sábado 12 de junio de 2021
Cielo claro 14.7ºc | Posadas

Cristian Sánchez, trabajador social y miembro de la Fundación Shekinah

“Lo primero que se hace es buscar el resguardo familiar”

En Jardín América, desde hace un año, la Comisión de Asistencia y Acompañamiento a Víctimas de Abuso Sexual y Violencia cumple un rol muy importante en la sociedad

domingo 30 de mayo de 2021 | 6:05hs.
“Lo primero que se hace es buscar el resguardo familiar”

Mediante la articulación con otros espacios que abordan la misma problemática, pero sobre todo con mucha vocación, desde hace más de un año quienes conforman la Comisión de Asistencia y Acompañamiento a Víctimas de Abuso Sexual y Violencia -dependientes de la Fundación Cristiana Shekinah de Jardín América- trabajan incansablemente en la asistencia, acompañamiento y contención a víctimas de abuso sexual. 

Uno de los referentes de la comisión, el licenciado en Trabajo Social y Jefe del Área Programática de la Salud N° 8, Cristian Sánchez (37), dialogó con medio y dio detalles del trabajo que se realiza desde dicho espacio.

En primera instancia remarcó que la labor se hace posible mediante el apoyo codo a codo con distinas áreas de acción social del municipio, la Dirección de la Niñez, la Defensoría del Niño, la Comisaría de la Mujer de Jardín América y el Juzgado de Instrucción Dos local. 

“Trabajamos en un proceso de predenuncia, denuncia y post denuncia. Nosotros tomamos conocimiento de una situación y vamos hasta el informante que no quiere denunciar. Si quiere denunciar bienvenido sea, lo acompañamos. Sino nosotros denunciamos y asistimos a la víctima y a su familia. Se hace el acompañamiento permanente”, empezó Sánchez.

Luego sostuvo que “la fundación también tiene psicólogos y varios programas para trabajar con la víctima. Tenemos un programa que se llama “Duele pero Sanará” que son encuentros de autoayuda y superación, son equipos de diez personas donde hay dinámica, hay material didáctico que se lleva a cabo”, recalcó.

En la actualidad la fundación Shekinah cuenta con su sede central en Jardín América, pero también tiene anexos en Puerto Leoní y Bernardo de Irigoyen. Tiene entre sus integrantes a pastores, trabajadores sociales y capellanes.

Resguardo familiar

Una vez que se hace la presentación ante la Policía “lo primero que se hace es buscar el resguardo familiar, o sino un referente afectivo, ya sea un padrino o una familia amiga. Nosotros acompañamos desde la comisaría hasta ese lugar. Además, la fundación cuenta con familias acogentes, familias abrigos, como le llamamos nosotros, que se ofrecen de forma voluntaria”. 

Sobre los motivos que impulsaron a la creación de la comisión, el referente comentó que a partir de su labor como trabajador social para el municipio y el constante contacto con casos de abuso, surgió tras un debate interno dentro de la fundación la necesidad de crear un espacio que pudiera dar una pata que aún faltaba incorporar en el proceso de acompañamiento. 

“Al tomar conocimiento de un caso, lo primero que hacemos es levantar el tubo y avisar a la directora de Acción Social, para ir en conjunto porque el abordaje tiene que ser administrativo”, agregó Sánchez, quien sostuvo además que por lo general lo que se recomienda a las personas es radicar la denuncia ante la Comisaría de la Mujer antes que en Fiscalía, ya que de esa forma se evitan ciertos pasos burocráticos.

Por otro lado, comentó que a partir de las distintas intervenciones se logra generar cierto temor en el abusador, y que si bien no se puede hablar de una reducción en la cantidad de casos de abuso, sí se puede decir de que “las personas se están animando más a contar estas situaciones”. Y añadió:“El abuso sexual es un flagelo que viene desde hace muchos años. Lo que veo es que hay un gran avance en los jóvenes, en los estudiantes secundarios, como que están tomando conocimiento y se están empoderando cada vez más”. 

Por otra parte, puntualizó que durante sus cuatro años recorriendo distintos espacios de ayuda y contención abordó más de 40 casos de abuso sexual. Y que existe un promedio de 10 casos por año, en donde en el 80 por ciento de los casos son abusos intrafamiliares. 

Otro aspecto que hizo hincapié fue la labor que se hace para erradicar distintas manifestaciones de violencia institucional que se siguen ejerciendo en algunas dependencias policiales.

Al respecto indicó que estas prácticas “siguen sucediendo y es por eso que próximamente se viene un taller que está destinado a ese tema (ver Yo te creo). Fue preocupante para nosotros, me ha tocado entrevistar a varias adolescentes que van a hacer la denuncia y no le toman la denuncia. No sé si por desconocimiento o por qué. De lo que carece el personal, por lo que observo, es de la cuestión humana”.


Yo te creo

En el marco de las actividades y proyectos que se realizan desde la Fundación Shekinah, el próximo 10 de junio está previsto la presentación del programa “Yo te Creo”, perteneciente a la comisión de asistencia a las víctimas y que consiste en la instalación de urnas en distintas instituciones, centros de salud y comercios adheridos. A partir de estas urnas, las personas que no se animen a denunciar, o sospechan de una situación de abuso, pueden dejar una nota de manera anónima para que los integrantes de la comisión puedan tomar intervención. La idea es poder retirar dos veces por semana estas cajas. 

Además, ese mismo día está programado que se lance una jornada de capacitación que cuenta con el apoyo de la Subsecretaria de Relaciones con la Comunidad y la intendencia de Jardín América y que tiene que ver con un taller denominado “Procedimiento de Intervención y Articulación de Situaciones de Abuso Sexual”. La intención es poder contar con un cupo de 100 personas dirigido a enfermeros y otros trabajadores de la salud. Uno de los motivos de la charla es concientizar sobre la importancia de que estos trabajadores esenciales realicen denuncias al tomar conocimiento de episodios de abuso, tal cual lo exigen su responsabilidad como funcionarios públicos. 

 

Informe de domingo

El drama de los abusos intrafamiliares

Números, factores de incidencia y claves para entender la problemática

Juzgados, con protocolos y oficinas especializadas

La ESI en las escuelas ayuda a que las víctimas puedan denunciar

"El docente tiene la obligación y responsabilidad de denunciar"

“Lo primero que se hace es buscar el resguardo familiar”

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias