jueves 03 de diciembre de 2020
Muy nuboso 27ºc | Posadas

El ajedrez fue pionero en el retorno a la competencia

La adaptación a los nuevos tiempos virtuales

Deportistas y clubes misioneros se vieron obligados a utilizar las plataformas digitales para no perder pisada en este año atípico. Zoom, la más solicitada

domingo 15 de noviembre de 2020 | 5:00hs.
La adaptación a los  nuevos tiempos virtuales

Por supuesto que el ritmo de competencia tuvo que mutar desde el comienzo de las restricciones en el deporte. En ese proceso de adaptación fue la herramienta virtual la encargada de tomar el protagonismo de escena en tiempos de pandemia.

Desde Zoom hasta SportData, las plataformas digitales permitieron mantener viva la llama y desde la comodidad del hogar, algo inédito que sirvió de salvavidas en este hundimiento lento e inevitable.

El deporte misionero se anexó al mundo virtual allá por abril y mayo, cuando el Covid-19 obligó a cerrar las puertas de las canchas, polideportivos y centros de entrenamientos.

Los primeros en descubrir la alternativa virtual fueron los deportes colectivos. Tanto el fútbol como el hockey aceptaron la realidad, dejaron de mirar hacia atrás y tomaron las soluciones globales para seguir caminando en la oscuridad absoluta.

Crucero del Norte fue uno de los pioneros mediante el servicio de videoconferencia Zoom. En aquel momento, cuando el plantel todavía no se había desarmado, el profesor Nelson Kleiniving utilizó la herramienta para reunir virtualmente a todos los jugadores de manera semanal y controlar las rutinas que cada uno ejecutaba desde su casa.

Esto fue posible hasta julio, cuando la marea de la incertidumbre se llevó puesto a las arcas económicas de muchos clubes del interior del país, entre ellos al Colectivero.

Las Mamis’s Hockey también se sumaron a la contienda por Zoom, seguido de los deportes individuales. En tenis, por ejemplo, el posadeño Ezequiel Monferrer (tenista con más proyección de Misiones) utilizó el patio de su casa para llevar adelante las actividades físicas y deportivas. 

“Pude montar un minigimnasio en casa con discos, con barras de salto, con mancuernas y con materiales de equilibrio que habitualmente ocupamos con el equipo. Además, me las ingenié poniendo un colchón contra la pared para que la pelota merme la velocidad en el rebote y es ahí donde hago frontón, con la fuerza adecuada”, remarcó Eze, hoy ya jugando en el circuito profesional de la ATP.

“Entrené muy bien. La parte física fue la misma; hicimos videollamadas con el preparador físico todos los días. Él me pasó una lista y controló lo que hacía, así nos arreglamos”, recalcó. “También trabajamos con la psicóloga de la misma forma, coordinando los horarios. Estuve bien organizado, es lo más importante... hicimos lo posible para mejorar y no perder ritmo”.

El retorno de las competencias

Pero había que dar un paso más hacia la nueva normalidad y para eso la competencia tenía que volver. El ingenio no tardó en manifestarse, siempre basándose en lo que hasta el momento había dado resultado.

El ajedrez hizo su jugada maestra con anticipación, creando torneos virtuales antes de la llegada del Covid-19. Utilizando los servidores gratuitos Lichess.org y Chess.com, los pensadores fueron los primeros en volver a competir en Misiones y casi que sin mayor inconveniente alguno.

Entre ellos estuvo el grupo Peones y Alfiles, de Villa Sarita. Bajo la tutela de los profesores a cargo de Christian Argüello, los chicos se sumaron a los distintos torneos organizados por la Federación Misionera (Femida).

“En principio costó bastante, tuvimos que dar una vuelta de timón y acomodarnos a la situación”, remarcó Argüello. “Hablamos con los profes para acomodarnos a los horarios de los chicos, flexibilizarnos”, agregó.

Lejos de perder ajedrecistas principiantes, Peones y Alfiles logró reinventarse para sumar alumnos a la causa ¿Cómo? Incentivando la competencia con torneos internos. 

Respecto a la comparación entre la competencia presencial y virtual, los propios protagonistas marcaron las diferencias. “No es lo mismo. Es una tensión constante, porque cuando jugás presencial no le prestas atención al tiempo, y en el formato virtual sí, el reloj está al lado del tablero”, dijo Geraldine Gorosito, jugadora de 12 años, con experiencia en eventos internacionales.

Por su parte, Candela Espíndola, también sub 12, coincidió con el concepto: “El reloj virtual te avisa que se te acaba el tiempo, es una desventaja. Además en la computadora podés ver tu jugada, dependes de ella. Con lo presencial pensás más y lo calculás en tu cabeza”. 

Reflejo y a seguir

Los demás deportes observaron pacientes esta nueva modalidad, mutando las formas para volver a vivir esa adrenalina que se perdió con la pandemia.

Así, el automovilismo tuvo su versión virtual con simuladores en la casa de cada piloto y transmisiones en vivo para todo el país. En agosto, por ejemplo, el Turismo Carretera fue televisado por la TV Pública con un pico de hasta 2,8 puntos de rating, casi lo mismo que una carrera real. 

“Fue una experiencia muy buena, la sensación y la exigencia física es muy diferente, está bueno e incluso es más complicado que la realidad”, apuntó el obereño Carlos Okulovich.

La Asociación Corredores Turismo Carretera (ACTC) trabajó en conjunto con las empresas eMotorsport y Autódromo Virtual, lanzando su propio torneo convocando a los pilotos para competir con el software oficial de TC. Fue un verdadero éxito.

Poco a poco las disciplinas se insertaron a la era virtual en Misiones, entre ellos el patín artístico, el boxeo y el taekwondo. Este último vivió a mitad de año el primer torneo virtual de formas de la Federación Argentina de Taekwondo ITF, evento pionero del continente que contó con la participación de más de 1.280 taekwondistas de todo el país, incluyendo la provincia.

Mediante la plataforma SportData, Argentina fue el segundo país del mundo en implementar este tipo de torneo y dojos importantes de la Tierra Colorada dieron presente con resultados más que confortables. En Posadas, por ejemplo, casi 70 taekwondistas fueron de la partida para el Instituto Club Alemán y el Centro de Entrenamiento.

“Hemos visto videos grabados en terrazas, en las plazas, en patios y dentro de las casas. Quedó demostrado que el taekwondo es familia y cuando se quiere se puede”, remarcó el vicepresidente de la Federación Misionera de Taekwondo ITF, Héctor Zuza (Maestro 7° Dan).

Con el panorama un poco más claro, la historia dirá que en el 2020 la tecnología fue vital para los deportistas y seguramente ocupará un lugar más que importante a futuro. La página ya está escrita y, de no haber una mejora sanitaria, el 2021 estará preparado para el amanecer virtual.

 

2021 recargado

Meta reprogramada para Hartkopf

Los Juegos Deportivos, un oasis para los valores locales

A la habitual incertidumbre se sumó la pandemia

La llegada a la Liga Nacional, toda una aventura para OTC

La adaptación a los nuevos tiempos virtuales

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Temas de esta nota
Te puede interesar
Ultimas noticias