sábado 02 de marzo de 2024
Cielo claro 25.7ºc | Posadas

Los pacientes consumen muchos suplementos para lograr mayor masa muscular

Vigorexia: cuando la obsesión por los músculos genera daños en la salud

Se trata de una alteración en la imagen corporal en la que la persona se preocupa excesivamente por su físico. Está vinculado a trastornos obsesivos compulsivos

domingo 02 de julio de 2023 | 6:05hs.
Vigorexia: cuando la obsesión por los músculos genera daños en la salud
Las redes sociales influyen en el desarrollo de patologías como la dismorfia corporal.
Las redes sociales influyen en el desarrollo de patologías como la dismorfia corporal.

El auge de las redes sociales y los modelos de belleza estandarizados por las marcas, hace que la obsesión por la perfección de la figura corporal termine afectando la salud de cientos de personas. Para muchos pacientes que sufren vigorexia, ese afán por conseguir mayor musculatura no tiene un techo y su obsesión los hace estar siempre disconformes con los resultados que obtienen.

Según explicó a El Territorio la licenciada en Nutrición, Karen Stefan, la vigorexia se caracteriza por “una alteración en la imagen corporal dónde la persona se preocupa excesivamente por su cuerpo y busca aumentar la masa magra sin control, con ejercicios, dietas y sustancias nocivas”.

Además, conceptualizó que la patología, también llamada dismorfia corporal, se ubica como “trastorno obsesivo compulsivo y otros trastornos relacionados específicamente con transtornos de dismorfia corporal”, dentro del Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM5) de la Asociación Americana de Psiquiatría.

Stefan mencionó que los problemas a nivel corporal puede generar enfermedad muchas veces “está relacionado con el consumo de suplementos sin prescripción médica, esteroides anabólicos, estas se consideran sustancias potencialmente peligrosas y asociadas a alteraciones endocrinometabólicas”.

Asimismo resaltó que, a largo plazo puede generar “lesiones hepáticas y renales”, a su vez, debido al excesivo nivel de entrenamiento existe riesgo cardiovascular.

Al tratarse de un trastorno, afecta la dimensión de la salud mental del paciente con “aumento de agresividad, depresión, ansiedad, entre otras”.

Al mismo tiempo, Stefan destacó que se identifica una demanda de casos que llegan para ser tratados en el consultorio y, generalmente, se da unidos a trastornos de la conducta alimentaria (TCA).

En relación a la influencia de los comportamientos y la vida que se expone en las redes sociales, como factor que influye en la aparición de estas patologías, dijo “frases virales como ‘me gusta verme venoso’; o personajes de la farándula que conviven con esta patología, regalan tips a su comunidad, son usados como referencia de salud, bienestar y ejemplo corporal”.

“El aumento del volumen y la fuerza tienen muchos beneficios en la salud. Siempre comprendiendo que tenemos todos diferentes cuerpos, por ende resultados distintos. Alcanzar el ideal de belleza y cuerpo hegemónico se está convirtiendo en una trampa que lleva directo a trastornos de la conducta alimentaria y otros como en éste caso”, reflexionó.


Alertas

Según señaló la profesional y constata en el DMS5, existen ciertas alarmas que pueden ayudar a identificar, siempre a través de la consulta con un nutricionista, que una persona presenta síntomas de dismorfia corporal.

Al momento de diagnosticar se puede identificar en el paciente: preocupación por uno o más defectos o imperfecciones percibidas en el aspecto físico que no son observables o parecen sin importancia a otras personas; en algún momento durante el curso del trastorno, el sujeto ha realizado comportamientos (mirarse en el espejo, asearse en exceso, rascarse la piel, querer asegurarse de las cosas) o actos mentales (comparar su aspecto con el de otros) repetitivos como respuesta a la preocupación por el aspecto; la preocupación causa malestar clínicamente significativo o deterioro en lo social, laboral y otras áreas importantes del funcionamiento; la preocupación por la apariencia no se explica mejor por la inquietud acerca del tejido adiposo o el peso corporal en un sujeto cuyos síntomas cumplen los criterios diagnósticos de un trastorno alimentario.

 

Informe de domingo

 

Males alimenticios, cuando la comida hace daño

Somos lo que comemos, pero también todo lo que tragamos

La presión por un cuerpo hegemónico que deriva en trastornos alimentarios

E“La obesidad es un cuadro que afecta a uno de cada cuatro misioneros”

El impacto del estrés y los malos hábitos en la digestión

Vigorexia: cuando la obsesión por los músculos genera daños en la salud

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias