miércoles 23 de junio de 2021
Nubes 20.8ºc | Posadas

La situación no mejora desde hace meses

Irigoyen: persiste la falta agua y se conformó un comité de crisis

La planta principal de la cooperativa no puede realizar un bombeo constante del líquido potabilizado, por lo que recorren los barrios repartiéndola en bidones

jueves 20 de mayo de 2021 | 6:04hs.
Irigoyen: persiste la falta agua y se conformó un comité de crisis
La cooperativa y los bomberos reparten el líquido por los barrios. Foto: FABIÁN ACOSTA
La cooperativa y los bomberos reparten el líquido por los barrios. Foto: FABIÁN ACOSTA

La falta lluvias sigue afectando la provisión de agua en Bernardo de Irigoyen, situación que en los últimos días se vio aún más agravada debido al escaso caudal en los principales reservorios de la cooperativa prestadora del servicio. También hubo una merma considerada en el caudal de los pozos perforados de la entidad.

En este contexto, la Cooperativa de Provisión de Agua Potable de Bernardo de Irigoyen Limitada (Coopabil), prestadora del servicio, y el municipio pidieron colaboración a otras instituciones y fuerzas vivas, por lo que se convocó a una reunión, que se desarrolló ayer, en la que se volvió a conformar un comité de crisis. De éste participan la cooperativa, el municipio, bomberos de la Policía de Misiones, Gendarmería Nacional, Ejército Argentino y Bomberos Voluntarios.

En un trabajo coordinado y en conjunto entre todas las instituciones integrantes del comité llevará agua a los barrios más afectados por la problemática. También se empezó a reforzar el abastecimiento de los tanques de cada barrio, ya que desde la planta principal no se puede realizar un bombeo constante.

Con el poco caudal de agua en los reservorios, el bombeo se redujo a menos de la mitad del horario normal, que era las 24 horas con su caudal al máximo y sin inconvenientes de energía.

Si bien a través de los pozos perforados con que cuenta la entidad en distintos puntos de la ciudad se está sectorizando el bombeo, tampoco es suficiente, ya que a falta de lluvias, esas perforaciones también bajaron considerablemente su caudal y se vuelve imposible el abastecimiento completo.

Hay vecinos que tienen la posibilidad de buscar agua con sus vehículos particulares o pagar un flete, pero la mayoría no corre con la misma suerte y debe esperar que les llegue el agua de la red, que a veces tarda un día dos o hasta una semana en muchos casos.

El presidente de la Coopabil, Arlindo Pianowski, manifestó a El Territorio: “Nos reunimos los integrantes del Comité de Crisis porque la situación se agravó y estamos en emergencia hídrica por la falta de precipitaciones”.

Y continuó: “Bajó considerablemente el caudal de nuestros reservorios, lo que impide bombear el tiempo normal, que es entre 20 a 24 horas por día, eso con un caudal al máximo y si no hay inconvenientes con la energía eléctrica, pero ahora se bombea muy pocas horas por día”.

Menos caudal

Además explicó que los pozos perforados también disminuyeron mucho su caudal. “Hoy nos encontramos con que la mayoría de los barrios del pueblo están sin el líquido vital, por eso los bomberos voluntarios y de la policía están cargando constantemente los tanques elevados de los barrios, pero no damos abasto, tenemos un camioncito de la cooperativa que está llevando agua a la gente, pero tampoco llegamos a muchos lugares. Por eso convocamos al Comité de Crisis y se acordó ir llevando agua a los barrios con los medios que cada institución puede aportar para ir paleando esta situación de la emergencia hídrica”.

“Lamentablemente la falta de agua afecta a muchos lugares y contamos con la colaboración de la provincia, pero tampoco podemos dar abasto. El tema es que hoy el problema es la falta de lluvia, necesitamos lluvias abundantes y de manera urgente”, señaló Pianowski.

Por su parte, el intendente Guillermo Fernández mencionó: “Estamos trabajando para asistir a la población con el líquido vital en medio de esta crisis hídrica y agradecemos a todas las instituciones que están colaborando, desde la Provincia también siempre tuvimos el apoyo del gobernador, que nos facilitó varias perforaciones. Pero acá coincidimos todos, el problema más grave es la falta lluvias, nunca pasó un verano y un invierno seguido sin lluvias, van seis o siete meses sin muchas precipitaciones y también los pozos perforados bajan su caudal”.

A los vecinos les pidió “que nos sepan entender, seguramente los años venideros van a venir inversiones importantes a cada zona e iremos dando una solución de fondo al problema, pero ahora está el comité de crisis para ayudarnos unos a otros y asistir al pueblo”.

“Las colonias también están sufriendo la falta de agua y son muchos los pedidos para la construcción de bebederos y limpieza de tajamares”, finalizó Fernández.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias