sábado 24 de febrero de 2024
Cielo claro 21.7ºc | Posadas

La artista también comparte música del Litoral

La voz lírica misionera en Italia

La cantante lírica posadeña Cyntia Franchini se radicó en Europa para hacer un posgrado y presentarse en nuevos escenarios con un repertorio que entremezcla música barroca y folclore argentino

domingo 06 de noviembre de 2022 | 6:05hs.
La voz lírica misionera en Italia
Franchini comenzó esta semana a cursar un posgrado en la ciudad de Cesena y recorre Italia.
Franchini comenzó esta semana a cursar un posgrado en la ciudad de Cesena y recorre Italia.

La cantante lírica posadeña Cyntia Franchini (34) entona las estrofas de Soy de Misiones, la galopa de Oscar Valles que describe estos colorados terruños.

Esos sonidos que rememoran la selva y el agua del río dulce corriendo brillante se dejan oír muy lejos de estos conocidos cauces, se despliegan en vívidas imágenes ante un auditorio lejano y con historia de mar, es en Cerdeña, la gran isla italiana, y el público aplaude y se emociona con la evocación de ese paisaje que pinta la voz de la artista misionera.

Franchini se radicó en Cerdeña hace poco tiempo y ahora se instaló en Cesena para realizar un posgrado en Canto Renacentista y Barroco en el Conservatorio Bruno Maderna, se instaló en Italia junto a su esposo Santiago Quiroga.

Además de continuar su formación académica proyecta presentaciones como solista, su próximo concierto tendrá lugar el 22 de este mes.

Las costumbres no se pierden, dice la artista que disfruta su mate.

No es la primera vez que Franchini viaja a Italia, ya estuvo viviendo en el país europeo entre 2014 y 2015, cuando asistió al conservatorio Luigi Canepa de Sassari mediante un convenio con la Universidad Nacional de Cuyo, de Mendoza, de donde egresó como licenciada en Canto Lírico.

La artista misionera contó que emigró de la provincia en 2012 luego de recibirse como profesora de música y desde entonces la formación siempre ocupa un lugar central en su vida del mismo modo que la pasión y el disfrute por la música.

“Soy una posadeña del barrio José Hernández, que es la zona de López y Planes y San Martín. Hace varios años que me fui de mi provincia, siempre con el norte de desarrollar mi carrera musical, en 2012 me instalé en Mendoza, después viajé a Italia y ahora nuevamente estoy en Italia, y Posadas es mi casa, es el lugar al que vuelvo para estar cerca de mi familia”.

Franchini explicó que como cantante lírica le interesa la ópera, pero lleva su trayectoria más hacia la música antigua y también le gusta el folclore argentino.

En su estadía en el exterior pudo comprobar cómo la música es un lenguaje universal que no tiene fronteras, “Yo de chica estudié italiano, después cuando estuve la primera vez en este país también aprendí más, pienso que hablo bastante bien, igualmente en el escenario hago música en italiano y también hago música argentina”, indicó y añadió: “A la gente de aquí  le gusta mucho el tango, también hice una versión de Alfonsina y el mar que el público me hizo una hermosa devolución y presenté además música del Litoral, que pensé que quizás podía quedar muy lejana, pero no fue así. Yo expreso mucho al cantar y creo que esa emoción de cantar cosas de mi tierra la gente lo pudo sentir”.

¿Cuándo decidiste viajar para seguir tu carrera de artista? ¿Pensás que el artista debe estar en permanente formación y movimiento? 

Yo creo que sí, el artista debe estar en permanente formación, pero creo también que es una elección, yo comencé a viajar buscando dónde podía continuar formándome, en Posadas estudié en la Escuela de Música, estuve en el Coro del Centro del Conocimiento, después también viajé a Paraguay, siempre soñando con aprender y perfeccionarme más en mi campo que es el canto lírico con un repertorio que abarca de la ópera, al folclore argentino y la música antigua. Yo me acuerdo que cuando daba mis primeros pasos en Posadas, siempre estuvo muy marcado eso de transmitir la formación, y yo seguí ese camino, creo que sí la vida del artista es constante formación y movimiento.

La artista dejó Misiones en 2012 para estudiar en Mendoza, luego viajó al exterior.

¿Cuál es tu repertorio?

Me gusta mucho la música barroca renacentista y también el folclore argentino, y me gusta mezclarlas. En Mendoza hicimos un dúo con el arpista barroco Ramiro Albino y el año pasado, en pandemia, grabamos un disco con la obra Mujeres argentinas, de Ariel Ramírez, con el arpa barroca y con una visión de mezclar el folclore con la música antigua en cuanto a sonoridad.

¿Qué te atrae y qué buscas transmitir con la música barroca?

La música barroca solista, digamos, no la coral, que puede ser más religiosa, sino la música solista profana, tiene mucha actuación, está mucho más ligada al teatro que, por ejemplo, la música del romanticismo o del clasicismo, que tienen que ver más con la melodía o con la pintura, que están asociadas a otras artes, la música del barroco está más asociada a la rama del teatro, es muy expresiva. Es una época en que la música está al servicio de la palabra, el mismo sonido te susurra las palabras de algún modo. Y a mí me atrae mucho esto de la interpretación, de la actuación, me gusta también hablar sobre el escenario, explicar algunas cosas de la obra o de su autor o de la historia y después dejar que el público sienta la música, que sienta cada uno en su piel lo que produce.

Decías que cuando cantás música misionera, música del Litoral, los europeos la entienden y les llega...

La música de Misiones, algo que tenemos nosotros, es que es muy descriptiva, la poesía y la música te cuentan un paisaje, una vivencia, los sonidos de la naturaleza, que es todo de una intensidad tan grande, y bueno, poder cantar cosas de mi tierra, cantar canciones de nuestro maestro Ramón Ayala, me llena de orgullo.

Culturalmente, ¿cuánto te costó habituarse a un nuevo país, a sus costumbres y su gente?

El lugar donde estamos es hermoso, rodeado de mar, pero aún así se extraña el río y el agua dulce, esa frescura. La gente aquí no es tan distinta de como somos nosotros, se toman el tiempo de conocerte, son hospitalarios y amables. Nosotros, por ejemplo, que con mi esposo nos estamos mudando, y el casero se preocupaba de que estemos bien, de que no nos falten cosas. Los italianos tienen mucha curiosidad por el mate, hay un intercambio cultural constante, es un lindo desafío, pero claro que en un punto uno extraña su tierra.

 

Informe de domingo

Con el acento misionero por el mundo

Emprender nuevos rumbos para disfrutar y seguir creciendo

El posadeño que cocina comida argentina a domicilio en Colombia

La voz lírica misionera en Italia

“Decidí emigrar buscando oportunidades”

“Se aprende a amar un país”

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias