Termina el rodaje del film misionero Cara Sucia

Martes 29 de marzo de 2011 | 09:00hs.
Film "Cara sucia". | Foto: Gentileza.


Hoy se rodará la última de las tomas que compondrán las escenas del film Cara Sucia, con la Magia de la Naturaleza, que dirige el misionero Gastón Gularte y durante los dos últimos meses se rodaron íntegramente en Misiones.

En el municipio de Garupá, en un bar, se terminará el proceso de rodaje de la película que a lo largo de su periplo por distintas localidades de la Provincia de Misiones fue recogiendo imágenes que irán hilvanándose con la historia en una producción que busca plantear el respeto por el medio ambiente tomando como escenario a uno de los puntos naturales y de conservación ambiental más cuidados de Argentina. Pero además, tomando como eje de la ficción a la vida de un grupo de chicos que, en las aventuras propias de sus años de niñez descubren el desenfreno y la codicia con a menudo son tratados los frutos de la naturaleza.

La filmación de Cara Sucia, que recorre en su fotografía los más significativos rincones de Misiones, comprendió una compleja selección de escenarios que, convertidos en locaciones de la película, fueron sirviendo de marco a las tomas de la obra compuesta, escrita y dirigida por Gularte.

D
esde el extremo norte con las Cataratas del Iguazú hasta la mismísima capital Posadas, numerosos atractivos fueron dando marco a la historia que protagoniza Mariel (Isabella Caminos) acompañada de sus amigos, padres, abuelo y hermano y todo el entorno natural que propone la flora y fauna de la Provincia.

Allí, en medio del tupido verde de la selva, los vecinos de un pequeño poblado descubrirán cómo una multinacional se propone arrasar con el monte nativo en su ambiciosa búsqueda de poder material.

Melany (Laura Novoa) será quien haga frente y lleve adelante la codiciosa empresa que pretende dejar de lado todo aquello que se le interponga en la perversa misión.

Pero los niños, unidos ante el espanto de la invasión de las potentes máquinas depredadoras, irán encontrando la magia que les permita hacer frente a tal ataque y así poder defender su hábitat y el de cientos de especies animales y vegetales.

En esos términos plantea Gularte su puesta y apuesta, a la reflexión, el compromiso y la difusión de las tan necesarias tareas de solidaridad con los recursos naturales, enmarcadas en una película de aventuras, acción y entretenimiento encarnada por niños y sus a veces desesperanzadas familias.

La tarea

Más de 60 personas compusieron el equipo de rodaje que llevó adelante la filmación de Cara Sucia. Una idea que con casi tres años de puesta en marcha concluye con su etapa de mayor complejidad y despliegue, la de los últimos dos meses, la más costosa y sacrificada, la de la realización fílmica que ahora dejará paso a la post producción.

En el largo camino por recorrer también intervendrán las ambiciosas ideas que llevaron a que el film de Gularte cuente con animación, combinada con imágenes reales, una tarea casi inimaginada tiempo atrás para las escasas producciones cinematográficas hechas en lo más profundo del interior de Argentina.

Aporte comprometido

Como si las particularidades de Cara Sucia fueran pocas, se convertirá en la primera película del país en la que un canal de televisión estatal de una provincia participa como co-productor en un proyecto de cine, aportando un valioso soporte en recursos sin el cual hubiera sido muy difícil plantear el aventurado plan. La participación de Multimedios SAPEM, empresa estatal de medios del estado de Misiones, marco un hito en la colaboración de medios públicos del interior en producción cinematográfica.

A ello se suman los larguísimos esfuerzos del equipo técnico y actoral y la contribución del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales INCAA y los productores asociados Doñana Producciones (España) y Essence Film (Suiza - Alemania).

Nombres propios

En el elenco de la obra, elegidos con mucha dedicación y horas de trabajo en castings, un puñado de chicos encarnaron los personajes centrales de la historia. Los niños Isabella Caminos Bragatto (la protagonista), Matías de Jesús, Karen Slabcow, Vladimir Krauczuk y David Rodríguez Pérez (de España).

Las figuras de renombre llegaron por parte de la presencia de Laura Novoa, Gustavo Garzón, la española Ana Fernández, el paraguayo Jesús Pérez, el misionero Iván Moschner y hasta la diseñadora Miuki Madelaire, entre otros de los que pasaron por el set.

Cara sucia se someterá ahora a la etapa de animación y efectos a realizarse en el exterior del país. Unos 16 meses se estima transcurrirán hasta la fecha del estreno.

Sabor final

Pese a que la película permanecerá bajo largos meses en etapas que aún resta llevar a cabo, la culminación de un rodaje siempre lleva al set de filmación la sensación de final, es el punto donde culmina la labor de numerosos actores, técnicos y colaboradores, se cierra un ciclo vital para la realización de cualquier filme, el director dejará su inseparable cámara y equipo de trabajo para sentarse por eternas jornadas con algún realizador, un director de animación en este caso y los editores finales de la obra. Se pasa sin dudas del campo de la acción directa al minucioso trabajo de delinear detalles, definir puntos decisivos e inventar retoques y aprontes para la terminación del proyecto. Se apagarán las luces, se silenciarán megáfonos y dejarán de escucharse las indicaciones del asistente de dirección. Ya nadie volverá a decir ¡Acción!