¿Querés recibir nuestras alertas de noticias? Entrá y enterate como recibirlas

El aspirante a la vicepresidencia estuvo en Posadas como parte de la gira federal

Randazzo contra la grieta y Morales por un plan federal

Quien integra la fórmula encabezada por Schiaretti instó a decidir el voto tras analizar la gestion de los precandidatos. La senadora Alejandra Vigo brindó una charla
jueves 03 de agosto de 2023 | 8:15hs.
Randazzo contra la grieta y Morales por un plan federal
Randazzo contra la grieta y Morales por un plan federal

Florencio Randazzo, precandidato a vicepresidente por Hacemos por Nuestro País, estuvo ayer en Misiones impulsando el espacio que lleva como aspirante a la presidencia a Juan Schiaretti. Abogó por volver a enfocarse en la producción y el trabajo y la necesidad de actualizar la doctrina del peronismo, para generar más empleo, inclusión, educación y generación de riqueza. Resaltó la importancia de tener candidatos con historia, en alusión a Schiaretti, que está a punto de concluir su tercer mandato como gobernador de Córdoba.

Representó la primera llegada a Misiones de Randazzo como precandidato y forma parte de su gira federal. Estuvo acompañado por la senadora nacional de Córdoba Alejandra Vigo, quien es a su vez presidenta de la Obra Social Nacional del Sindicato de Amas de Casa de la Argentina (Ossacra), además de dirigentes de Misiones: el precandidato a diputado nacional Abel Motte y Vanessa Brito, rectora del Instituto de Estudios Superiores de las Misiones de Wanda, además de Laura Jacobassi aspirante a parlamentaria del Mercosur.

Randazzo brindó una conferencia de prensa en el salón auditorio de la Universidad de la Integración Sudamericana (Unisud), sobre avenida Mitre, donde además se llevó a cabo el del conversatorio “la mujer argentina, protagonista esencial de un nuevo país”, a cargo de Vigo.

 Previo a ambas actividades, Randazzo dialogó de manera amplia con El Territorio.

 Cuando formó parte del primer gabinete de Cristina Fernández de Kirchner, se lo recuerda por aquella reforma política de 2009, que permitió instituir la realización de las elecciones primarias abiertas, simultáneas y obligatorias (Paso). Viendo en perspectiva y tras numerosos debates, ¿cómo analiza la vigencia de las primarias?

 Hecha la ley, hecha la trampa. En general, la intención que tuvo fue que el conjunto de la ciudadanía participase en la elección de los precandidatos de las fuerzas políticas, para que esa decisión no quedase en manos solamente de los afiliados de los partidos políticos, ese es un aspecto importante. El otro aspecto de la ley tuvo que ver con la publicidad audiovisual en épocas de campaña gratuita, para que los partidos chicos o grandes, independientemente de las condiciones económicas que tuvieran, permitiesen que su propuesta se conociera en toda la ciudadanía; esos fueron los dos aspectos. Después qué pasó: cada partido político, diríamos - en general- fue violando esa ley conformando otros partidos para ir por fuera de la Paso, para no competir en el mismo espacio. Y quienes estamos afuera, en general, se hace muy costoso de pasar por dos elecciones, como ahora del 13 de agosto, que hay que sacar más del 1,5% del total del padrón, y después la elección del 22 de octubre.

¿Cómo se entiende un primer apego y luego el desapego y críticas al kirchnerismo?

 Yo me fui hace muchos años del kirchnerismo, hace ocho años, porque ya tenía diferencias importantes. El kirchnerismo fue una fuerza política que en un momento fue inclusiva, de hecho, tuvo como candidato a vicepresidente a una figura como Julio Cobos, que había sido gobernador en la provincia de Mendoza; terminó siendo una fuerza expulsiva del resto de los sectores, terminó siendo un grupo de fundamentalistas, sin idea de lo que pasa en el mundo y con poca gestión y los resultados están a la vista.

 Entonces defiende al peronismo….

 Y creo que el peronismo es una fuerza política de inclusión, que ha hablado históricamente de la producción, del trabajo, del ascenso social, de la calidad educativa, y todo eso se ha abandonado. Así que yo hace años he tomado distancia -del kirchnerismo- y lamentablemente el tiempo me ha dado la razón. Además, me parece que la Argentina primero tiene que dejar de mirar el pasado permanentemente para mirar el presente y el futuro. Nosotros con Juan Schiaretti  pretendemos ser una fuerza política de opción a la grieta, nos parece que la grieta ha traído más dificultades que la Argentina tenía, nos parece que la grieta deja las posibilidades de encontrar soluciones a los problemas, la grieta es un negocio de la dirigencia política que gira en una órbita diferente a la que gira la sociedad preocupada por la inflación, por la inseguridad, por la falta de calidad de los servicios que presta el Estado. Entonces, me parece que debemos discutir el presente y el futuro en la Argentina, cómo hacemos un país más normal, cómo hacemos para que la Argentina tenga la inflación que tienen nuestros vecinos, Paraguay, Brasil, Uruguay, Perú, y eso es posible. Es posible mejorar la educación argentina, generar una Argentina que en realidad se premia al que trabaja.

 ¿Qué se define en estas elecciones?

 Es muy importante que se entienda -a la hora de votar- en la gestión, qué hemos hecho cada uno. Schiaretti ha sido un gran gobernador en la provincia de Córdoba, de hecho acaba de ser ratificado un hombre de él en la última elección para darle continuidad a ese proceso de gestión que inició, que tiene que ver con el respeto a las instituciones, con el respeto a la libertad de prensa, con el respeto a la división de poderes, con la visión de un Estado austero y moderno que fije prioridades. La Argentina debe fijar prioridades en seguridad, salud, justicia y educación. ¿Nosotros qué decimos? Tanto mercado como sea posible y tanto Estado como sea necesario. Y después, un plan de obra pública como el que ha tenido Córdoba, para darle competitividad a la economía, que eso incluyó red de autopistas, gasoducto, conectividad. La Argentina necesita generar primero riqueza, inversión y trabajo y exportar. Ese es el modelo que nosotros defendemos. Yo soy un hombre de gestión. Los misioneros han podido sacar el documento en forma rápida y sencilla, un documento moderno, simple, a un costo muy bajo. Hemos hecho el pasaporte, documento de viaje. Hemos iniciado el proceso de transformación más importante en materia ferroviaria, bueno, de hecho, acá pusimos el tren Posadas-Encarnación; mejoramos la política migratoria, la tarjeta Sube, de eso se trata. Cuando la gente va a votar, me parece que deberíamos poner un ojo en quiénes son los precandidatos, cuál es su historia y si resiste el archivo. Yo soy un hombre que resiste el archivo. Estuve en el kirchnerismo, pero ¿sabe qué?, cuando estaba en el gobierno siempre decía que era peronista. Inclusive a Cristina no le gustaba mucho esto. ¿Por qué? Porque yo sentía en realidad mi pertenencia a una idea que quería sostener durante mi distancia política y porque creía que era necesario mantener lo de la palabra, la pertenencia a un núcleo de ideas que, por supuesto, como le decía recién, seguramente hay errores y aciertos, todos los gobiernos tienen aciertos y errores. Lo que es cierto es que la Argentina viene de hace más de 10 años y no crece, tenemos 20 millones de pobres, tenemos una inflación de 150%, cuando podemos volver a ser un país mucho mejor.

 ¿Se puede gobernar y se puede respirar con esta deuda pública que tiene Argentina con el FMI?

 Eso es parte del relato. Este gobierno está insistiendo en el problema de la deuda. Está claro que el gobierno de Juntos por el Cambio ha cometido un gran error nuevamente, endeudar a la Argentina. Ahora, lo que no es menos cierto es que este gobierno no le ha pagado un solo peso al fondo en tres años y medio, no ha sido una limitante la deuda del fondo para crecer, no le mientan más a la gente, el relato del gobierno es increíble. Ahora, con el Fondo hay que llegar a un acuerdo que podamos respetar a mediano y largo plazo y que el compromiso de pago no estrangule la posibilidad de que la Argentina crezca. Creemos que la Argentina tiene que volver a pensar en la producción y en el trabajo. No hay salida. Mire, los planes no son una salida. A medida que aumentaron los planes aumentó la pobreza. Hay que volver a reconstituir la cultura del trabajo, del esfuerzo, de la meritocracia en la Argentina.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?