiano que no entiende esto no es cristiano, estamos para amar misericordiosamente, el que no ama, el que no se ocupa del otro, ese no es cristiano. La caridad es el compuesto principal de nuestra fe”, refirió a los presentes Martínez.

En otro tramo de su mensaje aludió al gran amor y devoción que tiene el pueblo católico por Santa Rita.   “Vivió con mucha intensidad, no le fue fácil, pasó por muchísimas cosas, pero fue una mujer de fe que siempre estuvo de pie ante los problemas. Por eso ella nos entiende cuando nosotros nos acercamos para contarle algo y para que sea nuestra intercesora. Para nosotros los santos son varones y mujeres que quisieron vivir la voluntad de Dios y por eso interceden especialmente. A veces nos dicen ‘rezá por mí porque necesito’ y le pedimos a la gente ‘reza por mí’, entonces cómo no le vamos a pedir a Santa Rita que rece por nosotros, por nuestras familias, por nuestra patria”.

Sin mencionar una situación particular, el obispo Martínez reparó en que estamos “en una época en que van creciendo grietas, muchas grietas, y va creciendo también la grieta de los que más tienen y de los que menos tienen (…) Esta grieta nos daña profundamente, ¿por qué? Porque hay mucha avaricia, avaricia de poder, avaricia de tener de algunos pocos. Nuestro llamado es a amar, hay mucha gente que está sufriendo, esta es la realidad y nosotros tendremos que tener una comprensión de que hoy más que nunca el cristiano tiene que ser luz en medio de muchas oscuridades. No podemos nosotros aceptar como normal que la gente sufra, no está bien eso”. 

Al final de la ceremonia religiosa oficiada desde el altar que se dispuso frente al templo, el párroco de Santa Rita, el sacerdote César Benítez Martínez, agradeció a quienes colaboraron para organizar la fiesta patronal que se desarrolla desde hace algunos días y continúa hasta el miércoles 22, en el Día de Santa Rita y también se mostró contento y agradecido por el acompañamiento de la comunidad en todas las actividades programadas. 

 

La fiesta sigue 

La fiesta patronal de Santa Rita continuará la tarde del domingo con varias misas, las siguientes son a las 15, a las 16 bautismos y 17, 19 y 20.30 misas.

En tanto, el miércoles 22 en el Día de Santa Rita se celebrarán misas durante toda la jornada en los horarios de 6, 7.30, 9, 10.30, 13.30, 16.30, 18, 19.30 y 20.30. A las 15 bautismos.     

Colecta de Cáritas

El Padre Benítez Martínez recordó que en el marco de la fiesta patronal y también todo el año se reciben donaciones en la Cáritas de la parroquia ubicada en la esquina de avenidas Chacabuco y Monseñor D’Andrea.

Se colecta alimentos no perecederos, ropa de abrigo, calzados, frazadas, útiles escolares y todo lo que pueda servir para ayudar a los que menos tienen. 

En una charla reciente con El Territorio, el párroco relató que cada vez más personas acuden a la iglesia en busca de una ayuda material y espiritual. 

Para saber más, el teléfono de la parroquia  Santa Rita es 3764 4-66336.

Obispo Martínez: "No podemos aceptar como normal que la gente sufra”
Obispo Martínez: "No podemos aceptar como normal que la gente sufra”
¿Que opinión tenés sobre esta nota?