domingo 14 de abril de 2024
Nubes 22.9ºc | Posadas

Análisis sobre el auge del brote de dengue

La pobreza y la urbanización, causas que aceleran el estallido de casos

El infectólogo Tomás Orduna apuntó al crecimiento urbano desorganizado. Además hizo especial hincapié en la circulación viral ininterrumpida que hubo en el 2023

domingo 21 de enero de 2024 | 6:05hs.
La pobreza y la urbanización, causas que aceleran el estallido de casos
Tomás Orduna es médico infectólogo y fue docente de la Universidad de Buenos Aires.
Tomás Orduna es médico infectólogo y fue docente de la Universidad de Buenos Aires.

El año 2023 tuvo una particularidad: no se cortó la circulación viral. Es decir, que en algunos lugares del país hubo casos de dengue incluso en invierno. Este representa uno de los principales factores que incidieron en el brote epidémico que atraviesa Argentina en la actualidad.

“Tenemos circulación, sobre todo en el Nordeste (NEA), porque no tuvimos fundamentalmente en esa región un parate de circulación ni aún en pleno invierno de julio, agosto y ya después arrancó la primavera y seguían los casos. Y ahora van in crescendo. Si uno mira los números, y si queremos no podemos sesgar simplemente a Argentina, el año 2023 fue el año con mayor registro de contagios en toda América Latina, básicamente, pero si uno mira lo que pasó con el epicentro en Sudamérica, tiene el registro de casos a la cabeza Brasil con el 80% de los diagnósticos, el brote más importante desde que hay registros. Evidentemente, lo que va habiendo es una expansión de la presencia del mosquito Aedes aegypti, cada vez en más escenarios, en más pueblos, en más ciudades y, probablemente, en mayor cantidad de criaderos dentro de cada ciudad. Esto es, de alguna manera, como ya se mencionó en otras oportunidades, la lucha contra el Aedes aegypti, que estamos lejos de ganarla”, explica en diálogo con El Territorio el infectólogo Tomás Orduna, miembro de la Sociedad Argentina de Infectología (Sadi) e integrante del comité de expertos que tuvo por misión brindar asesoramiento al gobierno nacional en la pandemia desatada por el Covid-19.

Los bloqueos sanitarios en Posadas se volvieron frecuentes. Foto. Natalia Guerrero

Orduna se jubiló el año pasado del Hospital Muñiz, donde trabajó durante 42 años y también de la Universidad de Buenos Aires (UBA), donde dio clases sobre Enfermedades Infecciosas durante 31 años.

Y así como la circulación viral ininterrumpida es un factor detonante, la urbanización y la pobreza también influyeron en este escenario epidemiológico que marca un nuevo precedente.

Urbanización desorganizada

“Cuanto más urbanización, y si esa urbanización tiene fuertes componentes de desorganización, lo que tiene que ver con el crecimiento inorgánico, no planificado, con mucha pobreza, habrá más criaderos. Todo esto -en referencia al brote- se acompaña de pobreza; porque no hay brotes importantes de dengue en Miami, porque hay una diferencia socioeconómica. Al igual que en la costa Sur europea por ahora, o en  Italia que tuvo este año 2023 varios brotes de dengue en varias regiones pero todos muy acotados. Un territorio urbano empobrecido es un factor fundamental en este contexto, porque cuanto más empobrecimiento probabilísticamente más criaderos de Aedes aegypti van a haber”, sentenció Orduna.

“Porque por ejemplo, falta agua potable de manera adecuada y hay que juntarla, no hay disposición adecuada de lo que implican los residuos urbanos generados por el humano, porque en la vía pública hay muchos lugares donde potencialmente se acumulan recipientes que pueden permitir la reproducción del Aedes. Sin duda que la pobreza, y eso ya lo han dicho grandes expertos como el cubano Erick Martínez, es uno de nuestros referentes; la pobreza es un factor fundamental para que sigamos teniendo tanto dengue”, sostuvo.

“No se hizo lo suficiente”

En esa línea reflexionó: “Tengo la sensación de que no se ha hecho lo suficiente. Yo creo que abogamos siempre por la necesidad del compromiso de cada persona, de la comunidad organizada y de los Estados conduciendo. Esto es la lucha frontal contra el Aedes aegypti, pero creo que no lo estamos haciendo de manera fuertemente comprometida. Es muy arduo el trabajo porque -por ejemplo-  un recipiente que puede ser una latita de lo que se le ocurra, donde ingrese agua, el agua esté fresca, a la sombra y desobe una hembra de Aedes, coloque huevos ahí, diez días después va a dar eclosión a nuevos adultos y así sucesivamente. En ese sentido no veo un compromiso en términos de comunidad poderosamente organizada y tampoco una fuerza desde los Estados en conducir esa lucha contra los vectores”.

“Tenemos momentos en que la reproducción de mosquitos se favorece con el fenómeno de El Niño; sin embargo hasta la primavera prácticamente estuvimos bajo la influencia del fenómeno de La Niña. Tuvimos una fuerte seca en la región central del país pero en otros lugares de América Latina o de América del Sur estuvo lloviendo mucho. Entonces están claro cuáles son las cosas que favorecen. Y tiene que haber mucho mosquito para que haya mucha transmisión y somos muchos los susceptibles y nos vamos a infectar. Y también hay algo fundamental, no es un sólo virus, son cuatro: DEN-1, DEN-2, DEN-3 y  DEN-4”, señaló el especialista.

Consultado si es posible cuantificar los casos de reinfección, teniendo en cuenta que en Misiones, por ejemplo, en el último brote circuló DEN-1 y en la actualidad circula DEN-2, considerado el más grave, respondió: “No sé si se puede cuantificar, se puede tener una idea cuando hubo en una región durante los últimos tres o cuatro, cinco brotes, por ejemplo, serotipo 1 y ahora hay serotipo 2 o serotipo 3, puede inferir que sobre la base de muchas personas que tuvieron uno ahora van a tener otro; pero no cuantificar con metodología científica”. 

 

Informe de domingo

Dengue: los cinco factores del brote más agresivo

La pobreza y la urbanización, causas que aceleran el estallido de casos

“La tendencia del Aedes es adaptarse al frío y se expande al sur del país”

Reinfección y el relato de un dolor indescriptible: “No podíamos caminar”

Ayer el dengue se cobró una nueva víctima en Misiones

Baldes y macetas, los principales criaderos de mosquitos detectados

La vacuna, una esperanza en medio del brote

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias