martes 05 de marzo de 2024
Nubes dispersas 22ºc | Posadas

Informe de domingo

Vivir a las corridas para salvar vidas

Suena el teléfono y parte rauda la ambulancia, se pone en marcha la autobomba o se prende la sirena del patrullero. Atender emergencias es saber que pueden pasar horas sin mucho para hacer o tener salidas constantes en poco tiempo. Siniestros viales, incendios y accidentes caseros entre los motivos, pero también ancianos solitarios. Sensaciones en primera persona, las situaciones más difíciles y el impacto psicológico del trabajo. Enfermeros, médicos, policías, bomberos y el monitoreo del 911.

domingo 20 de agosto de 2023 | 1:30hs.
Vivir a las corridas para salvar vidas
El conductor de la ambulancia ya cumplió su difícil tarea en medio del tránsito, la enfermera va en busca del paciente, a quien, además de tratar físicamente, debe contener anímicamente. //Foto: Joaquín Galiano.
El conductor de la ambulancia ya cumplió su difícil tarea en medio del tránsito, la enfermera va en busca del paciente, a quien, además de tratar físicamente, debe contener anímicamente. //Foto: Joaquín Galiano.

'¿911 cuál es su emergencia?' La frase se repite una y otra vez. Todo el día. Todos los días. De un lado de la línea alguien con una urgencia, del otro un agente que busca contener la situación y dar respuesta a la contingencia. Lo que se haga en esos minutos es clave para salvar la vida de quien llama.

Para su informe de hoy El Territorio se adentró en el corazón de los servicios de emergencia de la provincia, primer eslabón de atención cuando ocurre una circunstancia que requiere celeridad en su resolución.

El Centro Integral Línea 911 de la Policía de Misiones, la Red de Traslados del Ministerio de Salud Pública y los Bomberos de la Policía y cuarteles voluntarios son las tres patas cuando la premura se hace presente. Son ellos quienes acuden o atienden la situación antes que la persona sea trasladada a un hospital. Contienen, hablan, actúan pero sobre todo se ponen en el lugar del otro. "La empatía en esto es primordial", reconocen.



Se trata de un trabajo altamente estresante, poco conocido y reconocido, pero admiten todos que es muy satisfactorio saber que están ayudando a alguien que necesita.

Largas horas de guardia donde el escenario puede ser el más tranquilo y alterarse todo en cuestión de segundos. Incendios, accidentes de tránsito, crisis de salud o gente en soledad que sólo quiere hablar con alguien más son la rutina en la que el coqueteo con la muerte está presente a diario.

Para conocer de cerca qué y cómo lo hacen este medio los acompañó en algunas de esas guardias y recorridas. "No todos aguantan porque no es un trabajo para cualquiera", dicen en confianza y acotan "que tu familia te acompañe también es importante, porque acá no hay navidades ni cumpleaños si te toca guardia".

En el 911, por ejemplo, una psicóloga contiene a quienes atienden a diario cientos de llamadas y un sinfín de inconvenientes que deben ser resueltos rápidamente y bien. Tener un buen soporte mental y emocional para ayudar a otros es otra cuestión primordial. "Son trabajos que están siempre al límite, donde las personas sienten una sobrecarga por la responsabilidad que les toca", explicó la psicóloga y psiquiatra Alejandra Gómez, consultada por este medio. Poder, a través de ejercicios mentales, salir de esas situaciones es vital para aliviar la tensión, admitió también.

En la Red de Traslados las ambulancias ubicadas estratégicamente por todo Posadas y la provincia no paran un segundo y junto a su mesa operativa coordinan una salida tras otra. Desde las programadas para llevar a un paciente a recibir su tratamiento hasta las contingencias que ocurren cada día.



En tanto que los bomberos dicen orgullosos que "te nace ayudar a la gente y estar para ellos" al tiempo que resaltan que los incendios forestales de los últimos veranos sirvió para que ganen notoriedad ellos y su labor.

El sonido del teléfono rompe con la quietud de las guardias e inmediatamente se activan todos los protocolos. Mientras se contiene a la víctima se evalúa qué clase de emergencia es y qué se va a necesitar: ambulancia, policía, bomberos. Parece mucho pero la respuesta debe ser canalizada en minutos para resolver la solicitud de las más 500 llamadas que entran por día al 911, con picos que duplican esa cifra los fines de semana.

En las páginas que siguen se desglosan una serie de notas donde hablan algunos de los trabajadores que le ponen el cuerpo a las situaciones. Varios desde hace años, otros ganando experiencia en el diario andar. Sus nombres, sus caras y sus historias relatadas por ellos mismos.

Notas relacionadas:

Un trabajo al límite entre sirenas, alta velocidad y mucha adrenalina

Horas de mate, largas charlas y el paciente que nadie quisiera atender

Bomberos: responder a las urgencias más allá del fuego

Voluntarios siempre listos al servicio de la comunidad

El 911, centro de operaciones que atiende emergencias de todo tipo

Las claves para trabajar en puestos laborales estresantes

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias