martes 05 de marzo de 2024
Nubes dispersas 20.7ºc | Posadas

Representantes misioneros en Corrientes

La danza los unió y el Chamamé fue testigo de su amor

La pareja fue seleccionada para ser parte de la delegación oficial de danza en la Fiesta Nacional del Chamamé. Con entusiasmo anhelan pasar este legado y se preparan para enaltecer los valores locales, dejando su huella en la región

martes 26 de diciembre de 2023 | 16:30hs.
La danza los unió y el Chamamé fue testigo de su amor

A lo largo y ancho de la Tierra Colorada se pueden encontrar muchos bailarines que promueven la música regional y buscan revalorizar el acervo cultural de la zona. En Jardín América, hay una pareja conformada por Camila Acosta (23) y Darío Mondo (29), que, apasionados por la cultura local, se preparan para representar a Misiones en la Fiesta Nacional del Chamamé.

Ambos nacidos en Posadas, Camila llegó desde niña a Jardín América y Darío creció en Santo Pipó. Hace poco más de un año se asentaron juntos en suelo jardinense tras cruzarse en la capital provincial. Primero se afianzaron como pareja de baile y en ese desafío, el intercambio de miradas y sonrisas del rito musical, los llevó a compartir mucho más que la danza.

“Hace muchos años empezamos nuestra carrera artística, cada uno desde su escuela de danza, nos conocimos en la Escuela de Danza de Posadas en la carrera de Profesorado de danzas. Fuimos compañeros de diferentes ballets, lo que hizo que se unieran nuestros caminos y el Chamamé fue testigo de este amor”, contó Camila. En tanto, su compañero agregó que hace 5 años arrancaron como pareja de baile, por lo que compartieron muchos momentos de la vida  y tiempo después decidieron ser novios.

Siempre junto al chamamé, surgió la posibilidad de ser parte de la delegación que representa a Misiones en la Fiesta Nacional del Chamamé en Corrientes y tras un largo recorrido, fueron los elegidos para portar la bandera misionera en ese tradicional festival.

Darío y Camila disfrutan de bailr chamamé, dentro de salones o al aire libre.

“Todo tiene su tiempo, no es que uno se inserta en la cultura chamamecera fácilmente. Hay un arduo trabajo, pero siempre con humildad, con el fin de lograr los objetivos que nos proponemos”, destacó Darío. El baile es una de las manifestaciones culturales más populares y también una filosofía de vida.

En cuanto a la designación para que sean los portadores de nuestra bandera en Corrientes, Darío explicó que se realizó una fiesta del Mercosur, paso previo que tiene como objetivo revalorizar la búsqueda de la música chamamecera, mediante la cual se estimula a los jóvenes para que puedan subir al escenario mayor en el Anfiteatro Mario del Tránsito Cocomarola, junto a artistas consagrados en Corrientes. Entonces, tanto Camila como Darío, como pareja nacional, pasaron por varias instancias, y en Posadas quedaron seleccionados como representantes de Misiones. Ahora, tendrán que competir con las otras sedes como Corrientes, Chaco, Santa Fe, Entre Ríos y Formosa.

“Fue muy ardua la jornada de selección, fuimos alrededor de 77 parejas, pero realmente muy enriquecedora”, destacó Camila.

Camila y Darío buscan transmitir sus conocimientos, sobre todo con los más chicos, para que el chamamé siga vigente. Fotos: Esteban González

La XXXI Fiesta Nacional del Chamamé XIX Fiesta del Chamamé del Mercosur y tercera Celebración Mundial como patrimonio cultural de la Unesco, tendrá a esta pareja como embajadora misionera del 12 al 21 de enero.

En total, 10 noches, la tierra del taragüí, abrirá el escenario para todo los estilos de chamamé del país. Para la pareja jardinense significa un gran compromiso y en estos días festivos se preparan con mucho entusiasmo con el fin de dejar bien alto a nuestra provincia.

Para el 12 de enero, primera velada, ya se preparan con la práctica y además son asesorados en cuanto a vestuario. Es un proceso que vienen planificando hace varios años por lo que se sienten preparados y felices.

“Bailamos en todos los lugares que se pueda. En casa corremos las sillas y la mesa, salimos al patio o vamos a las bailantas. En estos momentos no solo nos unimos en el baile sino también preparamos nuestro vestuario para estar de la mejor manera en la fiesta”, explicó Camila, a lo que su pareja añadió que día a día se van perfeccionando y tratando de reflejar de la mejor manera posible su suelo natal.

La emoción se contagia a sus amigos, familiares y cercanos y todos le dan su apoyo. “La familia es el pilar fundamental desde siempre, pero también es nuestra manera de ser de todos los días, nos levantamos y ya ponemos un chamamé para escuchar, porque nos produce alegría, pero también nos conecta con recuerdos familiares y por eso a veces se combina con tristeza, angustia, aunque con nueva esperanza hacia el futuro”, describió Camila.

Con el compromiso de impulsar el arte y pasarlo a nuevas generaciones, Darío expresó que el propósito más allá del baile, es poder difundir más el chamamé en las escuelas, para que esté presente en el aula. En coincidencia, Camila manifestó el deseo de enseñar y pasar este legado para que siga vigente y que “todas las personas puedan expresar su amor por el chamamé de la manera que lo sientan, que se conecten con la música desde el fondo de su corazón”. 

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias