viernes 09 de diciembre de 2022
Nubes dispersas 33.7ºc | Posadas

Su fundación fue en 1882, convirtiéndola en la escuela más antigua de lo que hoy es Misiones

San Javier: 140 años enseñando a generaciones en la frontera con Brasil

La institución educativa N° 603 nació como un freno al avance de la cultura brasileña y para alfabetizar a la región. También fue pionera en incorporar la jornada completa

domingo 30 de octubre de 2022 | 6:05hs.
San Javier: 140 años enseñando a generaciones en la frontera con Brasil
El salón central de la escuela mantiene parte de sus cabriadas en madera y los ventanales. Foto: Natalia Guerrero
El salón central de la escuela mantiene parte de sus cabriadas en madera y los ventanales. Foto: Natalia Guerrero

La Escuela de Frontera de Jornada Completa N° 603 “Onésimo Leguizamón” está ubicada en la ciudad de San Javier y fue creada el 2 de octubre de 1882, según consta en su acta fundacional por el santafesino Estanislao Lassaga.

En su primer terreno -de los tres en los que se asentó su edificación- se instaló en el solar “C”, manzana 84 al Sur. Allí Lassaga, levantó una casa de tabla, de unos 15 metros de largo destinada a vivienda, y se dedicó a la enseñanza particular, no como medio de vida sino como un servicio a los hijos de la comunidad.

Acta fundacional de 1882, que la decreta como la escuela más antigua. Foto: Natalia Guerrero

La oficialización según su acta, primer registro y la numeración que en los escritos se registra, lleva a la conclusión de que fue la primera de lo que hoy es la provincia de Misiones. En aquel momento, los primeros inscriptos fueron 29 alumnos de los cuales un 86% eran argentinos, mientras que el 83% de sus padres o tutores eran inmigrantes.

Luego del primer asentamiento, pasa a funcionar en el solar “B” manzana N° 96 hasta 1934, cuando finalmente se emplaza en el terreno en el que se encuentra actualmente.

Desde sus orígenes, la escuela ha sido eje motor de toda las realizaciones socio-culturales del medio en que se encuentra inserta. En su comienzo, Lassaga se enfrenta a la realidad de una comunidad con una alta penetración del bilingüismo, como así también la tosquedad de los habitantes de entonces en San Javier.

Casa en la que residían los directores del establecimieno; data de 1934. Foto: Natalia Guerrero

Sobre la infraestructura actual, el maestro Miguel María Busson relató a El Territorio que “la estructura aún conserva las cabriadas de madera enormes, hoy no existe, las paredes tienen un ancho de 45 centímetros y está todo asentado en barro. Tanto el director como el portero residían en el establecimiento y tenían sus casas dentro del terreno, eran otras maneras de construir”.

Por otra parte, agregó: “En 1968 por la ley de Onganía N° 17.591 se crean 20 escuelas de frontera en el ámbito de la provincia, el principal objetivo fue controlar la penetración cultural territorial, incluso se llevaba un registro del material que se daba a los chicos. Cuando vine acá el 50% de la lengua materna que tenían los niños era el portuñol, había que superar rasgos de dicción”.

En la cuestión del idioma, “había mucha influencia de la televisión gratuita y los canales de aire que venían de Brasil, entonces los chicos venían muchos hablando el idioma portugués. Hoy son pocas las familias que lo siguen sosteniendo”, dijo la directora de la escuela, Rosa Escobar.

El segundo hogar
La escuela fue una de las primeras en incorporar la jornada completa cuando se oficializó el régimen académico para este tipo de modalidad. Hoy lo sigue manteniendo, dado que se dictan clases de 8 a 16, los niños acceden en el establecimiento.

“Yo atravesé un momento muy difícil en el que mis padres se separaron cuando era chicos, para mí psicologicamente fue difícil y en ese momento la escuela fue un espacio de contención tremenda”, explicó Matías Vilchez, exalumno de la institución.

“En el momento en que yo asumí la dirección -década de los 70-, se le daba desayuno, almuerzo y merienda, venía buena plata para darle de comer muy bien a los chicos. También se enviaba mucha ropa para los chicos, me acuerdo de zapatillas y ropa de abrigo”, explicó una de las ex directoras de la institución, Gloria Bazán.

“Nosotros teníamos que hacer tareas comunitarias además de dar clases. Así se crearon la asociación de ex alumnos, la asociación de madres, se fundó el club de Leones y se creó un ballet folclórico a partir de un profesional que vino de Posadas”, subrayó Bazán.

Durante este período las actividades escolares como las interescolares se desenvuelven en un marco armónico con el inicio del taller de aeromodelismo apoyado por el taller de carpintería. Los logros en el orden deportivo son muchos destacándose, el establecimiento, en los primeros premios en fútbol y vóleibol.

“Me gustaba cocer y le daba corte y confección a las mujeres en la escuela. También funcionó una huerta en el patio”, resaltó Bazán.

Una semana de fiesta
En la fiesta del centenario de San Javier (1977) se realizó un jolgorio popular que duró -según relatan quienes lo vivieron- una semana.

En ese contexto, “la escuela fue un espacio central en el que se hizo comida para todo el pueblo, en la parte de atrás se hicieron grandes asados en esos festejos”.

“Venía cada uno y se le servían los spettos, había gente por todos lados. Se podía hacer algo así porque en esa época San javier era chiquito y estaba delimitado, ahora se expandió mucho”, contó Escobar.

Territorio jesuítico
Al igual que muchas localidades de la provincia, el actual centro histórico de La Dulce -como la llaman lo lugareños- se emplaza sobre las inmediaciones de las antiguas ruinas del periodo jesuítico del territorio de las Misiones que fueron destruidas en los acechos de los bandeirantes portugueses.

El edificio, en el que hoy se dictan clases, contiene elementos en piedra de la época de las reducciones, en su entrada hay columnas del patrimonio histórico, que están identificadas con placas y se reservan.

Escuelas centenarias Un ícono de Santa Ana que sigue con las puertas abiertas y dando clases Escuela N° 8: baluarte candelariense Clotilde González de Fernández pionera en la educación La primera que cobijó a los eldoradenses e integró a los hijos de inmigrantes La escuela donde el Himno se cantaba en varios idiomas Insignia de la docencia y el trabajo comunitario en el barrio Rocamora Una escuela entre los yerbales

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias