lunes 04 de marzo de 2024
Nubes 24ºc | Posadas

Informe de Domingo

Espacios de encuentro para el arte y la comunidad

Pueden ser una sala de teatro, una biblioteca, un salón comunitario o incluso un grupo de personas sin sede fija. Lo que los identifica es que tienen por objetivo impulsar el desarrollo de actividades artísticas, acercar nuevas experiencias a los vecinos, favorecer el encuentro entre ellos y defender la identidad local, esa que se forja a su manera en barrios, pueblos y ciudades. Los espacios culturales se sostienen casi siempre a pulmón y hoy tienen una ley provincial que los protege y fomenta.

domingo 17 de septiembre de 2023 | 1:30hs.
Espacios de encuentro para el arte y la comunidad
Apasionada por los títeres, Lidia Mendoza creó Mi Lugar en el Mundo, un sitio en el que puede desplegar su arte, pero también ofrece talleres y actividades lúdicas y sigue sumando opciones para los jardinenses. //Foto: Esteban González.
Apasionada por los títeres, Lidia Mendoza creó Mi Lugar en el Mundo, un sitio en el que puede desplegar su arte, pero también ofrece talleres y actividades lúdicas y sigue sumando opciones para los jardinenses. //Foto: Esteban González.

Bibliotecas populares, salas de cine y teatro, escuela de títeres, academias de música o danza, el galpón de una murga o simplemente un colectivo que busca transmitir el arte en el salón municipal, son los impulsores de la cultura en cada ciudad de la Tierra Colorada.

Desde estos reductos se sostiene la identidad cultural del pueblo, aunque muchas veces no tengan el merecido reconocimiento y batallen contra viento y marea para sostenerse en pie.

 Con espacios habilitados como restaurante, bares o comercios, desde hace años el sector busca tener una ley que le permita desarrollarse acorde a su especificidad y no a otras categorías que poco tienen que ver con el hacer cultural. Así, finalmente el año pasado Misiones celebró la sanción de la Ley VI – N° 273 de Promoción de Espacios Culturales, que regula la actividad y asegura un fomento específico.

Más allá de que las figuras de bar o comercio no eran acordes, "teníamos que ir consiguiendo habilitaciones despersonalizadas de cultura, que no se ajustaban a lo que es el lugar exacto, entonces eso generaba un montón de problemas, principalmente no poder adherirte a fomentos nacionales como Punto de Cultura u otros", sumó Joselo Schuap, que conoce el paño en primera persona y desde hace cuatro años es ministro de Cultura.

Según manifestó el ahora funcionario, a pesar de que siempre quedan cuestiones por mejorar, esta ley es uno de los mayores logros de la gestión, porque trasciende en el tiempo y asegura la permanencia de estos importantes baluartes.

"Se hizo en tiempo récord y ya tiene presupuesto para el 2024. Si bien tener el presupuesto no es tener el dinero, sino la posibilidad administrativa de tener el dinero, porque después hay que luchar mucho para que la liquidez económica permita usarlo, es un paso enorme tenerlo porque garantiza una ayuda a estos lugares", comenzó diciendo Schuap.

ArteRoga en Iguazú, uno de los espacios que combina gestión a pulmón y la importancia de sostener las políticas públicas que apuesten al arte y la cultura. Foto: Norma devechi

La ley entiende que cada municipio debe adherirse para poder habilitar los espacios culturales como tales. Actualmente hay alrededor de diez localidades que lo han hecho. El primer espacio habilitado bajo esta normativa fue el Centro Cultural Vórtix, de Montecarlo. 

Además, Schuap destacó que la norma atiende la posibilidad de que 'el espacio cultural' sea un colectivo inmaterial, que no tenga sede o domicilio fijo. "Puede ser un colectivo que no haya conseguido un lugar físico, pero que funciona y ocupa el club social municipal, el salón parroquial... o incluso una comunidad guaraní puede ser un espacio cultural", marcó Schuap.

De la misma manera subrayó que incluir la nomenclatura en la categoría de habilitaciones no exime de las obligaciones que cualquier otro local debe tener, simplemente que permite trabajar acorde a su función o multifunción, que es lo más asiduo en estos lugares.

"Un poco la filosofía es entender que, en el interior sobre todo, estos espacios son por donde pasa todo lo social y cultural, se hace desde una capacitación, un taller artístico hasta un cumpleaños de 15", describió Schuap.

Con un clima político nacional que atemoriza, parece querer imponer la ley del mercado y dejar de lado toda expresión genuina, los espacios culturales de Misiones no sólo  reivindican su importancia en la creación de identidad sino que también crecen, evolucionan y se reproducen.

Atento al panorama federal, Schuap definió que hoy la lucha con sus pares está en asegurar los fondos para las asignaciones específicas de la cultura. Aunque se aprobó el año pasado la prórroga que permite continuar el funcionamiento de todo el aparato cultural, es necesario actualizar la normativa de recaudación y sumar a los servicios de streaming en el cobro de impuestos que se destinen a la industria local.

Postulando al Ministerio de Cultura como una herramienta sociopolítica que debe acompañar a los sitios que crean y nutren a la cultura, el también músico afirmó: "Yo tengo fe de que estos lugares van a ser el bastión de la lucha de la cultura por encima de cualquier cosa. Porque la gente nunca va a dejar de hacer cultura, de tejer, cantar, bailar y se van a seguir encontrando en estos lugares".

Si bien hoy se despliega una gran red de espacios culturales en la provincia, en estas páginas recabamos la historia de algunos referentes mientras se espera que la decisión política posibilite el crecimiento de otros, como el caso del colectivo de Eldorado que aguarda por su espacio en la exterminal. En Posadas, la Biblioteca Popular Posadas, guerrera cultural emblemática comenzó a celebrar sus 110 años por ejemplo. Además, pospandemia se abrieron nuevos nichos que nuclean teatro, artes plásticas y otros a fuerza de autogestión en muchos puntos.

"Un recuerdo muy lindo de la vida es haber inaugurado la biblioteca Thay Morgenstern en San Pedro hace 20 años. Hicimos un show con Piñón Fijo en Córdoba, llenamos mi colectivo de libros y lo trajimos a San Pedro, donde nos recibieron Diego y Mariela. Hoy la biblioteca tiene apoyo escolar, espectáculos, cine, teatro, es una locura", rememoró Schuap haciendo hincapié en la hermosa versatilidad que despliega cada uno de estos fuertes  encargados de construir las paredes inmateriales de toda una civilización.

 

Informe de domingo

Mbopí irradia el arte en Eldorado

ArteRoga, un faro creativo en Puerto Iguazú

La biblioteca guardiana de la cultura en San Pedro

Fomentar el arte y el convite, ejes de una apuesta que crece a pulmón

Un espacio pensado para compartir en comunidad

Vórtix: para la ley, el primer espacio cultural de Misiones

La antigua casona de Candelaria que hoy es una usina del arte

El jardín de los sueños cumplidos

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias