domingo 26 de septiembre de 2021
Cielo claro 28.7ºc | Posadas

Fue el responsable de una gran cantidad de envíos de droga que provenía de Paraguay

El polaco Polus, acusado de explotar la ruta narco de Misiones a Chile

Thierry André Polus fue apodado en su momento como el Rey de la Marihuana. La vida de un excéntrico personaje que se asentó durante años en su fortaleza en Mado

domingo 08 de agosto de 2021 | 6:05hs.
El polaco Polus, acusado de explotar la ruta narco de Misiones a Chile
A mediados de mayo de 2016, Polus acordó un juicio abreviado y fue condenado a cinco años y once meses de cárcel. Foto: El Territorio/Archivo
A mediados de mayo de 2016, Polus acordó un juicio abreviado y fue condenado a cinco años y once meses de cárcel. Foto: El Territorio/Archivo

Casi una década transcurrió, pero la huella de Slawomir Andrzej Polus, que también se hacía llamar Thierry André Polus, es perenne en la frontera norte de Misiones.

El ciudadano polaco nacionalizado francés llegó a ser considerado “Rey de la Marihuana” por las autoridades argentinas por haber liderado una organización narco internacional con base en Puerto Mado, cerca de la ciudad de Eldorado, sospechada de recibir en canoas -desde Paraguay- y transportar en camiones -hacia Chile- grandes cargamentos de marihuana.

Su fortaleza amurallada de acceso terrestre único y construida a orillas del río Paraná en un predio de alrededor de siete hectáreas rodeado de pinares donde para la Justicia forjó su base de operaciones debido a que tenía vía directa con el vecino país y conexión con la ruta nacional 12, sigue en pie aunque deshabitada desde hace varios años según algunos lugareños que lo tienen muy presente en la memoria.

La leyenda que se creó alrededor de Polus sugirió que desde ese punto organizó y financió su negocio narco, recibió a poderosos capos de la droga y que era constante el tránsito de importantes sumas de dinero que entraban y salían de dos cajas fuertes, pero los federales que siguieron sus pasos durante varios años nunca lo pudieron probar, más allá de que era reincidente y fue detenido en Misiones por su lazo con una carga de marihuana de poco más de 144 kilos, una nimiedad si se tiene en cuenta el mote que se ganó.

Lo que sí la Justicia pudo confirmar es que se movía todo el tiempo, que vivió también en Chile, en las afueras de la localidad de Granadero Baigorria, vecina a Rosario (Santa Fe), y que viajaba con frecuencia a Francia.

Se trasladaba en coches importados y volaba en primera clase hacia Europa al menos una vez por mes, pero cuando estaba en la tierra colorada se vestía campechano para no mostrarse distinto al resto.

Una condena y sólo sospechas
Polus, que arrastraba desde 2003 una condena por narcotráfico en Santa Fe, volvió a quedar en el radar de las fuerzas federales seis años después, en 2009, luego que se instalara en la famosa chacra que adquirió en la costa del Paraná.

En la zona Norte lo conocían como El Francés, caballero de poca comunicación que se movía en lujosos autos y residía en una propiedad rodeada de altos muros con guardias de seguridad.

Primero fue Gendarmería y luego la Policía Federal las que se ocuparon de seguirle los pasos, aunque nunca obtuvieron pruebas que permitieran a la Justicia Federal ordenar su detención.

Los investigadores sabían que El Francés abastecía de marihuana al mercado chileno pero, vaya a saber por qué motivo, les costaba interceptar esos millonarios envíos.

Desde su fortaleza, vía de ingreso de la droga, Polus mantenía contacto telefónico frecuente con su pareja, Mónica Patricia Demarre, que residía en Santa Fe y era otra pata importante de su banda.

En esos contactos familiares se centraron hasta que finalmente la investigación con escuchas directas dio sus frutos el 4 de febrero de 2013, cuando la Policía Federal detuvo cerca de Villa La Angostura un camión Iveco conducido por Alejandro Cárcamo, quien transportaba hacia Chile una carga de pasta de maní.

Hasta ese punto todo era legal, pero debajo de la carga lícita hallaron tres bolsas con 114 kilos de marihuana.

Se detectó porque horas antes Polus había dado una serie de instrucciones al camionero, que estaba ansioso por entregar rápidamente el envío en el país vecino. Pero nunca llegó.

El viaje terminó con su detención e incautación de la sustancia marcada como propiedad de El Francés.

Ese mismo día, en Eldorado, fue detenido Polus cuando iba a abordar su lujoso Audi junto a Héctor Padilla, un santafesino que era su hombre de confianza.

En Santa Fe fue apresada Demarre y dos meses después, en Chile, cayó Luis Arturo Silva Barra, nexo de la banda del otro lado de la cordillera.

Juicio abreviado y condena
Después de casi tres años de investigación y recolección de pruebas, el Tribunal Federal de Posadas iba a sentar en el banquillo a los miembros de la organización del Rey de la Marihuana en un debate que se anticipó iba a ser blindado por la peligrosidad de Polus, pero finalmente la fiscal Vivian Barbosa y la defensora oficial Susana Criado Ayán, acordaron un juicio abreviado luego de que todos los imputados admitieron su responsabilidad penal. Fue a mediados de mayo de 2016.

El acuerdo fue aceptado por el Tribunal, que confirmó la condena de Polus a 5 años y 11 meses de prisión por el delito de “transporte de estupefacientes en concurso ideal con el delito de instigación de contrabando de exportación de estupefacientes calificado”.

Fue confinado a la Unidad Regional del Norte, en Chaco, donde las investigaciones determinaron que siguió en el negocio de la droga conectado a la banda conocida como Los Lagartos, de Rosario.

La pena que acordó fue cumplida hace más de dos años pero en Misiones nunca más hubo noticias suyas ni tampoco lo vieron a ver.

En cuanto a su pareja, fue considerada partícipe necesaria y recibió una pena de 4 años y 10 meses de cárcel. El camionero 5 años y 6 meses de prisión. Padilla y Silva Barra, en tanto, fueron sentenciados a 4 años y 10 meses en una penitenciaría federal.

En el fallo, los jueces señalaron que en el expediente quedó corroborado que Polus tenía vínculos con personas con antecedentes por narcotráfico y sus movimientos fueron siempre sospechosos, pero nunca se pudo comprobar que el enigmático personaje se dedicara principalmente a organizar o financiar esa ruta internacional de la marihuana. Él también siempre lo negó.

 

De bandas y capos narcos: Historias y causas judiciales Contexto, encuadre y complicaciones para investigar a un líder narco El Comandante, el capo narco que hizo una escuela para lavar dinero El narco por quien pidieron reclusión por tiempo indeterminado

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias