lunes 26 de febrero de 2024
Lluvia moderada 26ºc | Posadas

Informe de Domingo

Juzgados correccionales: funciones, herramientas y desafíos

La ley considera que los menores de 18 años no tienen la misma responsabilidad que los mayores en caso de cometer un delito. En estos hechos intervienen los juzgados de menores, que no sólo deben encargarse de la cuestión técnica, sino resolver qué hacer con el chico, siempre con la premisa de reencauzarlo para que se reintegre en la sociedad y no reincida. El consumo de droga, factor común en la mayoría de los hechos. El triple rol de los magistrados: investigar, juzgar y atender otros fueros.

domingo 26 de noviembre de 2023 | 1:30hs.
Juzgados correccionales:  funciones, herramientas y desafíos
Según estadísticas del Poder Judicial, en 2022 los juzgados correccionales y de menores atendieron 2.641 causas. //Foto: Luciano Ferreyra.
Según estadísticas del Poder Judicial, en 2022 los juzgados correccionales y de menores atendieron 2.641 causas. //Foto: Luciano Ferreyra.

Atravesados por el dolor, los padres de Lucas Vega abrazaron al adolescente de 15 años que lo había asesinado de un disparo de la cabeza con el arma reglamentaria de su papá, policía federal, que también estaba en esa reunión ocurrida en 2011 en la oficina del juez César Jiménez, titular del Juzgado Correccional y de Menores Dos de Posadas.

"Con ellos trabajamos de una forma muy eficiente a través de una forma superadora de justicia, que se llama justicia restaurativa. Es decir, trabajamos de forma muy importante a punto tal de que se termina con un encuentro del padre de la víctima y el victimario y los tres se piden perdón. El perdón en este tipo de justicia restaurativa, que es una justicia más pacificadora, es una salida", contó el magistrado.

Dijo que ese momento fue muy emocionante, que se dio debido a la voluntad de los padres del chico asesinado y del joven de 15 años -inimputable-, pero también el resultado muy arduo de meses de trabajo con profesionales de distintas áreas.  

Tal vez esa escena representa de una forma muy contundente algo que el juez Jiménez expresó en varias oportunidades para este informe: la Justicia de Menores es muy distinta a la de los adultos. "Tratar con un adolescente no es lo mismo que trabajar con un adulto, esa especialidad que nos da los tratados y estándares internacionales es lo que hay que aplicar", resumió.

En Misiones hay cinco juzgados de menores distribuidos en Posadas -dos-, Oberá, Puerto Rico y Eldorado. Según las estadísticas del Poder Judicial, en 2022 atendieron 2.641 causas, aunque los magistrados tienen una labor mucho más amplia, una multicompetencia. Conforman un tribunal unipersonal para los procesos de ese "fuero" y también juzgan los delitos que tienen penas menores a seis años.

El juez Osvaldo Rubén Lunge, de Puerto Rico, agrega: "También somos un juzgado de apelación de todos los juzgados de Paz y en las Faltas Municipales, somos apelaciones de las contravenciones municipales, los juzgados de Faltas municipales dictan una resolución y si uno no está de acuerdo apela al correccional, es por eso que tenemos una multiplicidad de competencia. Lo que la gente tiene que entender es qué es un tribunal unipersonal de juicio de menores en conflicto con la ley, tenemos una dualidad de funciones, somos de instrucción y de juicio. Esa dualidad no se tiene en otro juzgado".

Justamente este informe dominical de El Territorio pone la lupa en los Juzgados de Menores partiendo de la experiencia diaria de los principales actores, los jueces. Se abordarán estadísticas, se desarrollará sobre los recursos, relaciones y necesidades, pero también sobre la importancia de las relaciones con profesionales y otras instituciones que día a día buscan contener a los menores en conflicto con la ley.

Uno de ellos es el Centro Modelo de Asistencia y Seguimiento de Niños, Niñas y Adolescentes (Cemoas), creado en Posadas en 2019 y hoy con sedes en Oberá y Eldorado. Es decir, solamente el Juzgado de Puerto Rico no cuenta con uno cerca.  

"Cuando ingresa un menor de edad al sistema penal provincial, automáticamente ese chico, niño o niña, adolescente, tiene que venir a este centro. Entendemos que el centro de asistencia y seguimiento lo que hace es tratar de restituir aquellos derechos, como la educación, la asistencia, la parte de salud y toda la actividad recreativa y formativa que fueron vulnerados en el niño o niña adolescente", explicó el director del establecimiento capitalino Cristian Ortiz.

"Un menor sólo puede ser demorado en instalaciones del Cemoas para las actuaciones y en un plazo no mayor a cuatro, seis horas debe ser restituido a sus padres. Así se busca evitar que ingrese a una comisaría y los pongan en una celda o sea sujeto de malos tratos. El Cemoas es un aporte valiosísimo porque es un lugar en mejores condiciones edilicias para recibir a un chico", destacó la jueza de Oberá Adriana Denise Zajaczkowski.

Los magistrados y profesionales coinciden que hay dos factores nítidos en la vida y el mundo de estos menores. Uno es la pobreza y el otro las adicciones. Son casi excluyentes. También que las intervenciones son en su mayoría por delitos contra la propiedad y que en segundo lugar se encuentran los delitos contra la integridad sexual, que tuvo un incremento considerable en los últimos años.

Además se abordaron aquellos debates históricos como la necesidad de un nuevo régimen penal juvenil y el respeto por la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño. Los jueces y profesionales consideran que el trabajo debe ser de contención y reinserción mediante un trabajo integral de profesionales y la escuela como el gran aliado, aunque están conscientes de que cierta parte de la sociedad reclama más dureza.

"En lo personal pienso que bajar la edad de inimputabilidad es una posibilidad. Otra herramienta es dotar a las áreas que trabajan con menores de edad del presupuesto necesario para su correcto funcionamiento. Y también es necesario avanzar como sociedad en acuerdos de convivencia básicas que contemplen esta problemática así tal cual la estamos viviendo", aportó el abogado penalista Matías Vidal.

El profesional considera que hay una cultura de "pibe chorro", pero que se trata de un fenómeno del conurbano y las grandes urbes del país, una realidad -y violencia- que no se refleja en Misiones.


En cifras

480

El Cemoas empezó a funcionar en Posadas en 2019 y ya recibió a casi 500 menores.

 

Informe de domingo

Menores ante la Justicia complejo abordaje y los retos en el día a día

Los juzgados correccionales y la multiplicidad de su competencia

"Hay que dejar claro que la Justicia de adultos no es la misma de los menores"

"La escasez de recursos es la pared con la que chocamos todo el tiempo"

Desafíos para una mejor Justicia de menores

Cemoas, un espacio que asiste a menores en conflicto con la ley

"Hay una cultura que exalta la figura del pibe chorro"

Residencia Lucas: a once años de un dolor convertido en acción

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias