viernes 12 de abril de 2024
Lluvia ligera 19.7ºc | Posadas

Picadas de motos, en el centro de la escena

Adrenalina, riesgo y una trampa mortal

La muerte de un motociclista que corría por las calles de Montecarlo reactivó el debate. La moda del “Domingrau”, los picódromos y las secuelas en la salud

domingo 25 de febrero de 2024 | 6:08hs.
Adrenalina, riesgo y una trampa mortal
Foto: Natalia Guerrero
Foto: Natalia Guerrero

Los jóvenes desafían a la vida por naturaleza. Y muchas veces sus actos son gobernados por un impulso inconsciente que busca satisfacer la adrenalina. Las picadas ilegales son una demostración de esto y se han convertido en una problemática creciente en la provincia, sobre todo en localidades del interior. Estos eventos, caracterizados por carreras callejeras no autorizadas, representan un peligro latente para la seguridad vial y la vida de quienes participan.

Tan sólo días atrás, un joven de 17 años de Montecarlo perdió la vida en lo que se presume fue una picada sobre la avenida El Libertador, un espacio que se convirtió en un lugar común para estos eventos que ponen en riesgo la seguridad. Según registraron las cámaras de seguridad, dos jóvenes circulaban a una velocidad excesiva sin los elementos de seguridad correspondientes, y perdieron el control.

Cualquier ruta, calle o avenida se puede convertir en minutos en una pista de carrera, poniendo en juego la vida propia y de terceros. Foto. Natalia Guerrero

Así como en Montecarlo, en las siguientes páginas de este informe, El Territorio se adentra en la creciente problemática tomando como referencia la actual situación en localidades como  Puerto Libertad donde se registran picadas por la noche en calles poco concurridas del pueblo o sobre tramos de la ruta 12; además una queja recurrente son los escapes adulterados que producen una fuerte explosión en cada acelerada, molestando a los vecinos. Allí, en espacios pocos vigilados y a altas horas de la noche, las calles y rutas se vuelven corredores de la muerte.

En otro caso, a finales del mes pasado, la Policía de Misiones detectó, mediante las cámaras del 911 que motociclistas realizaban picadas en Loreto, poniendo en riesgo sus vidas y la de terceros. Ante esta situación intervinieron, secuestraron cinco motocicletas, detuvieron a tres hombres y demoraron a dos adolescentes que realizaban maniobras peligrosas.

Estas picadas son ilícitas y están contempladas en el artículo 193 bis del Código Penal de la Nación, allí se prevé una pena con prisión de seis meses a tres años e inhabilitación especial para conducir por el doble del tiempo de la condena, para quienes participen de pruebas de velocidad o de destreza con un vehículo. Esto parece no frenar a conductores que se convocan en los eventos para ponerse a prueba y desafiar a contrincantes.

Lo cierto es que detrás de cada joven que asiste a una picada clandestina hay una familia que vive con la incertidumbre de no saber si recibirán la noticia con final fatal o deberán acompañar a su ser querido en lesiones con consecuencias de por vida.

Impacto en el sistema de salud

Las colisiones a alta velocidad tienen un impacto extremo en el organismo, más aún cuando el cuerpo está expuesto como en el caso de las motocicletas. Este medio dialogó con Roberto Gisin, profesional responsable del servicio de Kinesiología y Rehabilitación del Hospital Ramón Madariaga y coordinador del Banco de Prótesis de Misiones, quien catalogó a los accidentes de moto como una nueva epidemia.

Luxaciones, esguinces, fracturas, amputaciones, pérdidas de capacidades motrices y en el habla a causa de traumatismos de cráneo por no llevar cascos -o el uso de protección no homologada o vencida-, paraplejia o cuadriplejia, son algunos de los escenarios que se presentan a diario en Emergencias, área Crítica y Terapia Intensiva de los hospitales con derivaciones de toda la provincia producto de los siniestros viales.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), en el mundo anualmente se pierden aproximadamente 1,35 millones de vidas como consecuencia de los siniestros viales; entre 20 millones y 50 millones de personas sufren traumatismos no mortales; y una proporción de éstas padece alguna discapacidad permanente.

Nuestro país, por su parte, no se encuentra ajeno a esta problemática de nivel mundial. Las lesiones de tránsito son la primera causa de muerte entre jóvenes de 15 a 34 años, según datos de la Dirección de Estadísticas e Información en Salud (Deis) del Ministerio de Salud de la Nación.

Según se desprende del informe de Siniestralidad vial del 2022 -último disponible- en Misiones se reportaron 206 siniestros fatales y 236 víctimas fatales en el lugar del hecho. La provincia quedó en cuarto lugar entre las jurisdicciones con más ocurrencia de siniestros fatales.

Además, informes de la Agencia Nacional de Seguridad Vial muestran que en Argentina se observa una tendencia creciente en los niveles de siniestralidad vial con víctimas no fatales.

A continuación, los pormenores de esta preocupante realidad y las comunas que le encontraron una solución.

 

Informe de domingo

Una problemática social que puede penarse con hasta tres años de prisión

Fuertes controles en Jardín América y Capioví

“Domingrau”: el peligro de las acrobacias en dos ruedas

“Hay casos con traumatismo de cráneo que tienen secuelas toda la vida”

Impacto de siniestros viales en el sistema de salud

Montecarlo: otra estrella que se suma al pavimento

Puerto Libertad: escapes ruidosos e infracciones

Varias localidades encontraron soluciones con los picódromos

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias